Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Circulan nuevos coches de pasajeros

El moderno parque ferroviario de tecnología china incorporado ahora al servicio, forma parte de una inversión de alrededor de 150 millones de dólares en su conjunto

Con la esperada salida del tren de pasajeros Habana-Santiago de Cuba, integrado por confortables coches de fabricación china, se abrió el sábado último este renovado servicio nacional tras arribar al país los primeros 80 vagones de esa tecnología de un total de 240 que se recibirán en los próximos dos años.

Eduardo Rodríguez Dávila, ministro de Transporte, declaró al programa televisivo de la Mesa Redonda que el moderno parque ferroviario forma parte de una inversión de alrededor de 150 millones de dólares en su conjunto, que tras este primer lote de coches (que ya circulan por la línea central), otros 80 llegaran el próximo año y los restantes en el año 2021, para completar el total de coches chinos previstos.     

Apuntó que se incluyen en el contrato suministro de piezas de repuestos, equipamiento especializado para mantenimiento, entre otros recursos, acompañado de una asistencia técnica del fabricante que tendrá presencia permanente aquí de sus representantes colaborando con la parte cubana en todo lo que es mantenimiento, garantía y demás, e informó que cada coche nuevo cuesta alrededor de 500 000 dólares  

Destacó que la transportación de pasajeros por ferrocarriles constituye una de las mayores potencialidades que tiene el sector para trasladar viajeros a largas y medianas distancias; sin embargo, comentó, es uno de los servicios que más deterioro ha sufrido en los últimos años, “realmente su calidad no es buena, tiene muy mala calidad”, remarcó.

La modernización

Para ilustrar su valoración, Rodríguez Dávila señaló que en el caso de las transportaciones nacionales y locales por esa vía, de un plan de 218 trenes que deben circular como promedio diario, no se logra subir de 153, incluido los servicios que prestan coches motores y otros medios.

Reiteró que hay un deterioro vinculado con el mal estado de los coches, vagones y demás equipos para ese servicio y recordó que en el caso de los de pasajeros el país no recibía nuevos desde los importados en los años 70 procedentes de Argentina y después solo se han traído de segunda mano como el denominado tren francés adquirido ya con mucho tiempo de explotación.

Refirió que desde hace varios años la Dirección del país tomó la decisión de impulsar un programa de modernización del ferrocarril en su conjunto, a partir de las ventajas que ofrece este sistema en materia de eficiencia energética: “Se avanza en transportaciones de carga, mientras las de pasajeros están pendientes por dificultades en las contrataciones”.

El titular cubano del Mitrans expuso que por una razón u otra, precisó, no se habían logrado recibir coches nuevos de pasajeros; “estaba previsto que también llegaran locomotoras nuevas, lamentablemente todavía tendremos que trabajar con las de segunda mano que tenemos en el país, porque las nuevas se recibirán más adelante”.

Indicó que todas las inversiones para el rescate y mejoramiento del ferrocarril cubano, sobre todo de pasajeros, “han estado en el centro de atención de la dirección del país, desde el Comandante en Jefe Fidel, el General de Ejército Raúl y por último el Presidente Díaz- Canel que sigue paso a paso todo este proceso”.

Por su parte, Eduardo Hernández Becerra, director general de la Unión de Ferrocarriles de Cuba (UFC), declaró al Semanario Opciones que este proceso como parte del Programa de Modernización, Recuperación y Desarrollo de los Ferrocarriles aprobado para el período 2018-2028, “lo hemos llamado el reordenamiento del servicio de trenes nacionales de pasajeros”.