Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Joven pintor cubano atrae atención de especialistas

Autoridades chinas expresaron hoy satisfacción por la participación del novel artista cubano Asniel (Chuli) Herrera

Autoridades chinas expresaron hoy satisfacción por la participación del joven pintor cubano Asniel (Chuli) Herrera en un programa de residencia de artistas latinoamericanos que coincidió con Meet in Beijing, el principal encuentro anual de las artes en esta capital, reporta desde Beijing la agencia Prensa Latina.

Benjamin Yin, directivo de una importante empresa del Ministerio de Cultura de China creada en 1950, reconoció que "hemos tenido mucha suerte en contar con este joven en nuestro programa y debo decir que tiene mucho talento".

Yin, director de una de las divisiones de la agencia China International Exhibition, que está encargada de promover el intercambio con el mundo a través de las artes, señaló que Herrera posee una visión y ángulo particulares que refleja en su obra, algo diferente de otros artistas.

A juicio del especialista, este joven cubano oriundo de Camagüey hizo una presentación en la cual logró captar la esencia de la cultura milenaria china a través de una cornisa o del vínculo con las estrellas y su trabajo presentado en Hangzhou obtuvo la aprobación tanto de expertos como del público.

Herrera fue invitado junto a artistas de las artes plásticas de Brasil, Ecuador, Perú y México a participar en una residencia artística en Hangzhou, capital de la provincia de Zhenjiang, que consiste en convivir y compartir con la parte china e intercambiar con alumnos y profesores de la Academia de Artes Plásticas. Esa Academia, que cada año recibe 90 000 solicitudes y permite el ingreso de 10 000 alumnos, tiene dos sedes en Hangzhou y otra en Shanghai.

Durante sus 11 días en esa ciudad, los participantes realizaron obras que fueron expuestas al finalizar su estancia en el Museo de Artes Plásticas de esa ciudad y que en el caso de Herrera consistieron en cinco cuadros que, desde otra perspectiva, se incorporan a su Proyecto Cielo.

En Cuba el joven ideó preparar una serie de obras sobre la base de imágenes del cielo tomada por fotógrafos aficionados o profesionales de cualquier parte del mundo, a quienes convocó a través de redes sociales y a quienes pidió locación, país y hora en que fue tomada la instantánea.

Según explicó Herrera, en seis meses recibió 76 fotografías de las cuales escogió 30 de diversos países y momentos del día con la intención de lograr un equilibrio entre los cinco continentes. Esas fotos las llevó con toda fidelidad a lienzos pintados al óleo, en cuyo borde interior explica lugar, hora y autor de la foto.

En China, sin embargo, tomó él las imágenes del cielo en Hangzhou y cinco de ellas las convirtió en obras en lienzo con óleos, que se caracterizaron por incluir pedazos de arquitectura de la ciudad, antigua y moderna.

Comentó que preparó una composición que incluye elementos clásicos de la ciudad y complementan el trabajo que había realizado anteriormente en Cuba, lo que esta vez con fotos tomadas por él mismo.

Merecedor en 2013 del Premio Fidelio Ponce por sus 30 cuadros de Cielo, Chulé Herrera es graduado de instructor de arte, una labor que combina con la de artista y en sus 26 años de existencia ya ha participado en varias exposiciones personales y colectivas. En 2012 obtuvo el segundo premio de Visuarte convocado por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y participó en la XI Bienal internacional de La Habana como parte del grupo de artistas de Camagüey.(Tomado de PL)