Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Presidirá Cuba Acuerdo Regional de Cooperación en Tecnologías nucleares

La XX Reunión del Órgano de Coordinación Técnica (OCTA) del Acuerdo Regional de Cooperación para la Promoción de la Ciencia y Tecnología Nucleares en América Latina y el Caribe (ARCAL) sesiona durante esta semana en el hotel Meliá Marina Varadero, en Matanzas

La XX Reunión del Órgano de Coordinación Técnica (OCTA) del Acuerdo Regional de Cooperación para la Promoción de la Ciencia y Tecnología Nucleares en América Latina y el Caribe (ARCAL) sesiona en Cuba con la asistencia de Yukiya Amano, director general del Organismo Internacional de Energía Atómica.

Asisten al encuentro que sesiona en el hotel Meliá Marina Varadero, en la occidental provincia de Matanzas, representantes de 21 países de esta área geográfica, comprometidos con el análisis sobre la solución de los problemas y necesidades más apremiantes en la región, que puedan ser afrontados con el empleo de tecnologías nucleares.

En el contexto de la reunión, Cuba asumirá la presidencia de ese órgano de coordinación técnica por dos años con la responsabilidad de seguir cooperando en la formación de recursos humanos, la promoción de las aplicaciones nucleares y el fomento de una cultura de seguridad en la zona.

Desde su ingreso hasta la fecha, la Mayor de las Antillas ha participado en más de 130 proyectos y ha mantenido un activismo permanente en los órganos de ARCAL, según informó la Red de Comunicadores Nucleares (RECNUC).

Surgido en 1984, ese acuerdo regional cumple este año su aniversario 35 con la participación de 21 estados miembros: Argentina, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Los proyectos de ARCAL se desarrollan en el ámbito del Perfil Estratégico Regional (PER), establecido sobre la base de un examen de las dificultades y urgencias más imperiosas y que requieran del uso de tecnologías nucleares.

Su impacto se refleja en la formación del personal profesional, transferencia de tecnología, conservación del conocimiento nuclear y consolidación de las redes colaborativas.

Algunas de las experiencias exitosas de ARCAL se resumen en el fortalecimiento de la medicina nuclear en la región, gracias a una estrategia integral para mejorar la cantidad y calidad de los recursos humanos que trabajan en el diagnóstico y tratamiento del cáncer.

También en la agricultura, mediante la técnica del insecto estéril, ARCAL ha apoyado el mantenimiento de zonas de baja prevalencia de la mosca de la fruta, palomilla de nopal, gusano barrenador, dengue, zika y chikungunya, (precisamente con el apoyo del OIEA y del ARCAL se cuenta en la zona con la planta más grande del mundo en materia de técnica de insecto estéril).

Mediante radiomutagénesis se han desarrollado nuevas variedades de arroz que incrementan la producción de 4,6 a 6,9 toneladas por hectárea y se cuenta con diversidad de cultivos de trigo, quinoa y tomate, más resistentes a sequía, enfermedades, pesticidas, temperatura y salinidad extremas.

Todo esto se resume en más de 160 proyectos regionales implementados, alrededor de 40 millones de dólares aportados a la creación de capacidades e infraestructura, y unos 370 cursos de especialización, así como 15 500 profesionales entrenados y 824 misiones de expertos y conferencistas.

ARCAL es un acuerdo intergubernamental que se basa principalmente en la cooperación técnica y económica con el propósito de promover el uso de las técnicas nucleares y sus aplicaciones con fines pacíficos.

La Agencia de Energía Nuclear y Tecnologías de Avanzada (AENTA) perteneciente al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente tiene como funciones principales el desarrollo, promoción y el uso pacífico de las aplicaciones en medicina nuclear, producción de radiofármacos para el tratamiento del cáncer y otras enfermedades que están entre las primeras causas de muerte en Cuba.

La AENTA es punto focal para la colaboración con el OIEA, gestiona proyectos y brinda servicios científico-tecnológicos y productos de alto valor agregado relacionados con las aplicaciones nucleares, fuentes renovables de energías y otras tecnologías de avanzada, que contribuyen al desarrollo sostenible del país.

El binomio OIEA-ARCAL

A comienzos de la década del 80, los cinco países del Grupo Andino (Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela) iniciaron gestiones con el objetivo de establecer actividades de cooperación en temas nucleares de interés mutuo.

Para ello canalizaron la iniciativa al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) con sede en Viena, Austria, el cual aceptó auspiciar, patrocinar y coordinar las actividades con el fin de extenderlas a la mayor cantidad posible de países de la región.

Hoy el OIEA auspicia, patrocina y coordina las actividades del Programa ARCAL a través de la Sección América Latina de su Departamento de Cooperación Técnica y realiza funciones de Secretaría.

ARCAL en Cuba 

Cuba se incorporó al Programa ARCAL en 1988 y cuando el Acuerdo se abrió a la firma en 1998, lo suscribió en septiembre de ese año y lo ratificó en igual mes pero de 2002.

En marzo de 1997 se celebró en La Habana la Reunión de Máximas Autoridades Nucleares de ARCAL, en la que se logro transitar de un pacto institucional a un Acuerdo Intergubernamental.

Además esta nación caribeña fue anfitriona de la IV Reunión del Órgano de Coordinación Técnica, que se efectuó en la capital cubana del 19 al 23 de marzo de 2003 y también acogió la VIII Reunión del OCTA que sesionó en el Balneario de Varadero, del 5 al 7 de septiembre de 2007.