Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Para que el agua fluya

La Empresa de Mantenimiento de Obras Hidráulicas de Occidente (Emaroho) sobresale por sus aportes al mejoramiento de las infraestructuras para el abasto de agua

La reparación y el mantenimiento constructivo a obras hidráulicas e ingenieras guían el empeño cotidiano de los trabajadores de la Empresa de Mantenimiento de Obras Hidráulicas de Occidente (Emaroho).

Igualmente están entre sus prioridades cubrir las necesidades de construcción civil y montaje de nuevas obras, instalaciones de demolición, desmontajes, remodelación, restauración, reconstrucción y rehabilitación de edificaciones y otros objetivos.

Así lo afirmó la directora de Gestión de esa entidad, Yudislaimy Vento, quien resaltó la “creciente satisfacción y calidad percibidas por los clientes finales, con márgenes de rentabilidad adecuados, con productividad y eficiencia energética, agregando valor a la producción y los servicios que ofertamos con un personal calificado, comprometido y de referencia en su gestión.

“Nuestro objetivo -precisó el Director General de Emaroho, el ingeniero Rafael Rizo Caballero- es asumir la ejecución de todas las inversiones relacionadas con redes y conductoras. Después las entregamos para su puesta en marcha y explotación.

“Realizamos labores en toda la región occidental del país y además existen otras tres entidades de nuestro tipo en el territorio nacional: la Empresa Constructora Centro (radica en Colón, Matanzas), la de Camagüey y la de Oriente (Holguín)”.

Con un sólido sistema de calidad implementado, la Emaroho pone más de 90 % de sus equipos en función de cada una de las obras en las que participan, pues “disponemos del equipamiento más apto y el personal capacitado para tales faenas”, remarcó el directivo.

Resultados en el terreno

Al valorar el impacto de la labor de su empresa el ingeniero Rizo Caballero se refirió a las obras más importantes que durante 2019 concretaron: “la primera es el Canal de Soplillar, en la Ciénaga de Zapata, Matanzas. Este abarcó, aproximadamente, nueve  kilómetros en los cuales hubo que levantar la cota alrededor de un metro.

“Así se evitará que ocurran inundaciones en esa zona e imposibilitará también la intrusión salina, al tiempo que previene la contaminación del agua dulce”, especificó.

Además se suma la conductora de abasto de agua a La Habana Vieja, la cual benefició a más de
90 000 personas, así como a la red de hoteles ubicados en esa área.

“La también conocida como conductora Crucero abarcó nueve kilómetros desde los tanques de Palatino hasta La Habana Vieja y posibilitó que gran parte de la población de ese municipio comenzara a recibir agua, así como los hoteles de la zona de Prado y los dos que se están edificando.

“De esa manera se elimina el servicio por pipas y se ahorra en ese aspecto”, subrayó el Director de Producción, Yoandry Núñez.

El Dique Sur, en Artemisa, la ejecución de redes hidráulicas y conductoras con influencia y beneficio directo en la población de los municipios pinareños de La Palma, Consolación del Sur y Viñales; enclaves económicos en el Mariel; así como las redes de Jaruco y otras que se comienzan a hacer en Güines (Mayabeque), también resaltan entre los avales de la empresa, según Edelsis Ramos Guilarte, la directora adjunta.

Abrir más caminos al agua

La llegada de octubre marcará el inicio de los trabajos en la nueva conductora Cuenca Sur. En palabras del director de Producción de la Emaroho, Yoandry Núñez, esta abarcará 10 kilómetros y tiene como propósito beneficiar la recepción de agua en la capital.

“El cronograma incluye su ejecución, en ocho meses, pero pretendemos trazar la estrategia de laborar por tramos para culminar en menos tiempo”, afirmó y acotó que estos trabajos están valorados entre los 16 y los 20 millones de pesos e incluyen, además, el movimiento de tierra que debe realizarse.

La nueva conductora se ubicará paralela a la que existe actualmente, permitirá la incorporación de otros pozos y mejorará notablemente la cantidad de litros por segundo que recibe La Habana a través de esa vía (se recuperarán más de 300 litros por segundo de líquido bombeado), puntualizó el ingeniero Rafael Rizo Caballero.

“Estamos listos y contamos con lo necesario para realizar esta obra en un tiempo récord. Cuando se culmine, permitirá mejorar e incrementar los niveles de conducción desde Cuenca Sur hasta el Canal de Vento.

“Tendrá un diámetro de 1 200 milímetros y nuestra empresa será pionera en este sentido; igualmente es la primera vez que en Cuba se producirán estos tubos, en Ciegoplast, Ciego de Ávila”, finalizó.