Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Sector petrolero cubano: En la ruta de la inversión extranjera

Crear, ampliar y modernizar capacidades productivas, así como promover proyectos para la exploración y producción de hidrocarburos resultan los propósitos de la política sectorial de la Unión Cuba Petróleo (CUPET)

El sector de la industria petrolera cubana es uno de los que sobresale por ser pionero en cuanto al trabajo vinculado con la inversión extranjera en la Isla, pues el primer contrato de Asociación Económica Internacional (CAEI) en la modalidad de Contrato de Producción Compartida (CPC) se firmó en 1990.

Así lo refirió en diálogo con Opciones Roberto Suárez Sotolongo, director adjunto de Cupet, quien además abordó cómo se avanza actualmente en este sentido y remarcó que “hay ahora un punto de inflexión hacia lo alto en las inversiones, existe mayor interés y aumenta la cantidad de compañías que están viniendo a Cuba solas o asociadas.

“Esperamos entonces que durante los próximos seis meses se logren firmar dos o tres contratos másde producción compartida, o se sumen igual número de empresas mixtas a los contratos ya materializados”.

Los comienzos –rememoró- estuvieron marcados por la actividad más determinante, o sea, los contratos de producción compartida en bloques en tierra, en aguas someras y en aguas profundas (los ubicados en la conocida como Zona Económica Exclusiva de Cuba en el Golfo de México).

“Desde aquellos inicios hasta la fecha se han firmado 47 contratos de diferente tipo. En la Cartera de oportunidades de inversión extranjera Cupet tiene incluidos contratos de producción compartida para los bloques en aguas profundas, de los cuales hay dos vigentes actualmente que ya se han firmado y están en ejecución.

“También contamos con contratos de producción compartida en los bloques en tierra, de esos hay seis en activo. A estos se suman los dedicados a la recuperación mejorada o secundaria, se trata de la aplicación de diferentes tecnologías en áreas donde se ha estado produciendo petróleo o en las que muestran poca productividad para incrementar los resultados; en esta modalidad existen hoy tres acuerdos firmados”, afirmó Suárez Sotolongo.

¿Cómo se avanza actualmente?

En 2018 –precisó el Director Adjunto- se acaban de suscribir dos nuevos contratos: uno para un bloque de exploración y otro para la recuperación mejorada.

Asimismo, desde los años 90 hasta la fecha se han rubricado cuatro empresas mixtas, de las cuales continúan funcionando tres que Cupet patrocina y en el caso de Energas también participa en calidad de socio junto a la Unión Eléctrica de Cuba y Sherrit Internacional.

Agregó el entrevistado que se labora igualmente en la creación de tres nuevos proyectos en la Zona Especial de Desarrollo Mariel y otros dos ubicados en Matanzas y Cienfuegos, se trata de empresas que están en proceso de creación.

“Con estos sumarían ocho empresas mixtas y nueve contratos vigentes y en total funcionamiento”, acotó Roberto Suárez Sotolongo.

Puntos estratégicos e inversión en contexto

Respecto a las cuestiones preponderantes del país para la inversión extranjera en el sector petrolero señaló que se enfocan principalmente en el incremento de la producción de petróleo y gas acompañante. “De ahí que el esfuerzo mayor radica en concretar contratos dirigidos a descubrir y explorar nuevas áreas.

“Durante los últimos años Cupet se ha concentrado en una zona específica de la costa norte de la Isla. Allí hemos aglutinado todo el empeño de la inversión estatal, pero hemos dejado el resto de las zonas del territorio nacional abiertas a la exploración con inversión foránea”, remarcó.

Por otro lado, aludió a cómo el contexto económico internacional a partir de 2015 ha influido en los rumbos y el desarrollo de la inversión en la esfera de la industria del hidrocarburo en la Mayor de las Antillas.

“Sobre todo a partir de la segunda mitad del año 2015 hubo una caída fuerte en los precios del petróleo, esa situación desestimuló las inversiones en el sector.

“La mayoría de las compañías, cuando existe un período de baja de los precios, suelen limitarse para abrir nuevos frentes de exploración y se enfocan en lo que tienen ya seguro. Ahora es evidente un proceso de recuperación estable de los precios en los últimos 10 o 12 meses se perfila nuevamente el interés en invertir”, aseguró.

Consolidar prioridades

“Las prioridades en cuanto a la inversión extranjera hoy son la identificación de nuevos recursos para sostener e incrementar la producción petrolera del país y por ende garantizar su independencia energética, la transferencia de tecnologías esenciales para la referida industria y la creación de infraestructuras tanto tecnológicas como de desarrollo”, ponderó el Director Adjunto de Cupet.

Añadió que los intereses en Cuba como plaza para las inversiones residen, principalmente, en los negocios de exploración a riesgo, aunque también los hay en brindar acompañamiento al proceso inversionista como proveedores de bienes y servicios especializados.

