Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Asciende la recuperación apícola vueltabajera

Los apicultores vueltabajeros reafirman su presencia entre las provincias que incrementan este renglón productivo

Con sobrecumlimientos en el plan de producción de miel en el pasado trimestre, los apicultores vueltabajeros reafirman su presencia  entre las provincias que incrementan este renglón productivo.

Este año la UEB de Pinar del Río prevé obtener unas 492 toneladas, cifra posible con el adecuado manejo, el buen comportamiento de la floración de las diversas especies de la flora y los cambios de reina y un favorable comportamiento de las condiciones climatológicas.

Esto favorecerá, también, las cifras acordadas en cera y propóleo en lo que incide, por mencionar algunos,  la dedicación a estas faenas de los productores,  la salud de las colmenas, con la existencia de 10 800, la construcción de otras nuevas, la renovación de las abejas reinas y la alimentación sistemática a los apiarios, factores que inciden en los rendimientos  y la garantía de la producción.

También perfeccionan el quehacer en los criaderos de reinas existentes en los municipios de Pinar del Río, Consolación del Sur y Sandino, así como ejecutan los programas de reforestación de las especies melíferas a nivel territorial y en los apiarios según las necesidades y condiciones.

Son exigentes con los controles sanitarios y en los indicadores de calidad de la miel, con énfasis en la humedad y el color, aseguro Pedro Núñez Lavastida, genetista y especialista del departamento de producción de la entidad pinareña, quien reconoció el flujo de los recursos materiales  para la elaboración de los diversos elementos  de las colmenas.

Los laboriosos insectos fueron trasladados hacia las costas, con el fin de aprovechar la floración del mangle donde permanecerán hasta el mes de septiembre en que se ubicaran en los eucaliptos para idénticos propósitos.

Trascendió que elevan la mayor atención al hombre, la realización de talleres y seminarios en aras de la capacitación, el intercambio de ideas y la búsqueda de soluciones a los problemas. Estas producciones son enviadas a las plantas de beneficio de  Artemisa y Sancti Spíritus para su procesamiento y exportación hacia los diversos continentes.

En todo el país las plantas de beneficio se modernizan para adaptarlas a las cada vez más exigentes normas del comercio mundial. La producción anual de este alimento, a nivel mundial, se calcula en aproximadamente 1 200 000 toneladas; de estas circulan internacionalmente alrededor de 300 000, mientras el resto se consume en sus naciones de origen por ser muy completo y sano.