Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Avanzar en la concreción de las inversiones

Las potencialidades para las inversiones en la industria cubana se concentran en las ramas sideromecánica, ligera, química y electrónica

“El sector industrial desempeña un rol esencial, no solo para sí, también para el resto de las áreas de la economía. Cada proyecto que en este renglón se comience a negociar con capital externo debe hacerse de manera consciente”. Este fue el principal llamado que realizó Déborah Rivas Saavedra, directora general de Inversión Extranjera del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex).

Además consideró a la industria como estratégica dentro del desarrollo del país, pues atraviesa transversalmente  cualquier sector de la economía. Por eso –afirmó- su actualización y desarrollo es indispensable para materializar los niveles de crecimiento a los que aspira la Isla.

Esto trascendió como parte de las jornadas de Cubaindustria 2018, encuentro que se realizó recientemente en La Habana y que resultó un espacio donde la funcionaria destacó la existencia de una política sectorial que traza con claridad lo que se pretende lograr en las ramas sideromecánica, ligera, química y electrónica mediante empleo del capital extranjero.

“Se trata -concretó- de promover proyectos para modernizar y crear nuevas capacidades con el objetivo de satisfacer la demanda nacional, sustituir importaciones y generar exportaciones. Debemos, entonces, materializar esa política. Hay que actuar de manera ágil en un grupo de proyectos que ya están en cartera, pero necesitan mayor rapidez en su concreción”.

¿Qué puede ofrecer Cuba?

Rivas Saavedra aludió en su intervención a los principales atractivos que supone para el capital extranjero invertir en la Isla. Mencionó potencialidades relacionadas con las políticas públicas, un sistema legal transparente y estable, la seguridad ciudadana, las garantías que brinda la Ley 118 de la Inversión Extranjera, así como la existencia de un régimen tributario especial, entre otros incentivos.

“También contamos –agregó la directiva del Mincex- con la Zona Especial de Desarrollo (ZED) Mariel creada en 2013 y la cual se convertirá, en la tercera etapa de su desarrollo, en un centro de trasbordo internacional.

“La rapidez con la que los cubanos han asumido el empleo de las nuevas tecnologías contribuye igualmente a hacer más atractiva la nación caribeña. Esto es algo que admiran los potenciales inversionistas por la facilidad con la que se establecen las comunicaciones y se transfieren conocimientos a los empresarios de la Mayor de las Antillas”.

Fortalezas del sector industrial

La Directora General de Inversión Extranjera del Mincex ponderó los productos que genera la industria como centro de los encadenamientos productivos del resto de los sectores de la economía.

“Lo que se logre a partir del desarrollo e impulso de la inversión extranjera en el sector industrial, tributará al beneficio de la población cubana y de los visitantes internacionales que recibimos aquí, así como a los pobladores de los países de la región con los cuales existen importantes convenios”, aseguró.

Explicó Rivas Saavedra que la política de Cuba para la inversión extranjera tiene, en primer término, el principio de elevar los niveles de exportaciones, por lo cual se requieren productos industriales que cumplan con altos estándares para que el país los pueda comercializar en el extranjero e ingresar a la Isla moneda libremente convertible. “Otra de las máximas es sustituir importaciones, que hoy por hoy son multimillonarias”, dijo.

Déborah Rivas Saavedra destacó que Cubaindustria 2018 constituyó uno de los foros más importantes para el sector. “Estaban representados 31 países; tomando en cuenta uno de los lineamientos que habla de la diversificación de las fuentes de procedencia del capital, esta resultó entonces una gran oportunidad para aprovechar el contexto y que los grupos negociadores avancen en su labor”, subrayó.

Por otro lado, dijo  la directiva que en la Cartera de Oportunidades para la Inversión Extranjera presentada en la más reciente edición de la Feria Internacional de La Habana (Fihav), en octubre pasado, se dieron a conocer 456 oportunidades de negocio, de estas ascendían a 33 las vinculadas al sector industrial.

“Sin embargo -advirtió- pocas se han concretado hasta la fecha y aspiramos que para la edición de Fihav, correspondiente a octubre de este año, al menos el 50% de esos 33 proyectos ya no estén en la próxima cartera.

“Esto requiere -indicó- que proactivamente se salga a buscar al inversionista, para sentarse, negociar y cerrar los proyectos”.