Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

San Clemente Enterprise S.A.: Facilita al país fábricas de helados artesanales

Se trata de “un helado excelente, muy cremoso con sabor natural preparado a partir de un proceso totalmente artesanal, explicó a Opciones Astrid García Laucirica, representante en Cuba de la entidad itsmeña

Los helados permanecen en el centro de las preferencias de los cubanos, más aún durante el verano y al degustarlos evalúan rápidamente la calidad de estas elaboraciones tan refrescantes y agradables al paladar.

Por eso ahora han sido bien recibidas las heladerías artesanales introducidas en el país por la empresa panameña San Clemente Enterprise S.A. que incluyen materias primas italianas, aunque en la oriental provincia de Santiago de Cuba les añaden pulpas de frutas locales, de reconocida calidad y variedad.

Se trata de “un helado excelente, muy cremoso con sabor natural preparado a partir de un proceso totalmente artesanal, explicó a Opciones Astrid García Laucirica, representante en Cuba de la entidad itsmeña.

Estas fábricas están situadas en las mismas heladerías, en espacios reducidos, porque utilizan solamente tres equipos de pequeño formato: el mantecador, el pasterizador y el abatidor de temperatura. Al respecto destacó que el proceso de elaboración no incluye  un compresor para aumentar los volúmenes con aire, lo cual lo diferencia con el helado industrial, precisó.

En el área de ventas de cada recinto, dijo, se colocan dos neveras expositoras para el expendio, las cuales permiten a los clientes visualizar las variedades y elegir el sabor deseado.

En opinión de García Laucirica, ha sido sorprendente la reacción favorable del público cubano muy  acostumbrado a los tradicionales chocolate, vainilla  y fresa, sin embargo, “hoy todos los sabores nuevos tienen mucha demanda, pero el pistacho y la nutella, en particular, tienen una aceptación espectacular, pero en general todos”.

En estos momentos, San Clemente trabaja con varias entidades importadoras del país como Tecnotex, empresas mixtas de Cubanacán, la Corporación Cimex y la Oficina del Historiador de La Habana, entre otras.

De conjunto con estas dos últimas, ha montado en varios lugares del país más de una docena de heladerías artesanales a las cuales provee de materia prima italiana, ciento por ciento natural. En la ciudad de Santiago de Cuba ha podido iniciar una nueva modalidad como la mezcla de la materia prima base de los helados con pulpas de frutas cubanas, como mango, mamey, anón y guanábana, que no figuraban en la cartera de productos de la empresa panameña y de esta manera ha podido aumentar la variedad de sabores.

Además de varias heladerías en la capital del país y en Santiago de Cuba, también ha inaugurado estos servicios en las ciudades de Ciego de Ávila, Morón y Camagüey, ya que los intereses comerciales están enfocados hacia los polos turísticos al igual que las ventas a la población.

Subrayó la funcionaria que mensualmente son practicadas varias encuestas “para que las personas expresen si los helados son de su agrado o prefieren otros y hasta ahora están muy contentos; también es muy buena la relación calidad-.precio”.

La marca de la materia prima es Nappi, pero con Cimex se da a conocer mediante la red BimBom y en Santiago de Cuba en las heladerías Infinita, “para llegar a más de 50 sabores, en otros lugares se ofrecen unos 32 diariamente, lo cual representa más de 80 sabores diferentes durante una semana”, señaló.

Expansión

Con 10 años de presencia en el mercado cubano San Clemente ha realizado sus operaciones mediante la asociación con una consultoría, pero próximamente podrá cambiar cuando sea aprobada por la Cámara de Comercio de la República de Cuba, lo cual facilitará la apertura de una sucursal y disponer de almacenes en el país.

De esta manera dará respuestas más rápidas a las solicitudes y necesidades de materias primas en las heladerías para las cuales ahora debe esperar unos 30 días, hasta la entrada del barco, lo cual es un impedimento para el objetivo de la entidad de mantener la calidad de sus prestaciones.

Según explicó la funcionaria, semanalmente son visitadas las heladerías y se ha dado autorización de comprobar la calidad y cuando no resulta óptima se rechaza el producto y se vuelve a procesar.

Asimismo, está prevista la expansión de la empresa mediante la realización de otros proyectos conjuntos con la corporación Cimex, como la puesta en marcha de una fábrica semindustrial, en La Habana Vieja, que hará helados con crema de leche, los envasará en vasos pequeños y llevarán la marca de Sin Parar, que estará nuevamente al mercado mediante San Clemente.

Está prevista la creación de una fábrica en la zona de Berroa, en la capital, para producir panes y dulces y comercializarlos congelados, en tanto la distribución estará dirigía a los hoteles y la red de cafeterías Rápido.

Entre las previsiones se encuentra aprobado otro proyecto para el café Torre de la Vega, situado en la calle Obrapía, en La Habana Vieja, donde se instalará Dulce Gusto, con nutella y tortas.