Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Solo faltan 60 días para el inicio de la zafra

Las reparaciones en los 44 centrales que entrarán en actividad fabril se concentra en áreas vitales para resolver trabas de la contienda anterior

La próxima zafra azucarera en Cuba prevén iniciarla en la segunda decena de noviembre por el central Boris Luis Santa Coloma, de  Mayabeque, si el clima no lo impide, objetivo que exige ahora mayor arrojo de los trabajadores azucareros enfrascados en la reparación y mantenimiento de los equipos de corte y tiro de las cañas, y de los dispositivos de los 44 ingenios que se activarán.

Desde meses anteriores la preparación de los centrales y demás medios se realiza de manera escalonada y, según especialistas del sector, su cumplimiento se considera vital para resolver los problemas que atentaron contra la eficiencia agroindustrial en la cosecha pasada.

En la provincia de Cienfuegos avanzan los preparativos para la venidera temporada, en la que molerán cuatro centrales: Ciudad Caracas, Antonio Sánchez, 5 de Septiembre y 14 de Julio, a partir del 1ro. de diciembre, cuya molienda se debe extender hasta el 15 de abril de 2020, destaca la página web de Perla Visión.

Tras concluir la cosecha anterior en las referidas unidades comenzaron de inmediato los preparativos con acciones destinadas a favorecer las condiciones en las fábricas mediante las mejoras en los techos, pisos, baños, así como del transporte obrero.

Se acometen reparaciones de la maquinaria agrícola y sobresale buena parte de las combinadas unido a los equipos automotores. Se ejecutan inversiones en el área de calderas de los centrales Caracas y Antonio Sánchez, mientras se introducirá este año una nueva forma de pago por la calidad de la materia prima que entreguen los productores.

En Granma y Holguín

También en la provincia de Granma los agroindustriales trabajan fuerte. Sus acciones se centran en los cuatro ingenios que participarán en la venidera campaña. Los  mayores avances se registran en los centrales Bartolomé Masó y Roberto  Ramírez, mientras los atrasos están  localizados en el Enidio Díaz Machado y Arquímedes Colinas, este último de Bayamo.

En Holguín los preparativos de la zafra presentan resultados favorables de las principales labores de la industria, el transporte y los medios de cosecha en la provincia, una de las mayores productoras del azúcar crudo en el país.

El programa de alistamiento de los ingenios se destaca como uno de los más estables con avance integral, lo cual demuestra la efectividad de los trabajadores en el cumplimiento de las tareas diarias con vistas al inicio de las actividades fabriles.

Según el sitio web de Radio Angulo, en la parte industrial los cinco centrales holguineros que se activarán registran avances del plan de reparaciones fijado hasta la fecha, con los mejores resultados en el Cristino Naranjo y el López-Peña, de los municipios de Cacocum y Báguano, respectivamente.

Además de esos ingenios se incorporarán otros tres ingenios: Urbano Noris, Loynaz Hechavarría y Fernando de Dios.

Las Tunas y Villa Clara

De igual forma en Las Tunas se reparan los tres centrales que intervendrán en la zafra 2019-2020, en ese territorio, donde en la pasada cosecha el Majibacoa fue el único cumplidor del plan de producción de azúcar.

Los trabajadores de este ingenio vuelven a ser noticia, ahora con un impresionante avance en la reparación de la industria para la venidera campaña, destaca Tunas Visión en su sitio web. Este colectivo hace ver fáciles, las labores más complicadas.

En la cosecha 2018-2019 la provincia le debió al plan 22 000  toneladas, y aunque fabricó 49 000 toneladas por encima de la etapa precedente, en su momento no se aprovecharon las capacidades de los centrales, y solamente el Majibacoa alcanzó su compromiso.

El central Amancio Rodríguez, uno de los más críticos del país en los últimos años, no molerá en la contienda 2019-2020, por lo que el coloso Antonio Guiteras, el Majibacoa y el Colombia se preparan para que Las Tunas cumpla a la meta en la fabricación de azúcar.

Con igual propósito en los centrales azucareros de Villa Clara que participarán en la venidera zafra, sus trabajadores agroindustriales están inmersos en la reparación de toda la maquinaria.

En esa provincia el mantenimiento a los ingenios se concentra fundamentalmente en la Unidad Empresarial de Base Héctor Rodríguez, de Sagua la Grande, que se prepara para aportar materia prima a la bioeléctrica que se erige en sus predios.

Las acciones de reparación de los centrales villaclareños que intervendrán en la próxima zafra, incluyen el mejoramiento de las centrífugas y tándem del Ifraín Alfonso, y la certificación del sistema de gestión de la inocuidad de los alimentos del Carlos Baliño, donde se producirá nuevamente azúcar orgánica.