Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Relaciones Cuba-Vietnam, símbolo de una época

Opciones conversa con el embajador vietnamita en Cuba, Nguyen Trung Tranh

“Nuestras relaciones son de amistad especial y de unidad tradicional, confianza mutua, transparencia y ejemplaridad, lo que las convierten en símbolo de una época y en patrimonio invaluable de ambos países; cultivadas con esmero por los presidentes Ho Chi Minh y Fidel Castro y por varias de nuestras generaciones”, significó en embajador vietnamita en Cuba, Nguyen Trung Tranh.

En los meses recientes, en especial tras la visita a Cuba en marzo de este año, del Secretario General del Partido Comunista de Vietnam, Nguyen Phu Trong, se firmaron 22 convenios y acuerdos de colaboración que cubren casi todas las esferas,  al mismo tiempo se organizaron actividades, hubo gestos de entrañable hermandad que sobrepasaron todo protocolo habitual entre dirigentes del más alto nivel. Las tradicionales relaciones de solidaridad y de colaboración integral se han elevado a nuevas alturas.

Se organizaron actividades en diferentes provincias de ambos territorios para festejar el 45 aniversario de la histórica visita a Vietnam del presidente Fidel Castro, el primer y único Jefe de Estado extranjero que llegó a las zonas liberadas en Vietnam del Sur después de firmados los Acuerdos de París para la pacificación”.

Por esta y otras razones se ha denominado el 2018, como Año de Vietnam y Cuba.

Ambas partes mantendrán y utilizarán eficientemente los mecanismos de la Comisión Intergubernamental (la 36 Sesión se organizará en La Habana el venidero noviembre).

Las lecciones sobre los éxitos y desafíos del proceso de renovación en Vietnam se comparten con franqueza y veracidad. Cuba ha expresado su interés y le concede gran relevancia al intercambio de experiencias sobre los mecanismos administrativos, las empresas accionistas, asuntos monetarios, financieros, diplomacia económica, prevención y lucha contra las manifestaciones negativas, la organización del aparato estatal, así como a las tareas de seguridad y defensa.

Las relaciones de cooperación económica comercial e inversionistas muestran pasos optimistas. Vietnam se ha convertido en el segundo socio comercial de Asia para Cuba y algunos empresarios han realizado y continúan llevando a cabo proyectos de construcción para la infraestructura turística tales como hoteles cinco estrellas, en la industria de materiales de construcciónm así como la producción de detergente en polvo y de pañales desechables.

Con la próxima firma del Convenio Comercial y de otros de colaboración en disímiles esferas se contribuye a que la balanza comercial entre los dos países, que es de  unos 260 millones de dólares al año, se eleve a 500 millones para 2020.

Por su parte, la colaboración en las tribunas internacionales y multilaterales se ha fortalecido e incrementado continuamente, manteniendo una buena relación de coordinación, cooperación y apoyo mutuos.

Las relaciones de cooperación en las esferas de las ciencias de la tecnología, agricultura, salud pública y cultura permiten el intercambio de experiencias teóricas y prácticas, amplias y profundas, en tanto la colaboración entre todos los sectores y niveles, y el diálogo entre las jóvenes generaciones de ambos países continúan siendo atendidas e impulsadas.

-¿Por qué Vietnam entró en la Zona Especial de Desarrollo (ZED) Mariel y qué importancia tiene la formación de la empresa ViMariel, la primera en esa zona con 100% de capital extranjero?

-La ZED Mariel es una zona económica especial encargada del desarrollo económico cubano. Cuando se invierte allí, el inversor extranjero goza de políticas más preferenciales respecto a los que invierten en otro lugar.

“Debido a ese ambiente favorable durante los pasados años muchas delegaciones de empresarios vietnamitas se interesaron en visitarla,  conocer las políticas concretas que existen, así como realizar proyectos de inversión específicos que ya han sido aprobados y se ejecutan. Dentro de estos llama la atención la Empresa Mixta Suchel TBV S.A con la empresa vietnamita Thai Binh.

“También el Proyecto ViMariel S.A de la empresa vietnamita Viglacera en la condición de primer inversor, que cuenta con un capital de 17,6 millones de dólares para el desarrollo de la infraestructura de la zona industrial. Comprende la base de infraestructura de transporte, comunicaciones, combustible, suministro de agua para un área de 160 hectáreas en la zona A por un período de 50 años.

“Además, después que se desarrolle la infraestructura, se dedicará a la atracción de capital extranjero en esferas de la tecnología, materiales de construcción, industria electrónica y otras ramas industriales de interés para la Isla caribeña.

“Con nuestra experiencia en el desarrollo de zonas industriales, la parte vietnamita está en disposición de compartir y colaborar para que el Proyecto de Desarrollo sea favorable, lograr las expectativas de ambas partes y obtener importantes experiencias prácticas necesarias para el desarrollo en general de la ZED Mariel”, afirmó Nguyen Trung Tranh.

-¿Valore las relaciones económicas y políticas bilaterales en el futuro?

-Estoy seguro de que estas hermosas relaciones van a continuar ampliándose, estrechándose y profundizándose de manera positiva, real y efectiva, basadas en la obra de renovación de Vietnam, y en el proceso de actualización para el desarrollo económico del socialismo en Cuba.

“Ambos países continuarán realizando encuentros y diálogos a todos los niveles, en todos los sectores y territorios; continuaremos incrementando el intercambio teórico-práctico, compartiendo las experiencias en la dirección del Estado, la gestión económico-social y las relaciones internacionales.

