Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Habanos S.A., embajador cubano en el mundo

Mantiene su proyección de ejercer un liderazgo efectivo a nivel mundial en el negocio del tabaco Premium

Para fumar un habano, en cualquiera de los 150 países adonde llega este exclusivo producto que defiende el sello Hecho en Cuba, cada pieza transita un camino largo, desde semilla hasta tabaco Premium.

Con oficinas en el Centro de Negocios Miramar, la empresa mixta Habanos S.A. tiene un eslabón definitorio: el almacén de Guanabacoa, en La Habana, donde se desarrollan los procesos de compras, preparación del producto, ventas y exportación.

Según explicó Lisbeth Alonso Miró,  directora de ejecución de exportaciones, entre las funciones de esa entidad se encuentran certificar la calidad del producto que Habanos S.A. compra a la industria tabacalera, colocar el sello de seguridad (verde) en los envases y embarcar los tabacos hacia los diferentes destinos, ya sea vía aérea o en barco.

Mirada en la diana

La empresa mixta, surgida en 2008 de la unión equitativa entre la empresa Tabacuba e Imperial Brands PCL, compañía multinacional británica de tabaco la cuarta más grande del orbe, tiene como misión ejercer un liderazgo efectivo a nivel mundial en el negocio del tabaco Premium, satisfaciendo las necesidades y expectativas del consumidor, preservando el carácter único y la calidad del habano.

Para eso, defiende el uso eficiente de recursos técnicos y humanos en la comercialización y distribución de su nunca estática cartera de productos, con el fin de fomentar un crecimiento sostenible y coherente de la asociación y de la rentabilidad de sus accionistas.

Al cierre de 2019, el plan de ingresos por exportaciones se cumplió a 100 % y mantuvo el liderazgo en el mercado de los tabacos Premium, con aproximadamente 20 % de la cuota de mercado en unidades a nivel mundial. El 30 % de las ventas se concentra en ventas en tiendas duty free.

De acuerdo con Inocente Núñez Blanco, copresidente de Habanos por la parte cubana, las exportaciones alcanzadas de 88,8 millones de tabacos constituyen cifras récords en los últimos 11 años, al tiempo que los valores crecieron respecto a la etapa precedente.

Por regiones, los tabacos cubanos llegan de la mano de Habanos S.A. a Europa, con 53 % del total, seguida por América (18 %), Asia Pacífico (15 %) y África y Medio Oriente (14 %).  La red de distribución mundial está conformada por importadores mayoristas, minoristas y puntos de venta, entre estos últimos se encuentra la amplia red de Casa del Habano y Habanos specialist.

Los principales destinos son España, China, Francia, Alemania y Cuba -que ha llegado a ocupar el quinto lugar-, mientras que entre las marcas más vendidas se encuentran Cohiba, Montecristo, Romeo y Julieta y Partagás.

Aunque los resultados son buenos, en el sector -tanto desde el ámbito del Ministerio de la Agricultura hasta las empresas-, son conscientes de la necesidad de explotar otras potencialidades e innovar. Por eso, en Habanos conforman algunos productos aún más exclusivos  y limitados, dirigidos a segmentos de mercado de alta especialización.

En las exportaciones de servicios se sobrepasaron con creces las expectativas, fundamentalmente en los ingresos por concepto de royalties, aparejado al crecimiento de las ventas de la red de distribución de las Casa del Habano en el exterior.

En rama

En los últimos tiempos las exportaciones de tabaco en rama desde Cuba han decrecido, sin embargo, nadie está conforme con eso. De acuerdo con Núñez Blanco, el pasado año la empresa comercializó en el mercado internacional  1 701,1 toneladas de este rubro, 525,5 toneladas por encima de lo proyectado, lo que superó el plan de la etapa en más de dos millones de dólares. Esto fue resultado, fundamentalmente, de la búsqueda de estrategias alternativas para incrementar las exportaciones.

Las cifras de 2019, que superaron en más de 700 toneladas lo exportado en 2018, muestran una ligera tendencia a la recuperación de este renglón exportable, toda vez que existe una tradición en el país y un mercado ávido del producto. A su vez, se tienen en cuenta las variaciones que experimenta la demanda, con crecimientos hacia tabacos menos fuertes, para adecuarse a las nuevas circunstancias y propiciar incrementos en surtidos más solicitados.

Saltar de un año a otro

Durante 2019, la empresa dio seguimiento al cumplimiento del plan, la gestión de exportación, ventas internas, cobros e ingresos, así como a las políticas internacionales restrictivas para el crecimiento del negocio y a las afectaciones financieras  por las medidas del bloqueo estadounidense, explicó el Copresidente de la entidad mixta.

Como resultado del trabajo en el sistema de gestión de la calidad, se logró la certificación por las normas ISO 9001:2015, otorgadas por Bureau Veritas y la Oficina Nacional de Normalización de Cuba, además de que se obtuvo la condición de Operador económico autorizado que entrega la Aduana General de la República y se dio seguimiento al programa de dignificación que desarrolla Tabacuba en el universo tabacalero cubano.

Entre las principales dificultades, se incluyen la intermitencia de las entregas de tabaco a lo largo del mes, toda vez que casi la mitad se concentra en la última decena;  problemas de calidad, incumplimientos de la entrega desde la industria de vitolas de alta regalía, así como dilaciones en la aprobación de resoluciones de precios para la venta en el mercado interno en divisas.

En la solución de todas estas problemáticas -rechazos, bajos inventarios, incumplimientos en los volúmenes de las calidades superiores, entre otros-, se trabaja de conjunto con la empresa Tabacuba, para hallar variantes y salidas a los obstáculos que limitan resultados superiores. Para 2020, Habanos S.A. se propone incrementar las exportaciones en unidades, los ingresos y las utilidades.