Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Nueva empresa mixta para el desarrollo de la industria alimentaria

La alianza entre la cubana Corporación Alimentaria S.A (Coralsa) y el grupo eslovaco Proxenta confirma el interés de los inversionistas foráneos por insertarse en el mercado de la Mayor de las Antillas

A la producción de las muy demandadas confituras y de cereales se dedicará una nueva empresa mixta cubano-eslovaca, cuya creación es fruto de la fusión entre Coralsa y Proxenta. Según datos revelados en conferencia de prensa se prevé una inversión total que asciende a 40,9 millones de pesos.

La recién estrenada sociedad mercantil tiene sede oficial en La Habana y emplazará su fábrica en Caibarién, en la central provincia de Villa Clara, donde se realizarán mejoras en una instalación ya existente, al tiempo que también se instalará tecnología moderna. Eso posibilitará alcanzar más altos niveles en la entrega de producciones destinadas al mercado nacional y hacia la exportación.

Igualmente, la creación de esta nueva empresa mixta tendrá positivas repercusiones en la sustitución de importaciones, pues de acuerdo con las cifras ofrecidas a la prensa, durante los últimos cinco años Cuba importó más de 41 500 toneladas de confituras; mientras, el promedio anual se ubica en las 8 400 toneladas aproximadamente.

Con una capacidad productiva de más de 12 000 toneladas y rotuladas bajo las marcas comerciales Guani y Toco, se elaborarán diversos surtidos, entre los que se cuentan galletas dulces regulares y cremadas, sorbetos, caramelos y chupachupas; además de cereales para desayunos.

Por un período de cinco años se extenderá el proceso inversionista previsto en el plan. La primera etapa comenzará con la producción de galletas y sorbetos en el segundo año (2020), ya para 2023 entrará en funcionamiento la línea de caramelos, chupachupas y cereales.

Directivos de Coralsa coincidieron en que la creación de Proxcor resulta un favorable avance en el proceso de recuperación de la industria alimentaria cubana y contribuye a impulsar el desarrollo de la economía de la Isla.

Aportes de la inversión

Pavol Kozíc, director general y propietario de Proxenta, elogió el arduo trabajo del equipo de Coralsa, lo cual permitió concretar la constitución de Proxcor. Además, enfatizó la relevancia que para ellos tiene radicarse en Caibarién y en el impacto positivo que generará en toda la región la nueva empresa mixta.

“No estamos en Cuba solo por la inversión propiamente, también venimos a generar algo diferente, nos motiva la satisfacción de crear”, destacó Kozíc y añadió el interés de que los aportes de Proxcor se reflejen en el mejoramiento del nivel de vida de los pobladores del área.  

Máxima calidad distinguirá a todos los surtidos que proveerán para su comercialización en la Isla y más allá de sus fronteras. “Eso es lo que los hará competitivos para que representen a Cuba en el exterior”, dijo.

El Director General de Proxenta remarcó también el interés común de ambas partes en el logro de resultados positivos y la concreción de todos los esfuerzos. “Debemos mostrarle a nuestros socios de negocios que esta inversión tiene mucho potencial y va a funcionar. De ese modo en unos tres o cuatro años ya podremos hablar de este como un proyecto exitoso”.

Coralsa sigue creciendo

Proxcor, a partir de su creación, es la novena empresa mixta del portafolios de la Corporación Alimentaria S.A. (Coralsa) Bravo, Bucanero S.A., Coracan, Los Portales S.A., Coralac S.A., IMSA, Stella Producciones, Papas&Co., Nescor S.A. y Comital S.A. son las otras que conforman el actual sistema corporativo de Coralsa. 

El ingeniero Nelson Arias Moreno, presidente de Coralsa, aseguró: “Proxcor será también una empresa exitosa al igual que el resto de las nuestras, las cuales en conjunto están facturando más de 600 millones de dólares anualmente.

“Asimismo, contribuirá al amplio mercado de la producción de confituras, que es en definitiva el objeto social con el que se constituyó esta nueva empresa.

“También tenemos en cuenta el contexto que atraviesa el país, por lo cual nos enfocamos en llevar este proyecto a feliz término para lograr sustituir importaciones, exportar y lograr efectivos encadenamientos productivos”, destacó. Al respecto de este último aspecto explicó que así lo han concebido en el empleo de materias primas como la harina y el azúcar.

En ese sentido, aclaró el vicepresidente de Coralsa, Luis Alberto Ortega, que el 66 % de las materias primas que se utilizarán serán cubanas, se trata fundamentalmente de azúcar, harina y sabores; el resto son empaques.

Se refirió además Arias Moreno al complejo proceso a emprender para realizar el necesario cambio tecnológico, así como la incorporación y selección de la fuerza de trabajo calificada.

“Estamos seguros -precisó el ingeniero- de que la fábrica de Caibarién y la empresa serán de excelencia, lo que permitirá ofrecer productos a la población, el sector turístico y las tiendas, además de que será una vía para que las materias primas de las que disponemos en la Isla puedan llegar a los mercados internacionales convertidas en productos terminados, todo esto cuando hayamos suplido el abastecimiento local”.

Etapas vencidas y lo que vendrá

Para Gabriela Kucerová, directora del proyecto por la parte eslovaca, acaban de concluir una primera fase. “Pero nos espera mucho más y ahora empieza el trabajo real, el cual demanda de que se involucren no solo Coralsa y Proxenta, sino también todas las personas que de alguna menera puedan aportar, pues se trata de una labor de conjunto, lo cual nos garantizará tener éxito”, remarcó.

Mientras, Rastislav Sádecký, gerente general de Proxcor, ratificó: “tenemos todo lo necesario para desarrollar un negocio con productos y personal excepcionales.

“Estamos preparados para ir aprendido día a día y trabajaremos para ser mejores”. Aludió también a la capacitación que se le dará a quienes operarán la novedosa tecnología europea  con la que contará la fábrica (procedente de proveedores de países como Italia, Holanda, República Checa y Alemania).

Acerca de este particular habló el ingeniero Stanislav Cicák, experto en tecnologías de Proxenta: “cada una de las líneas de producción y tecnologías tiene sus especificaciones, la prioridad es que todas sean de gran calidad y capacidad; estamos seguros de que serán capaces de cumplir con el portafolio de productos con la excelencia de exportación que se espera”.

Acotó entre otras de las posibilidades que ofrece esta tecnología su versatilidad para adaptarse a las materias primas con las que cuenta Cuba y les permite incorporar sabores distintos a los que son de preferencia en Europa.

La nueva empresa en contexto

Por otro lado, Pavol Kozíc transmitió a futuros inversionistas interesados en realizar negocios con Cuba que “este es un mercado y un país donde hay que buscar las oportunidades donde otros no las ven.

“Sabemos que el escenario es complejo, pero confiamos en que algún día el bloqueo caerá, pues es algo sin sentido y que ha durado muchos años”, señaló y acotó que aspiran en el futuro a poder abastecer con sus producciones al mercado estadounidense.

Dijo también el empresario que es de sumo interés para Proxenta la industria alimentaria, la cual consideran como estratégica; aunque no descarta que más adelante se adentren en la rama turística.