“A pesar de que la cooperación económica, comercial y las inversiones se incrementan actualmente cada año, estas aún no se equiparan con las potencialidades reales de ambos países, que necesitan crear cada vez más condiciones para que nuestros inversores, cubanos y vietnamitas, se inserten en nuestros mercados, con la aprobación de mecanismos facilitadores, de estímulo y preferenciales, encaminados a crear un ambiente favorable.

“Ambas partes también precisan intercambiar análisis sobre las potencialidades de cada país para ampliar la colaboración en diferentes sectores y esferas prioritarias en que cuenten con fortalezas y puedan ayudarse mutuamente, como es el caso de las energías, telecomunicaciones, turismo, construcción, servicios médicos, industrialización agrícola y las industrias alimentaria, farmacéutica, biotecnológica y transporte de carga, entre otras”, dijo el embajador vietnamita en la Isla.

-¿Cómo se desarrolla la economía de Vietnam y cuáles son sus logros y retos principales?

-Desde el mismo momento en que comenzamos la obra de renovación y la apertura (1986), la economía vietnamita ha logrado un ritmo de crecimiento muy elevado (un promedio de 7,3 % anual en el período de 1990-2003) y después de haber pasado por el decrecimiento a finales de 2010 (solo crecíamos 6 % anual), comenzó a recuperar lentamente su ritmo: 2015: 6,68 %, 2016: 6,21 % y 2017:6,81 %. Merece atención el primer trimestre del año 2018 en que el PIB real de Vietnam creció cerca de 7,4 %, cifra mucho mayor que 5,1 % de los trimestres de años anteriores y la más alta en muchos años.

“La esfera turística en los primeros tres meses de 2018 creció 1,6 veces con respecto a 2017, el comercio, cerca del 40 %, las exportaciones de Vietnam alcanzaron alrededor de
2 000 000 000 de dólares estadounidenses, una cifra mayor con respecto al año anterior.

“En conclusión, el ambiente de negocios de Vietnam ascendió 14 posiciones en la economía y el coeficiente del potencial competitivo creció cinco posiciones.

“Los pronósticos de la situación económico-social para 2018 son positivos. En los próximos dos años, si no se produce ningún cambio grande en la economía mundial y la reforma continúa su desarrollo activo y dinámico, la economía vietnamita tiene perspectivas de crecer aún más y de manera  sostenible. Standard Chartered Bank pronostica que el crecimiento del PIB para el año 2018 será de 6,8 % y para el 2019, de 6,9 %.

“Este crecimiento económico marca un hito muy importante en la historia de nuestro desarrollo económico moderno. Los niveles de crecimiento económico alto han creado las condiciones para mejorar sensiblemente el nivel de vida de la población y en especial crea nuevas fortalezas para acelerar el proceso de industrialización y modernización del país.

“A pesar de que el punto de partida aún es modesto, los éxitos han estimulado mucho la continuidad de la política de renovación económica con tendencia al mercado y a la integración. Podemos decir que Vietnam tiene importantes logros en su crecimiento económico.

“Hemos llevado a cabo, de manera eficiente, el ritmo de integración económica internacional, hemos perfeccionado la institucionalidad de la economía de mercado con orientación socialista, reestructuramos, renovamos e incrementamos la eficiencia de la empresa estatal, así como desarrollamos la economía privada hasta convertirla en un importante motor de la economía.

“Aún existen debilidades que debemos resolver tales como la deuda pública, el crecimiento es todavía poco acelerado y sostenible, la productividad del trabajo no se ha logrado mejorar a profundidad, la macroeconomía aún está bajo influencia de muchos factores de inestabilidad y existe el reto del envejecimiento poblacional, el peligro de “envejecer sin haber logrado la riqueza” y caer en la trampa del ingreso promedio, comentó el diplomático.

“También subsisten los problemas medio ambientales, del cambio climático y el desarrollo que garantice la seguridad energética, las dificultades alrededor de mejorar el ambiente inversionista y de negocios, entre otros.

“Estos son los retos, que de poder resolverse, abrirían una gran brecha que fortalecería la económica y ayudaría a apuntalar el desarrollo acelerado y sostenible de Vietnam.

“Cumplir de manera activa los acuerdos comerciales de nueva generación que se han suscrito con diversos socios relevantes tienen el objetivo de incrementar la calidad y eficiencia de la integración así como el mejor posicionamiento para nuestra economía en la cadena de proveedores y valores globales”.

-En los meses recientes apreciamos que las relaciones entre Vietnam y Cuba se han fortalecido y desarrollado. ¿Cómo se han incrementado y en qué esferas fundamentalmente?

- A principios del presente mes de agosto el gobierno cubano aprobó la creación de la empresa mixta Suchel TBV S.A. para que Vietnam y Cuba construyan una fábrica de detergente en polvo y otros productos de limpieza con un capital de inversión de cerca de 18 millones de dólares estadounidenses en la Zona Especial Mariel.

“Ambos países tienen ante sí mayores perspectivas. Estamos seguros de que las relaciones especiales de amistad, la colaboración total entre los partidos, estados y pueblos de nuestros países se fortalecerán e incrementarán cada día más en aras del desarrollo mutuo, la paz y la estabilidad de nuestras regiones y el mundo”, concluyó el embajador de Vietnam en Cuba.