Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Pasos para concretar la unificación monetaria y cambiaria

Este proceso resulta un aspecto transversal de la implementación en Cuba de la nueva estrategia económica y social para impulsar el desarrollo nacional

Sobre los principios fundamentales del ordenamiento monetario y cambiario y cómo se pondrá en práctica explicó Marino Murillo Jorge, Jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y el Desarrollo de los Lineamientos.

Analizó conceptos como las funciones del dinero en las economías de los países,las tasas de cambio (precio de la divisa expresado en términos de moneda nacional), básicos para comprender la importancia del ordenamiento.

“No pensemos –expresó- que los tipos de cambio pueden andar por un lado y la formación de precios por otro. Son dos procesos que se integran”.

Alertó además que “el tipo de cambio en las mercancías importadas tiene un efecto directo en la formación de precios”. Al considerar las particularidades de la economía cubana precisó que “si devaluamos el peso, no habrá más remedio que incrementar los precios mayoristas,  también los minoristas (aquellos que se decidan) y al mismo tiempo los salarios”.

Murillo Jorge abordó además la cuestión de la dualidad monetaria, dada por la coexistencia en una misma economía de dos monedas que comparten legalmente en determinada medida las funciones del dinero, en el caso de Cuba se trata del CUP y el CUC. Esto deriva entonces –acotó el experto- en la dualidad cambiaria (existencia de dos tipos de cambio), que en la Isla varía para el sector empresarial y la población.

Señaló que existe un impacto negativo para las empresas cubanas operar con un tipo de cambio que iguala al peso con el dólar: “la sobrevaloración del peso cubano contra el dólar le ha restado dinero a los exportadores y ha abaratado las importaciones, resulta más fácil importar que exportar.

“Con el peso sobrevalorado contra el dólar no es posible estimular el crecimiento  de las exportaciones y sustituir las importaciones mediante encadenamientos productivos. Esa política de Gobierno hay que acompañarla monetariamente, para hacerlo no basta eliminar el CUC, sino que también se tiene que devaluar el peso cubano”.

Hacia la unificación monetaria

Acerca de cómo realizar la unificación monetaria elJefe de la Comisión Permanente para la Implementación y el Desarrollo de los Lineamientos apuntó que “se hace un día quitando el CUC, amanecimos y no existe el CUC”.

Informó sin adelantar una  fecha específica, que la decisión se aplicaría en el primer día de un mes, porque las empresas deben cerrar sus estados financieros. El Banco Central de Cuba anunciaría el fin de la circulación legal del CUC (se otorgará un plazo para que quienes posean CUC los cambien o los usen del modo que decidan hasta que se agoten) y dará a conocer la tasa de cambio.

Enfatizó que se respetará a todas las personas el tipo de cambio existente antes de la  medida. En cuanto al sector empresarial puntualizó que las cuentas en CUC se convertirán en CUP, 1x1, y mantendrán su actual valor.

“La unificación cambiaria no será un proceso dilatado y significará un nivel de devaluación alto”, remarcó; al tiempo que acotó que eso se realiza para generar más competitividad.

Anunció la elevación de los precios de todos los insumos importados, lo que conducirá al alza de los precios y, por ende, también aumentarán los precios mayoristas (en este particular habrá incidencia también de la reforma salarial).

“Devaluar la moneda e incrementar salarios es sinónimo de crecimiento de precios (mayoristas), que a su vez implica inflación. El tema radica en cuánto demora el incremento de los precios mayoristas en reflejarse en los minoristas”, expuso.

Debemos lograr –añadió- que el crecimiento de los precios coincida exactamente con el diseño que se ha propuesto del crecimiento de los salarios.

Impacto en las empresas, precios y canasta familiar normada

Marino Murillo Jorge esclareció en tal sentido: “hay un grupo de empresas en Cuba que deberán realizar un esfuerzo grande en materia de eficiencia para soportar la devaluación. Sabemos que un grupo de entidades pudieran tener pérdidas en el primer año, por lo que se diseñan soluciones como destinar recursos financieros para calzarlas monetariamente durante ese tiempo”.

Asimismo, declaró que “la devaluación conducirá a alcanzar la corrección de precios relativos, o sea,  que las materias primas nacionales serán más baratas que las importadas”.

En otro punto de su intervención elJefe de la Comisión Permanente para la Implementación y el Desarrollo de los Lineamientos se refirió a los métodos para controlar la inflación en los precios del mercado mayorista.

Uno de ellos es mantener para un mínimo grupo de productos los precios centralizados y el otro mecanismo concibe establecer límites a los precios mayoristas que forma el sistema empresarial.

En el caso de los precios minoristas puntualizó que un grupo de productos destinados al consumo de la población seguirá teniendo precios minoristas centralizados; algunos subsidios se mantienen, otros se eliminan.

Los productos distribuidos mediante la canasta familiar normada –agregó- se mantendrán con precios centralizados y otros serán subsidiados. Algunos van a tener un único costo aunque sin subsidiar.

Miradas a la reforma salarial

Para calcular la reforma de los salarios –ilustró Murillo Jorge- se tomó como referencia lo que se conoce como canasta de artículos y servicios, la cual incluye además de alimentos otros bienes y prestaciones.

A partir del valor de esa canasta se formarán los precios en el mercado minorista y se establecerá el nuevo salario mínimo, dijo.

Igualmente se avanza en eliminar las complejidades y los numerosos grupos y escalas salariales que hoy existen en el país.

Se mantiene la máxima de que nadie quede desamparado, pero no se subsidiarán productos, sino que se dará atención y apoyo a las personas vulnerables.

Ante el incremento salarial que sucederá reflexionó: “si la dinámica de crecimiento del salario es más alta que la del aumento de precios, entonces quienes trabajamos con el Estado quedaremos en una mejor posición”. Adelantó además que el fondo de salario en Cuba subirá  4,9 veces y 5 las pensiones de la seguridad social, la asistencia social igualmente ascenderá.