Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

La Habana prepara su gran fiesta fonográfica

Se trata del Cubadisco 2004. Del 23 al 30 de este mes. Pabexpo será la sede. Habrá conferencias y espectáculos artísticos

Mayo en la capital cubana no solo es el mes de las flores sino que cada año se va convirtiendo, también, en el mes de la discografía con la celebración del 23 al 30 de Cubadisco 2004.

Como prólogo habrá una gala de premiación en el teatro Karl Marx, Primera y 10, Miramar, para dar a conocer los galardonados entre los nominados en diferentes géneros y pertenecientes a varios sellos disqueros.

La Feria se desarrollará en Pabexpo, Miramar, donde las empresas disqueras nacionales y extranjeras contarán con stands en los que se pondrán a la venta las últimas producciones, presentarán CD y contará con actuaciones de solistas y agrupaciones musicales.

Pero la llamada “fiesta del disco cubano”, se extenderá más allá del acogedor edificio y artistas nacionales y extranjeros ofrecerán conciertos en los teatros Auditorium Amadeo Roldán, Nacional, América; en los jazzclub La Zorra y el Cuervo, Jazz Café, Irakere; en la Casa de la Música de Miramar, en el Pabellón Cuba, el Proyecto Ecológico Cultural Almendares Vivo, entre otros lugares.

Para los que gustan del debate teórico se impartirán conferencias del 26 al 28 sobre el estado actual y desarrollo de la industria discográfica del Caribe; de las Antillas Holandesas; del punto flamenco; y los escritos de música de Alejo Carpentier.

ARTISTAS INVITADOS

Además de las grandes figuras de la música cubana, habían confirmado su participación varios artistas extranjeros como Víctor Víctor, Martirio, Son de la Frontera, Joan Valent y Diego “El Cigala”.

El dominicano Víctor Víctor es reconocido como compositor, intérprete y guitarrista en el mundo de la denominada salsa. Sus inicios fueron con Wilfredo Vargas y luego sus colaboraciones con Juan Luis Guerra y Manuel Tejada dieron como fruto discos que alcanzaron gran popularidad: Ojalá que llueva café y Bachata rosa.

Entre sus producciones más destacadas se encuentran Inspiraciones, ganadora del Disco de Oro en Estados Unidos en 1992; Tu corazón, Artistas por la paz y Alma de barrio.

Martirio, por su parte, es una mujer que ha estremecido los más diferentes escenarios del mundo y una impenitente recreadora al fusionar coplas españolas con géneros como el jazz, el bolero, el tango...

Ha trabajado en cine y televisión y su último CD, Acoplados, junto a Chano Domínguez, fue grabado en directo y contó como acompañante con la Orquesta Sinfónica de la Radio Televisión Española y una Big Band, en el teatro Monumental de Madrid.

En febrero de este año se une a Susana Rinaldi, la gran Dama del Tango, con el apoyo de una formación de músicos de flamenco y otra de argentinos, para crear el espectáculo Locuras, que también fue grabado en directo y el disco saldrá a finales de este año.

Joan Valent es compositor e intérprete y ha hecho guiones para cine; también compuso la música del espectáculo danzario Troya Siglo XXI, en el que coexisten la danza clásica, la contemporánea y la flamenca.

Actualmente se encuentra en sus propias composiciones y en la producción de dos discos para Clara Montes y Arturo Pareja Obregón. Aquí estará con su último disco.

Diego Jiménez Salazar (Diego “El Cigala”), ya tiene en su haber seis CD, de los cuales el más reciente es Bebo&Cigala.Lágrimas Negras, hecho en “complicidad” con Bebo Valdés, producido por Fernando Trueba y Javier López, es considerado por el diario The New York Times como el mejor disco del año 2003. Esta producción también obtuvo este año el trofeo al Mejor álbum y el de Mejor álbum de Jazz en la séptima edición de los Premios de la Música, celebrado en Madrid.

Por último, y no menos importante, es la visita del grupo español Son de la Frontera, que se unirá a la agrupación cubana, para presentar el espectáculo Punto Flamenco.

Son de la Frontera es un grupo que combina la fusión entre el Tres cubano y la guitarra flamenca, mientras se define como un colectivo poético musical. Ambos se pusieron de acuerdo para esta oferta de Punto flamenco, donde, a pesar de las variantes, unos y otros reconocen las raíces que los unen a lo largo del tiempo.