Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

El “tres” cubano al servicio del flamenco

El músico español Raúl Rodríguez preparó Razón de Son, un espectáculo que redescubre sonoridades del tres, la guitarra cubana

El proyecto de Rodríguez será una de las atracciones del 18 Festival Etnosur 2014, de Jaén, Andalucía el próximo julio, un avance del cual presentó el músico recientemente en Madrid, según informa desde la capital española la agencia Prensa Latina.

De acuerdo con Rodríguez, Razón de Son busca el redescubrimiento de un lenguaje estético profundamente mestizo entre las que fueran colonias afro-caribeñas y los puertos de andaluces de Sevilla y Cádiz en los siglos XVI al XIX.

La propuesta incluye tonadas nuevas y antiguas con el tres como protagonista, para abrir las vías hacía un Son Flamenco, como define el músico su propusta.

El compositor, productor y guitarrista se adentró en los secretos del tres en Cuba con maestros como Pancho Amat, avalado por un bagaje que incluye su licenciatura en Geografía e Historia y Antropología por la Universidad de Sevilla.

Sus ansias musicales, imbricadas con investigaciones antropológicas, lo llevaron ya a realizar el espectáculo Punto flamenco: repentismo y compás, con el grupo de Alexis Díaz-Pimienta, uno de los principales cultivadores de la décima cubana, expresión de la cultura campesina de la isla.

El afán que le lleva a este camino no es sólo antropológico, sino resultado de un espíritu musical inquieto que pasó por la batería y guitarra eléctrica de blues y rock hasta formarse como intérprete del flamenco con el estudio del Toque de Morón.

Para él, el tres cubano está históricamente vinculado al flamenco desde el siglo XVI, cuando muchos andaluces emigraron a Cuba y aportaron al "guajiro" (campesino cubano) elementos de sus raíces.

Considera que el tres, instrumento de tres cuerdas dobles, fue probablemente hermano de la guitarra y en alguna medida descendiente de las guitarras andaluzas.

Aunque a simple vista no lo parezca, existe diferencia en la técnica interpretativa de los dos instrumentos, lo cual supone un grado de dificultad mayor si se tiene en cuenta su utilización en un género diferente.

La audacia de Raúl Rodríguez le llevó también a incursionar con su tres en la banda de Juan Perro (Santiago Auserón), otro músico español innovador e investigador de las corrientes musicales de ambos lados del Atlántico.

La experiencia parte de una premisa que en música ha demostrado más de una vez su validez: innovar con las bases puestas en la tradición, si bien en este caso se trata, además, de acudir a elementos de dos culturas, diferentes pero emparentadas por la Historia