Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Experimento a favor de pasajeros y transportistas

Comenzará a implementarse en La Habana a partir del 8 de octubre próximo

La implementación en La Habana de una nueva propuesta de servicio de transportación mediante auto, jeep, panel y microbús con capacidad de entre cuatro y 14 pasajeros, beneficiará a usuarios y a transportistas que se incorporen a este experimento a partir del 8 de octubre próximo, aseguraron autoridades del Ministerio de Transporte, en conferencia de prensa.

Al respecto, Marta Oramas Rivero, viceministra del Transporte (Mitrans), explicó que este servicio quedará ordenado a través de un sistema de 23 rutas y 26 piqueras asociadas -lo cual fue dispuesto por el Consejo de Administración de la capital-, de las cuales ya operan 14 rutas y 18 piqueras, ahora solo con vehículos de entidades estatales y cooperativas, a las cuales se sumarán los porteadores privados a partir de su incorporación al experimento.

La funcionaria precisó que para esta nueva propuesta se tuvo en cuenta los reclamos de la población en cuanto a calidad, precios y estado técnico de los vehículos, así como las desviaciones en el uso del combustible, y subrayó que se busca un equilibro entre los intereses del pueblo, de los transportistas que deseen participar en la experiencia y los del Estado y el Gobierno.

Señaló que para el desarrollo acertado de esta nueva experiencia se parte además de un estudio riguroso realizado por parte de especialistas del Mitrans y otras entidades involucradas en el experimento, que incluye el monitoreo de las rutas y piqueras constituidas, de las cuales las primeras entraron en funcionamiento el 15 de mayo del pasado año.

Recalcó que esas rutas y piqueras se han monitoreado para conocer de las preocupaciones de la población y así ajustar lo más que se pueda el experimento para cuando se active definitivamente a fines de este año y destacó que se trata de sistemas de gestión diferentes, pero todos con el propósito de brindarle el mejor servicio a la población.

El importe del servicio será de cinco pesos por pasajero para tramos de hasta ocho kilómetros, y los vehículos estarán debidamente señalizados con una pegatina que visualice la ruta autorizada y la delimitación de sus recorridos y precios.

Ventajas para transportistas

Los transportistas que decidan participar en el experimento tendrán varios incentivos: el combustible que consumen tendrá precios diferenciados, adquirido mediante tarjeta magnética, a razón de 2 CUP el litro de diésel, 10 CUP el litro de gasolina motor, 13 CUP el litro de regular, y 16 CUP el litro de especial.

Por tal razón, quienes se incorporen tienen que abrir cuentas bancarias asociadas a una tarjeta magnética para la realización de las transacciones de pago con las entidades estatales.

La experiencia contempla, además, la posibilidad de adquirir herramientas, partes y piezas en correspondencia con la disponibilidad, a precios iguales a los minoristas menos un 20 % de descuento, dijo la Viceministra, quien añadió que aunque no existe un mercado mayorista se concibe desde el Plan de la Economía la planificación de los recursos más gastables como neumáticos y baterías; mientras que el Ministerio de Transporte desarrolla un plan de habilitación de más de 30 talleres a los cuales tendrán acceso los porteadores privados de forma organizada.

Añadió que otros de los aspectos que se consideran es el de operar libremente por la ruta asignada, sin necesidad de permanecer en la piquera.

Precisó que los titulares de licencia que no deseen participar en el experimento y soliciten acogerse al servicio de taxis libre laborarán bajo el principio de oferta y demanda y estarán obligados a consumir un mínimo de combustible, comprado por tarjeta magnética, al precio minorista, según el tipo. “El taxi libre, dijo,  no puede interferir ni gestionar pasaje en las rutas asociadas a este sistema”.

Indicó que las tres modalidades de servicio son excluyentes, nadie interfiere en la otra. “El de los porteadores privados es un servicio complementario, alternativo y necesario del cual hoy no podemos prescindir porque la demanda en los servicios de transportación está insatisfecha”.

Explicó que a los cuatro meses del inicio del experimento, y en correspondencia con sus resultados, se extenderá al resto de los transportistas privados de la capital y a las provincias de Artemisa y Mayabeque; después al resto del país, precisó.

Primacías tributarias

Vladimir Regueiro Ale, director de Política de Ingresos del Ministerio de Finanzas y Precios, expuso que uno de los aspectos diferenciados con que contarán quienes decidan participar en el experimento será un sistema tributario específico.

Entre las medidas establecidas de carácter general y que también es de aplicación a este experimento está la eliminación del beneficio del no pago de impuestos por la utilización de la fuerza de trabajo hasta cinco trabajadores.

Regueiro Ale indicó que a partir de ahora, por la contratación incluso de un solo trabajador, este impuesto tendrá una forma de pago en otras condiciones, pues disminuye la cuantía que tiene que pagar a solo un 5 %.

Con carácter específico en esta actividad se va a reconocer el descuento a la hora de presentar la Declaración Jurada, como gasto deducible del total de los ingresos, el 100 % de los gastos de combustible que consuman por tarjeta magnética y hasta un 40 % de todos los ingresos declarados.

Sobre esto, Regueiro Ale enfatizó en que a los titulares de licencia se les exigirá una certificación del combustible consumido mediante tarjeta magnética emitida por Fincimex, como justificante para el pago de sus impuestos.  

Otra ventaja será una bonificación a quienes cumplan determinados requisitos y que consistiría en una reducción entre un 10 y un 20 % del impuesto que correspondería pagar al cierre del año con la presentación de la Declaración Jurada.

Los transportistas beneficiados con este estímulo deben no haber tenido infracciones en la conducción del vehículo, no tener incumplimientos de otros tributos y que el valor de los ingresos que declaren sea superior en al menos un 2 % del que resulta de aplicar los índices de ingresos brutos por litro de combustible. Este tipo de ingreso, comentó Regueiro Ale, se establece como categoría y recoge cuánto ha generado de ingreso el transportista cada vez que gasta un litro de combustible.