Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Bloqueo impacta agricultura cubana

Esta política hostil, que ocasiona pérdidas millonarias, atenta contra los programas de desarrollo del sector de cara al 2030

Daños por unos 345 millones de dólares registró el sector agropecuario cubano entre abril de 2018 y marzo 2019, alrededor de 51 millones más que en igual período precedente, como consecuencia de la política de bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos, informó Moraima Céspedes Morales, directora de Asuntos Internacionales del Ministerio de la Agricultura.

Según dijo, “si pudiésemos transformar todo el costo de este bloqueo, significaría una fuente financiera para el desarrollo del sector, que hoy resulta un elemento de prioridad para el gobierno en su gestión, no solo de seguridad nacional, sino también de soberanía”, precisó.

Céspedes recordó que en el Plan de desarrollo económico y social al 2030 traza programas para buscar un crecimiento y una introducción de tecnología que lleven al país a rendimientos superiores, a incrementar los niveles de producción, con alimentos más eficientes e inocuos.

Las afectaciones en el sector agrícola, han expresado empresarios estadounidenses han representado un freno a negocios mutuamente ventajosos para los productores de esa nación y para nuestro país, en primer lugar por la cercanía, dijo.

Debido a las prohibiciones en ese mercado natural, Cuba debe recurrir a mercados lejanos para traer diversos insumos, indicó la directora de Asuntos Internacionales del Ministerio de la Agricultura.

Igualmente, el bloqueo constituye un freno a las exportaciones cubanas. “Hoy en nuestra cartera de exportaciones tenemos productos que se han visto limitados, entre ellos el carbón vegetal, por las medidas aplicadas a las navieras y empresas exportadoras, siendo un freno real hacia un mercado que se estaba ampliando, de manera mutuamente ventajosa”, ejemplificó.

El informe sectorial recoge afectaciones en los diferentes grupos empresariales, entre ellos Tabacuba, Agrícola, Agroforestal y Labiofam, asociadas desde el incremento de fletes, el encarecimiento de los productos al tener que recurrir a mercados lejanos, las transacciones financieras hasta la imposibilidad de registros por laboratorios acreditados.

No obstante, puntualizó Céspedes, “no detenemos el desarrollo, trabajamos sobre esa cartera de oportunidades, unos saldrán a corto, mediano o largo plazo, pero tenemos que trabajar en esa cartera”, que será presentada nuevamente en la Feria Internacional de La Habana, del 4 al 8 de noviembre”.