Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Distinguen a la eficiencia y competitividad empresarial

Presentan convocatoria al Premio Nacional de Calidad de la República de Cuba en su XVIII edición

Estimular y reconocer a las organizaciones distinguidas por el éxito en su gestión empresarial, la mejora continua, así como la competitividad y eficiencia de sus producciones y/o servicios son las principales motivaciones del Premio Nacional de Calidad de la República de Cuba, instituido en 1999 y que en este año arriba a su décimo octava edición.

Al presentar la convocatoria actual en la sede de la Cámara de Comercio, en La Habana, Miriam Torres Estrada, directiva de la Oficina Nacional de Normalización (ONN), explicó las bases de este galardón al cual pueden aspirar todas las organizaciones con un año natural, como mínimo, de operación continua anterior al período correspondiente a la edición actual.

Entre estas se encuentran las entidades con personalidad jurídica y resultados económicos propios: las estatales o del sector cooperativo, mini industrias y pequeñas organizaciones, empresas mixtas, sociedades mercantiles, nacionales o extranjeras radicadas en el país.

Incluye además a las Unidades Empresariales de Base (UEB), sucursales, divisiones territoriales o agencias consideradas como entidades subordinadas con determinada autonomía y dependientes de los procesos.

Mencionó los requisitos a cumplir que abarcan desde el liderazgo, la política y estrategia, el mercado y la satisfacción de los clientes, hasta el control interno y los resultados económicos, entre otros.

Podrán presentar su postulación las empresas que hayan obtenido el Premio de Calidad otorgado por el Consejo de Administración Provincial (CAP) correspondiente, o por el Organismo de la Administración Central del Estado (Oace) que la atiende en un período que no exceda los tres años, incluido 2018.

Como elementos excluyentes para obtener el trofeo se señalan la comisión de hechos graves o sanciones por incumplimientos de las regulaciones legales vigentes, y otras asociadas a la contaminación ambiental, el control interno y la contabilidad, además de la no observancia de las obligaciones tributarias.

El Premio Nacional se otorga en dos categorías: a empresas noveles, que participan por primera vez; y a las que revalidan el lauro y/o ratifican la condición alcanzada como mínimo tres años antes, demostrando la consolidación de su gestión por la excelencia.

Este galardón permite estimular y reconocer a las organizaciones que se distingan por el éxito en su gestión empresarial y la calidad, convirtiéndolas en referencia dentro de las mejores, así como promover el empleo de la experiencia cubana en la utilización del enfoque y las prácticas de gestión total de la calidad, como una vía para impulsar el mejoramiento continuo de la eficiencia y la competitividad.

Novedades en las bases del Premio

Como en ediciones anteriores, las bases han sido revisadas y actualizadas en correspondencia con los Lineamientos de la Política Económica y Social aprobados por el VII Congreso del Partido y el enfoque basado en riesgo incluido en las nuevas normas internacionales para sistemas de gestión.

Entre las modificaciones se señalaron las relacionadas con la gestión de los recursos humanos para demostrar el desempeño energético de la organización en la infraestructura, así como lo referido a la calidad de los procesos, de acuerdo con el Decreto No. 343/2018 sobre el Sistema de Propiedad Industrial.

Otro cambio se vincula con el impacto en la sociedad a partir del eje estratégico sobre recursos naturales y medio ambiente reflejado en el Plan Nacional Económico y Social  hasta 2030, así como de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, además del requisito asociado a los resultados económicos y control interno, en el que se requieren las actas de inspección estatal de eficiencia energética emitidas  por la Onure,  tanto para la electricidad como el  combustible.

Nuria Dávila, directora del Plan Nacional Económico y Social  hasta 2030,, y otros especialistas de esa institución, perteneciente a la ONN, intercambiaron con representantes de las entidades y grupos empresariales asistentes al encuentro, entre estos, de una OSDE de la agricultura, del Ministerio de Comercio Interior (Mincin), de la empresa La Estancia y de la Emproy 2, de la rama de la construcción.

Muy interesados se mostraron los directivos de Geocuba-Pinar del Río, quienes esclarecieron dudas y conocieron los pormenores para conformar y presentar el expediente para poder optar por el galardón de la calidad en esta edición.

El Premio es otorgado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), a propuesta de la Oficina Nacional de Normalización, encargada de la convocatoria y organización del proceso evaluativo, conducido por un grupo multidisciplinario integrado por expertos de varios organismos.

Entre los Oace involucrados se encuentran los ministerios de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, de Finanzas y Precios, la Oficina Nacional para el Control del Uso Racional de la Energía, la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores (ANIR), la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial (OCPI) y el Centro de Gestión y Desarrollo de la Calidad (CGDC).

En la edición XVII el trofeo fue otorgado al Hotel Iberostar Varadero y a la Empresa de Gestión del Conocimiento y la Tecnología, Gecyt, con lo cual ambas entidades demostraron su competitividad en el mercado y su contribución a la validación de la eficacia del modelo económico del país.