Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Prioridades claras en tiempos de Covid-19

El Ministerio de Comercio Interior (Mincin) continúa encaminando esfuerzos para contribuir al control del nuevo coronavirus

Garantizar la prestación de servicios fundamentales, el reordenamiento de determinadas actividades no imprescindibles y mantener la sostenibilidad en la venta de mercancías resultan las premisas de trabajo del Ministerio de Comercio Interior (Mincin) durante el actual contexto epidemiológico que vive Cuba. Así lo afirmó la titular de ese ramo Betsy Díaz Velázquez al intervenir en el espacio televisivo Mesa redonda.

Las medidas que se han adoptado han estado en consonancia con las etapas hacia las que ha ido transitando el país durante esta contingencia sanitaria, explicó.

Dijo que “asumir el protagonismo ganado por la modalidad de comercio electrónico ha sido un reto y seguiremos apostando por él”.

Se refirió a la distribución de la canasta familiar normada durante abril, cuyo cumplimento se aseguró, así como la entrega de los granos que se incrementaron.Ese proceso, en el caso de mayo y tal como se anunció previamente, logró iniciarse en la mayoría del territorio nacional desde el 29 de abril.

La venta de pollo sin subsidio igualmente se comportó favorablemente, aunque se concilian con los proveedores algunas deficiencias, agregó.En mayo se mantendrá la presencia de ese alimento en las zonas urbanas y suburbanas, mientras que los sitios de difícil acceso y el Plan Turquino recibirán las habituales carnes en conservas más un producto adicional.

En cuanto a los artículosde aseo e higiene ratificó que el reparto de estos proseguirá del mismo modo que ya se conoce. “Ahora disponemos de una mejor situación con las materias primas, sobre todo con las de la crema dental, por lo que en mayo saldaremos las entregas pendientes”, indicó Díaz Velázquez.

Resaltó que, a partir de la disponibilidad y particularidades de cada territorio, se han ofertado un surtido de productos (galletas, panqués, frutas en conserva) o de módulos. “La intención es complementar lo que se ha comercializado mediante la canasta familiar normada”, precisó.

Continúa la venta de cloro en todas las provincias y siguen funcionando los 1380 puntos de venta, añadió.

Por otro lado, aludió al sistema de la gastronomía y las transformaciones que han implementado en las actualescircunstancias. En ese sentido, pormenorizó la Ministra, se cuidó con especial énfasis el Sistema de Atención a la Familia, un total de 1140 unidades siguen prestando servicios y se ha incorporado la modalidad de entregas a domicilio.

El resto de las entidades de este tipo, permanecen laborando un total de 2741, se acogieron a la prestación de servicio a domicilio y para llevar, igualmente se han puesto a disposición de los clientes productos semielaborados.

“Trabajamos en el diseño de una página web informativa que contenga las ofertas disponibles en cada territorio y otros datos de interés”,informó la titular del Mincin al tiempo que mencionó como otra de las prioridades perfeccionar y ampliar las ventas móvilesen la medida que los recursos lo permitan.

Sobre cómo marchan las operaciones de la cadena puerto-transporte-economía interna destacó Díaz Velázquez que se otorga preponderancia a la carga de alimentos. “Analizamos, junto a las máximas autoridades de varios ministerios, aspectos tan importantes como el arribo de buques y el traslado de mercancías”, aseveró.

Que ese engranaje funcione eficazmente y con integralidad ha sido tarea central de todos los actores de la economía, subrayó.

La respuesta de Tiendas Caribe

Sobre las estrategias implementadas por Tiendas Caribe en el transcurso del presente panorama cubano explicó su Jefa del Departamento Comercial, Yamilet Álvarez Tejo: “mantener una vitalidad en nuestra actividad implica un reto y tenemos como fundamental misión se centra en garantizar la comercialización de varios productos básicos a la población con el mayor alcance posible”.

Enfatizó que, antes de la expansión de la Covid-19, ya en Cuba había algunas líneas en la red de tiendas que tenían desabastecimiento debido a los efectos causados por el bloqueo norteamericano.

“Con la incidencia de la pandemia en el mundo eso se agudiza, porque el mercado internacional está casi paralizado.Tal escenario nos conduce a adoptar una serie de medidas que modifican nuestros procesos y mecanismos habituales de trabajo”, manifestó.

Entre las disposiciones se cuentan la extensión del número de productos regulados, suman 54 en total y destacan los de aseo, alimentos y algunas bebidas; se ha establecido prioridad en la distribución de los mismos y la cadena puerto-transporte-economía interna está tributando directamente a esepropósito.

Remarcó que hoy funcionan 1390 puntos de venta en el país, lo cual significa el 75% del total; mientras, el 60% de los trabajadores permanecen en sus puestos y se ha llegado a varios centros laborales priorizados, sobre todo vinculados al sector de la salud.

Mediante las ventas móviles –agregó- se ha aumentado la red comercializadora para multiplicar el alcance hacia los municipios y territorios. Un total de 1086 comunidades y 169 instituciones laborales se han beneficiado en la nación.

El comercio electrónico gana protagonismo

A las acciones que lleva adelante Cimex para contribuir al enfrentamiento a la pandemia del nuevo coronavirus se refirió su vicepresidenta comercial, Rosario Ferrer San Emeterio. En ese sentido, puntualizó, se ha reorganizado la gestión de esa corporación desde el punto de vista logístico y comercial.

Desdoblarse en nuevas modalidades de venta ha sido una de las estrategias. Sobresalen las ventas móviles, gracias a las cuales 838 comunidades apartadas se vieron favorecidas al igual que centros de trabajo vinculados a actividades fundamentales.

Otra de las medidas que ha ganado impacto resultó la inserción de Cimex en el comercio electrónico, esto contribuye con el necesario distanciamiento social. En palabras de Rosario Ferrer San Emeterio esta alternativa ha incrementado significativamente sus usuarios, razón por la que se sobrepasaron las capacidades logísticas y de infraestructura tecnológica.

Por otra parte, Gilberto Luis Díaz Valdés, gerente general de Datacimex, aludió a cómo se ha laborado para que las plataformas informáticas sean capaces de asumir el elevado número de usuarios y la alta cifra de solicitudes generadas en los últimos meses.

En función de que estas plataformas funcionen de manera óptima se amplió la capacidad de procesamiento y el ancho de banda hasta los 500 megabits, esto posibilitó un incremento de diez veces el tráfico, especificó.

“Además cambiamos el flujo del sistema de pago, así se eliminaron errores en los períodos de congestión, sobre todo en el descuento del dinero incluso cuando no se efectuaba la orden. Eso provocó 6 mil devoluciones en esa etapa”,esclareció.

Ponderó asimismo que, a partir de las tareas para perfeccionar el sistema, dejaron de generarse operaciones defectuosas. Con el cambio de la facturación manual por la automática se suprimieron otras fallas en las compras electrónicas.