Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Destacan éxito permanente de Havana Club

Los nuevos productos de la mayor de las Antillas son el resultado de viejas bodegas, bien manejadas por los maestros de ron cubano, combinación que según expertos es extraordinaria y única

Vale la pena subrayar el éxito mantenido de Havana Club, marca que es hoy líder mundial de los rones cubanos, merced a la calidad intrínseca de nuestros productos -que nadie puede imitar aunque muchos lo intenten-, afirmó Juan González Escalona, presidente de la compañía Cuba Ron S.A.

También reconoció el admirable trabajo de distribución internacional que lleva adelante el grupo francés Pernod Ricard, entidad que junto a la nacional mencionada anteriormente crearon en el año 1993 la empresa mixta Havana Club Internacional S.A. (HCI), con el objetivo de desarrollar la marca a escala mundial.

Esta firma se encarga de la producción y distribución del afamado  ron cubano, mediante la red de distribución internacional de Pernod Ricard. En el año 2007, la compañía HCI inauguró su mayor destilería en el municipio de San José de las Lajas, en la joven provincia de Mayabeque, para satisfacer la creciente demanda de los añejos.

El también presidente de HCI significó que “lo más importante es el trabajo de nuestra gente, tanto en la Isla como en el extranjero para garantizar esa conquista de manera sostenida y creciente, resultado que no es casual, pues se ha logrado mediante una labor persistente a lo largo de mucho tiempo”.

Recordó que este año se celebrará el 25 aniversario de la fundación de esa empresa mixta cuya labor, dijo, respalda los resultados económicos ascendentes, “en cifras muy positivas para ambas partes, los cuales esperamos seguir mejorando”.

No obstante, reconoció que “todavía hay mercados en el mundo donde no tenemos suficiente presencia, en algunos de ellos como consecuencia del bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba, pero también porque falta un trabajo más tenaz y agresivo de distribución y, sobre todo porque debemos seguir dando a conocer el gran mensaje cultural que acompaña un trago de buen ron cubano”.

Combinación única

Señaló que han salido nuevos productos, los cuales continuarán apareciendo en los mercados nacional e internacional, “y no hay que perder de vista, argumentó, que son el resultado de nuestras muy viejas bodegas, bien manejadas por los maestros de ron cubano, combinación que es extraordinaria y única”.

Sobre el reciente Mitin Panamericano de Coctelería, que reunió en La Habana a bartanders, comerciantes, productores y otros especialistas de unos 20 países, González Escalona comentó que a partir de los atributos reconocidos de los elíxires y cantineros de la Isla en la elaboración de cócteles de fama mundial, “este tipo  de evento permite, sobre todo, mayor visibilidad”, recalcó.

Al respecto, el directivo añadió que se conoce la calidad del ron cubano, “pero no basta que lo conozca un grupo de gente, ni siquiera algunos millones de personas; es necesario que se divulgue, sobre todo, su cualidad distintiva como un producto genuinamente original que se ofrece siempre con añejamiento natural conforme con los requisitos de nuestra Denominación de Origen”.

Mucho por hacer

El directivo calificó de extraordinaria la labor de promoción que realizan los bartanders en los principales polos turísticos del país y exhortó a continuar ampliando su profesionalidad con el aliento de la Asociación de Cantineros de Cuba, especialmente en el área de la coctelería e integración a la vertiente cultural.

“Nuestros cantineros  también son capaces de crear nuevos productos, muy atractivos para sus clientes y visitantes, porque tienen la pericia de ofrecerlos y presentarlos de una manera más novedosa, que se corresponda con la exigencia de estos tiempos y con la calidad de lo que saben qué hay dentro de una botella de ron cubano”.

En relación con la apuesta creciente por este producto entre consumidores en importantes mercados foráneos, González Escalona considera que obedece “junto a su calidad demostrada, a las virtudes culturales que lo acompañan y distinguen; sobre todo porque nuestro ron le aporta algo que otros no pueden aunque quieran”.

Dijo sentir agrado por los resultados actuales, “aunque pienso que todavía nos falta mucho por hacer sobre todo en la divulgación para lograr que cada turista o visitante cuando beba un trago de ron cubano aprecie cualidades intrínsecas e historia de este producto, sin que se agobie al cliente, sino que lo distraiga, alegre y también satisfaga sus exigencias culturales”.

En la carpeta comercial de Cuba Ron se distinguen todas sus bebidas producidas de manera natural (procesadas en barriles de roble blanco americano), las cuales salen al mercado en ediciones limitadas o únicas como los Rones de la Colección Icónica de Havana Club, Santiago de Cuba 500 Aniversario, Cubay Carta Blanca Extra Viejo y Cubay Extra Añejo 1870, entre otros.