Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Remedios tiene su fiesta musical

La colonial ciudad cubana efectuó su IX Festival del Creador Musical. Este concurso se celebrará anualmente y está dedicado a uno de los grandes compositores de música popular. Con ese encuentro comenzaron los festejos por los 490 años de la Villa. ¿Quién fue René Márquez?

La ciudad de Remedios cumple próximamente 490 años de fundada, y dentro del programa de actividades para celebrar esta efeméride, se incluyó el IX Festival del Creador Musical René Márquez In Memoriam. El concurso, después de cinco años sin efectuarse, volverá a tener su carácter anual y será una posibilidad para conocer el quehacer actual de los compositores e intérpretes de la provincia de Villa Clara.

Con diez obras finalistas, defendidas por intérpretes locales, la competencia se efectuó en un abarrotado teatro Villena y junto a la actuación especial de Tres del Caribe, tuvo como colofón el concierto del afamado cantante villaclareño Gustavo Felipe Remedios quien recibió grandes aplausos por un variado repertorio.

El jurado, presidido por Beatriz Márquez e integrado por los directores Chú Rodríguez, Melvin Martínez, el cantante Michel Maza y otros especialistas, decidió otorgar el primer premio y premio especial de interpretación a la obra No siempre de Armando Paz Pineda defendida por su autor. El segundo premio recayó en el tema Donde está mi amor de la autoría de Alberto Rodríguez e interpretada por Bárbaro Machín. El tercer premio y premio de la popularidad lo obtuvo la obra Donde me encuentres, de José M. Guerra defendida por la joven intérprete Grenedis Gómez Vega.

Tras varios reconocimientos a instituciones y personalidades de la cultura y gobierno del municipio, comenzó el esperado concierto de Beatriz Márquez que repasó al piano temas conocidos de su repertorio, algunos de la autoría de su padre y también cantó a dúo con su hermano René y su hijo Michel.

La idea de dedicar este certamen musical a René Márquez Rojo, no es casual, pues aunque nacido en Caibarién en 1914, sus primeros pasos en el arte los dio en tierras remedianas cuando ofrecía sus serenatas y compuso sus primeras obras. Y también fue allí donde debutó con 16 años con la Orquesta Cervantes.

Dos años después se presentó con regularidad en una emisora de Caibarién acompañado al piano por Juan Bruno Tarraza y Angélica Doménech. Tras estas primeras pruebas y con el fogueo bohemio de abundantes amores y serenatas el joven René, con 23 años de edad, se fue a la capital a labrar su futuro.

Comenzó en la radio habanera con la orquesta Paulín y después cantaría con otras importantes orquestas como René Touzet, Bouffartique, Neno González, Cheo Belén Puig, Anckerman-Dihigo, Arcaño y sus Maravillas, Siglo XX y la orquesta de Julio Cueva donde se mantuvo durante diez años y recorrió prácticamente toda Cuba.

Tras unos años dedicados a la composición decide, en 1970, formar parte de la Tanda de Guaracheros, una agrupación vocal instrumental de música tradicional que llegó a dirigir.

Su obra como compositor ha sido cantada por numerosos intérpretes nacionales e internacionales. Guarachas famosas como Soltando chispas, La Jícara y El granito de maíz, conviven junto a canciones como Espontáneamente y En el cielo de mi vida, dos temas que han marcado la vida de su hija Beatriz Márquez, conocida como la “musicalísima”, quien junto a sus hijos Evelyn y Michel han mantenido la tradición musical iniciada por René, quien murió el 23 de diciembre de 1986, pero cuya obra y memoria permanecen viva y perdurable en las nuevas generaciones.