Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Azucareros de México y Cuba unirán experiencias

Debatirán en La Habana trabajos sobre ese sector en el V Encuentro de Técnicos Azucareros

Especialistas y productores del sector azucarero de México y Cuba volverán a intercambiar saberes y experiencias en el V Encuentro de Técnicos Azucareros que sesionará en La Habana, del 23 al 25 próximos, con la asistencia además de expertos de la India y Guatemala, entre otros países.

Miguel Toledo Wilson, vicepresidente primero de la Asociación de Técnicos Azucareros de Cuba (ATAC), informó que entre los objetivos de la cita destacan temas puntuales sobre buenas prácticas en las labores de cultivo de la caña de azúcar, cosecha y actividad fabril en general, a la vez que propiciarán la firma de nuevos convenios de colaboración entre entidades de ambos países.

Señaló que durante las sesiones de trabajo que se desarrollarán en el Centro de Convenciones Lázaro Peña, de la capital cubana, se debatirá sobre todas las ramas del sector, que incluyen las áreas agrícolas, mecanización, industria y derivados.

Precisó que se trata de un evento técnico de carácter internacional donde se muestran los resultados científico-técnicos de América  Latina y el Caribe. Como parte del programa en esta ocasión los participantes visitarán un centro azucarero del país para conocer sobre los avances de la Isla en esa materia.

Toledo reiteró que la ATAC y sus asociados tienen un gran compromiso con la próxima zafra, mediante su participación activa para contribuir al cumplimiento de las normativas, calidad de las reparaciones y trabajo coordinado en aras de que la eficiencia responda a los intereses del país.

Con ese objetivo convocan a los azucareros cubanos a elevar la exigencia desde la preparación de los suelos y demás labores agrícolas, planes de siembra de caña y velar por la calidad de la materia prima que va al central, aprovechar el momento óptimo de la cosecha con el fin de asegurar molidas estables en los ingenios, acciones vitales para incrementar la eficiencia industrial en la zafra.

Significó que el aporte de los asociados de la ATAC se acentúa en cuantas acciones propicien estabilizar los resultados de esta agroindustria, a partir de aprovechar el comportamiento favorable del clima y el período de máxima disposición de las cañas por el impacto socioeconómico que tiene este sector para la economía cubana.

La fundación de la ATAC data de 1927, es la más antigua de América Latina y el Caribe, agrupa 10 530 asociados en 2 915 organizaciones de base, vinculadas a14 filiales de esa asociación técnico-profesional, integrada de forma voluntaria por profesionales, técnicos de nivel medio, estudiantes, jubilados, así como obreros calificados.

Su principal línea de trabajo se encamina hacia la producción eficiente y diversificada de azúcares y derivados, aparejada a la formación y capacitación del capital humano, el desarrollo sostenible y diversificado de los recursos naturales, y la preservación del medio ambiente

Próxima zafra

Especialistas de la ATAC consideran la trascendencia de la próxima zafra azucarera prevista a iniciarse en el cercano mes de noviembre, y llamaron a lograr que los ingenios alcancen mayor estabilidad y eficiencia en sus molidas, aspecto que resultó uno de los problemas graves de la zafra anterior originado fundamentalmente por el tiempo perdido y la ineficiencia agroindustrial.

La dirección de Grupo Azucarero AZCUBA tras un estudio minucioso determinó la importancia de priorizar la llegada de las cañas a los centrales. Para eso hay que asegurar el suministro de la materia prima necesaria y como no hay recursos para todos los ingenios (56), se decidió que molerían en la venidera zafra las 44 fábricas que podía contar con abastecimiento estable.

Sobre el tiempo perdido industrial -originadas muchas veces por baja calidad de las reparaciones y malas operaciones-, la dirección de AZCUBA, con la participación de la ATAC, creó grupos de técnicos experimentados que chequearán la calidad de los trabajos de reparación en cada lugar, acción que también sumó a presidentes y otros asociados de las organizaciones de base.

Destacó además la trascendencia de la labor orientada a los talleres de AZCUBA que fabrican piezas y equipos para los centrales, en pos de incrementar producciones y sustituir importaciones; con acciones que antaño se lograban, gestión en la que han participado como asesores jubilados convocados por la ATAC.

Directivos de AZCUBA han reiterado que la venidera cosecha no debe afectarse por la situación actual, porque se ha priorizado la realización de las reparaciones en toda su magnitud; precisamente en los próximos días se definirá el plan de producción de la nueva temporada a partir de los estimados de caña existentes. Hasta el momento se prevé crecer, aunque esto se conocerá oficialmente después del 30 de septiembre.

Los recursos se han concentrado en los ingenios que harán zafra, y también en las actividades de corte y tiro de las cañas, para lograr un mayor aprovechamiento de la norma potencial de las unidades que se activarán, con el objetivo de lograr un mayor rendimiento industrial para ganar más azúcar por esa vía.