Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Comenzó la recolección de tabaco

La recolección de la actual campaña tabacalera comenzó en todos los territorios pinareños a la par de las siembras para garantizar las aproximadamente 19 780 hectáreas comprometidas

La recolección de la actual campaña tabacalera comenzó en todos los territorios pinareños a la par de las siembras para garantizar las aproximadamente 19 780 hectáreas comprometidas.

A pesar de las dificultades por el déficit de combustibles y los fertilizantes, los vueltabajeros asumen las labores con tracción animal, cerraron el mes de diciembre con 10 847 hectáreas plantadas y no renuncian a los compromisos contraídos por los aportes que hacen a la economía nacional, según precisó Virginio Morales Novo, especialista de la dirección agrícola de Tabacuba.

Priman, mayoritariamente, las Corojo 2006, 2012 y Habana 92 al representar 76 % de las variedades a sembrar por su resistencia a plagas y enfermedades y rendimientos.

Especificó, además, que las áreas plantadas muestran una favorable situación vegetativa, fitosanitaria y alto por ciento de supervivencia, favorecidas por las atenciones culturales que se practican en el momento oportuno y las condiciones del clima.

Los municipios de San Juan y Martínez, La Palma y Sandino sobresalen en este bregar al que se han incorporado, en toda la provincia, unos 7 000 productores, de los cuales 3 000 ya concluyeron el plan de siembra.

Pinar del Río cuenta con el balance de postura exigido para las áreas a plantar durante este mes de enero, período en que deben concluir las mismas. A la par prosiguen las edificaciones para ampliar las capacidades de cura de la aromática al exhibirse 3 452 aposentos terminados y  823 en construcción.

A criterio del especialista tabacalero se avizora una buena campaña que incluye, también, la consolidación del proyecto de la variedad Virginia destinada a la cigarrería y en esta etapa se plantarán 300 hectáreas, distribuidas  en Consolación del Sur,  Pinar del Río y San Luis para cuyo propósito prosiguen las inversiones  en riego y  cura.

Pinar del Río, mayor productora de solanácea en el país, aporta a la industria del torcido casi la mitad de las capas exportables empleadas en la confección de los afamados habanos, además de los capotes y otros elementos.