Mencionó que en ese sentido sobresalen compañías de Australia, España, Canadá, Reino Unido y China (estas sobre todo participan en el sector de soporte).

Por otro lado realzó que la inversión extranjera es clave para el desarrollo de la industria del petróleo en la Isla, “no solamente desde el punto de vista del financiamiento de los proyectos, sino del aporte de nuevas tecnologías que traen las distintas compañías, así como las posibilidades que ofrece para atraer a otras empresas que aportan servicios asociados a los proyectos y permiten que este mercado sea más competitivo y eficiente”, ratificó.

Generar mayor atractivo

“El atractivo principal para un inversionista extranjero en este tipo de proyectos -continuó el Director Adjunto de Cupet- resulta la disponibilidad de información geológica acerca del área donde se pretende invertir en cuanto a la existencia de un sistema petrolero, infraestructura para llevar adelante esa industria y contar con el capital humano capacitado para realizar esas labores”.

Subrayó que esos son aspectos en los que la Unión ha estado trabajando para lograr hacer más atractiva la inversión extranjera hacia Cuba en el sector petrolero. En primer orden hemos incrementado la cantidad de conocimiento que existe sobre el territorio cubano, en esa dirección se han efectuado importantes esfuerzos empleando fondos propios y se ha invertido fundamentalmente en información sísmica.

Se llevó a cabo un proyecto de adquisición sísmica en 2010 en la zona norte, entre Varadero y La Habana, específicamente; en 2014 se hizo otro estudio de este tipo que recientemente se terminó de interpretar y está aportando nuevas áreas.

Además, hace poco concluyó otra investigación sísmica en el bloque 7, en la zona Sur de donde hoy se produce petróleo en las provincias de La Habana, Mayabeque y parte de Matanzas.

“También -dijo- obtuvimos los resultados de la mayor campaña sísmica marina multicliente que se realizó alrededor del territorio nacional y abarcó un total de 26 680 kilómetros de sísmica 2D de alta resolución. Esto va cambiando mucho la perspectiva de cuánto se puede trabajar hoy en términos de prospección petrolera”.

Subrayó el directivo que esos resultados estarán a disposición de los inversionistas y se promocionarán en fechas cercanas como parte de dos eventos especializados del sector petrolero: la Conferencia Anual Cuba Energy Oil and Gas 2018, que tendrá lugar en La Habana en diciembre, así como en Petroleum  Experts (Petex), el cual sucederá en Londres, a finales de noviembre de este año.

En ambas citas estará disponible un cuarto de datos o data room que les permitirá a las compañías interesadas visualizar algunas de las líneas adquiridas en la Zona Económica Exclusiva de Cuba.

“En esos escenarios -indicó Suárez Sotolongo- la compañía china BGP, que realizó la adquisición y procesamiento de la información, expondrá los resultados y la información que van mostrando esos estudios. Se ofrece así una nueva mirada a la prospección del subsuelo cubano y las áreas ubicadas en la Zona Económica Exclusiva del Golfo de México para invertir y buscar hidrocarburos”.

Otras posibilidades para la inversión foránea

Refirió el entrevistado que se han centrado también en el mejoramiento de la infraestructura, aspecto en el que igualmente hay espacio para la inversión extranjera o la presencia de compañías procedentes de otras naciones en tanto proveedores de bienes y servicios, aunque no como inversionistas directos.

Ilustró que eso está dado por el hecho de que la industria petrolera se caracteriza por una alta preparación y elevada dependencia de empresas especializadas que brinden servicios, por ejemplo, de perforación, intervención y desviación de pozos, ingeniería, técnicos, asesoría, así como financiamiento, entre otros.

La otra cuestión que destacó Roberto Suárez Sotolongo es la capacitación del capital humano. “Nuestra industria no puede funcionar sin personal extremadamente competente y experimentado, por lo que hemos recurrido a la preparación de ingenieros petroleros en Rusia, Rumanía y otros países, donde hay estudiantes cubanos de pre y posgrado en especialidades afines al sector”, declaró.

Con la mira en Fihav 2018

La presencia de la Unión Cuba Petróleo en la Feria Internacional de La Habana (Fihav) es de amplia data. Como novedad para la venidera edición de 2018 -adelantó Roberto Suárez Sotolongo- tendrá la incorporación de una nueva modalidad: los contratos de servicios.

“Es una variante -aclaró- que se diferencia de los contratos previos, esta se ajusta un poco más a las modalidades empleadas en el mundo relacionadas con los contratos de servicios de producción, en los cuales la compañía que participa como asociada con Cupet produce y recibe beneficios en función de la cantidad de recursos que genera y no sobre la base del contrato de compartición”.

Además, la disponibilidad de mayores volúmenes de información técnica para los procesos de la industria petrolera, a partir de los estudios sísmicos que se han realizado, resulta la otra renovación que ofrecerá la Unión.