Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Langosteros vueltabajeros con nuevas tareas en etapa de veda

Los pescadores de la flota pinareña  asumen diversas tareas en el período de veda de la llamada reina del Caribe, el cual debe extenderse hasta el mes de julio

Los pescadores de la flota pinareña  asumen diversas tareas en el período de veda de la llamada reina del Caribe, el cual debe extenderse hasta el mes de julio.

Durante esa etapa se encargan de la reparación y mantenimiento de la flota, las artes de pesca y los centros de acopio; efectúan muestreos biológicos, al tiempo que protegen la población juvenil y las áreas del crustáceo. Todas esas labores incidirán en el cumplimiento de las cifras comprometidas para el actual año, período que exigirá de nuevos retos y mayor eficiencia ante la crisis económica mundial y las consecuencias de la pandemia que vive el orbe.

Para contribuir al mejoramiento de las condiciones laborales de estos hombres de sol y salitre se montan dos centros de acopio y sustituyen los jaulones de madera por plásticos, con el consiguiente ahorro de madera y mayor durabilidad de los mismos.

Trascendió que se adentraran al levante de veda con alrededor de 400 toneladas de langosta ante la buena manifestación de la especie en el primer bimestre del año, cifra que incidirá de manera positiva en el plan anual, y  rubro exportable que, junto al cobo y el pepino de mar, conforman productos de excelencia de la empresa comercializados en el extranjero.

Miguel Martínez Montano, director de Operaciones Pesqueras de la Empresa Industrial La Coloma precisó, además, que en este calendario  deben extraerse  2 152 toneladas  de langosta, 986 de escamas y 800 de túnidos, en las que intervendrán unas 100 embarcaciones, a pesar de las dificultades técnicas de algunas de ellas, en esencial, por roturas de motores.

La industria se alista también para las labores de extracción del crustáceo y otros procesos de obtención de diversos productos y derivados a partir de la eficiencia fabril y la calidad.  En estos tiempos de lucha contra la Covid-19 elaboran mensualmente 40 toneladas de croquetas y 40 de medallones, a partir de la capacidad real de producción de la entidad, la disponibilidad del pescado, pollo y harina de trigo, así como de la fuerza de trabajo

Como parte de la colaboración de diferentes centros de la provincia para garantizar la obtención de alimentos, EPICOL ha implementado contratos comerciales desde enero con la Agropecuaria Militar y Pescario, para la compra de pescado que, junto a los resultados de la captura en La Coloma, suplen en la totalidad la demanda de recursos para el procesamiento de los conformados.

La langosta entera cruda, fresca, blanch, viva, precocinada y masa, cabeza y patas, son algunas de las variedades de comercialización del crustáceo en el frontera y el exterior, en particular, en los continentes europeo y asiático.

Con fines comerciales, también, extraen el bonito y otras especies de escamas.

Habrá mayor rigor en la protección, el uso y control eficiente de los medios y recursos materiales. Tienen como perspectiva inmediata la inserción del cangrejo en mitades y vivos para su comercialización en el área del Caribe y con posibilidades en el asiático ante la alta demanda, que favorecerá al aumento de los ingresos por concepto de exportación.

EPICOL captura aproximadamente un 50% de toda la langosta exportada por Cuba, lo que representa 22.5 millones de dólares en ingresos a la economía nacional y sus producciones pesqueras están  acreditadas por  un riguroso control de calidad  que evalúa, entre otros, indicadores físico-químicos, sensoriales y microbiológicos.