Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Ciencia y agricultura se dan la mano

Lograr un mejor manejo de las producciones del campo es el propósito de una alianza entre los conocimientos sobre la informática y el quehacer agrícola

La idea nació en el espirituano municipio de Jatibonico para controlar las producciones agrícolas de ese territorio, en ese momento nació la alianza y la primera versión del software EPAL. Después, por la importancia que comenzaron a mostrar sus resultados, lo propusieron a la Delegación de la Agricultura en la central provincia.

“Desde entonces empezó a crecer y maduró hasta hoy, cuando es un software bastante fuerte entre los de su tipo”, aseguró Olivio Marrero Vega, especialista en Ciencias Informáticas y desarrollador de la División Territorial de la Empresa de Aplicaciones Informáticas (Desoft) en Sancti Spíritus.

Casi 10 años de aplicación avalan la utilidad de esta herramienta informática, la cual avanza para su extensión a todo el país. Se trata, según explicó Marrero Vega, de “un software diseñado para la gestión y análisis de información en los puestos de dirección, los cuales funcionan con una estructura que tributa los datos que llegan desde las bases productivas y es la que brinda el campesino diariamente.

“Eso va hacia las empresas y estructuras superiores, de ahí a las delegaciones provinciales de la agricultura, donde posibilita que los delegados analicen y procesen esa información, tomen decisiones y deleguen al Ministerio de la Agricultura”, precisa el especialista.

Por una mejor gestión

Añade el Desarrollador de la División Territorial de Desoft en Sancti Spíritus, que la información que procesa EPAL 3.0, “se compara con la estadística final que se entrega cada mes.

“Entonces nuestro software permite realizar análisis entre la información operativa y la estadística partiendo de los mismos cultivo y actividad. De ese modo podemos evaluar cómo se comportan los indicadores”.

Resaltó Marrero Vega el reconocimiento que ha ganado este software y adelantó que actualmente trabajan en el puesto de dirección del Grupo Agrícola, “esto es ya a nivel nacional y tenemos la idea de, dada la evolución y desarrollo alcanzado por el software, así como las particularidades de cada empresa al gestionar los indicadores, configurar y personalizar el EPAL 3.0”.

Extender a toda la Isla el empleo de esta herramienta, explica el experto, dependerá de cuánta efectividad muestre en el Grupo Agrícola. “Si funciona en el puesto de dirección, por sus características el software debe trabajar sin contratiempos en todas las entidades que se subordinan.

“Es un programa personalizable por lo que ofrece posibilidades de explotarlo en la mayoría de las empresas con puestos de dirección que gestionen las informaciones agrícolas”, subrayó.

Entre los principales beneficios de EPAL, destacó Olivio Marrero Vega, sobresale el de informatizar el proceso de gestión de la información y todos los análisis que se realizan en los puestos de dirección. “Además, brinda diversas funcionalidades para el sistema de la agricultura en el que los datos se recopilan mediante medios como los correos electrónicos, llamadas telefónicas, plantas, entre otros, es así que EPAL 3.0 puede funcionar con todos estos, así como para introducirle referencias de forma manual.

“También viabiliza la entrada, clasificación y almacenamiento de la información. Su interfaz es bastante agradable con el usuario y la plantilla empleada lo hace más bonito e intuitivo”, afirmó, al tiempo que caracterizó a la arquitectura y organización del EPAL 3.0 como asequible para el personal que va a utilizarlo.

Ejemplificó que el menú siempre estará visible, con posibilidades de ocultarlo o agrandarlo en función de las necesidades del espacio de trabajo. Se busca que el usuario acceda con agilidad y rapidez a las funcionalidades que desee. 

De Sancti Spíritus a toda Cuba

La labor de un equipo de profesionales, conformado por desarrolladores y un diseñador, ha permitido que este software se desarrolle y perfeccione sus prestaciones, al tiempo que logre extenderse al resto de las estructuras de la agricultura en Cuba como parte de los servicios que provee Desoft.

Al respecto, se refiere Mariela Fuster Campos, subdirectora Comercial de la División Territorial de Desoft en Mayabeque, “ese resultado, que hoy es fruto de Sancti Spíritus, es también útil para todas las divisiones del país.

“Ya el producto está logrado y es posible comercializarlo en todas las provincias cuando se apruebe a nivel de grupo y se den las indicaciones, pues Desoft es una gran empresa que se dedica a desarrollar aplicaciones informáticas”, explicó.

Sobre EPAL 3.0 especificó que en el caso de que esta herramienta requiera evoluciones, configuraciones o arreglos, entonces los desarrolladores autores del producto intervienen y al mismo tiempo capacitan a las personas para que puedan implementarlo.