Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Asociación de economistas entrega sus premios por la obra de la vida

Volvió a hacer entrega por estos días de enero en La Habana de los premios por la Obra de la Vida “Carlos Rafael Rodríguez”

La Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC) volvió a hacer entrega por estos días de enero en La Habana de los premios por la Obra de la Vida “Carlos Rafael Rodríguez”, desde los que se reconoce en las categorías de Economía, Contabilidad y Auditoría a profesionales que cuentan con una extensa y muy relevante trayectoria de labor.

En la edición correspondiente al año 2017 de los galardones, cuyos resultados fueron presentados como parte de una ceremonia realizada en el Paraninfo de la sede histórica de la Academia de Ciencias,  el lauro en auditoria se le confirió al Máster en Ciencias Orlando Cardozo Moreno, de Camagüey; el de contabilidad lo mereció el Doctor en Ciencias Bertho Nazco Frankis, de Villa Clara; y por último el de economía fue otorgado al Doctor en Ciencias Orlando Borrego Díaz, de La Habana.

Al hacer referencia a las respectivas hojas de servicios de los tres premiados, se ratificó que han destacado a lo largo de su vida como investigadores, en la docencia, la asesoría, y en muchas encomiendas relacionadas directamente con el desarrollo del país. Además de haber acompañado los esfuerzos más importantes en los que se ha enfocado la ANEC en los últimos tiempos.

Tomando como punto de partida el ejemplo de estos especialistas, el presidente de la Asociación, Oscar Luis Hung Pentó, aprovechó para hacer un llamado a todos los presentes en la actividad de homenaje, para que se sumen a las complejas tareas que deberá asumir la nación en el actual año, en aras de poder lograr los resultados que se han previsto en materia económica.

“Ustedes pueden contribuir decisivamente en función de encontrar las reservas de ahorro y eficiencia que aún tenemos; reducir los recursos inmovilizados en inventarios excesivos; a avanzar en los principios de la planificación territorial, y combatir los obstáculos que impiden una gestión integral eficiente en procesos trascendentes para la nación, como los de planificación e inversiones”, puntualizó el directivo, ante los economistas, contadores, auditores y demás profesionales afines que suelen reunirse en esta cita.

Por darle más valor al quehacer científico

Porque la convocatoria en cuestión aglutinó igualmente a todos los nominados, y dio a conocer a los ganadores de los premios nacionales del año por trabajos científicos dentro de estos sectores.

Una larga lista de interesantes investigaciones, desde las que se busca brindar respuestas o soluciones ante problemas específicos que está enfrentando hoy Cuba, resultó la mejor evidencia del valor que se le viene dando al quehacer científico asociado a las temáticas económicas.

En tal dirección se enmarca, por ejemplo, la obra “Procedimientos para la gestión de costos en los servicios cubanos de salud. Experiencias y Resultados”, de los doctores en ciencias Alina Caridad Suárez, Reynier Reyes y Carlos Javier Mas, de La Habana, que se alzó con el galardón de Contabilidad “Abel Santamaría Cuadrado”

En tanto que el reconocimiento de Economía “Raúl León Torras”, conferido a las Dras. C Iris M. González, Eva Perón, María E. Zequeira, Inés Josefina Torres y Mercedes Pérez, todas de Camagüey, persigue llamar la atención sobre el trabajo “Diseño del Sistema de Información Territorial para la gestión del desarrollo local con enfoque territorial en Cuba”.

Por su lado, con el lauro de Historia Económica “Regino Boti”, otorgado a “Economía Cubana 50 años de desempeño macroecnómico 1960-2010”, de los licenciados habaneros Oscar U. Echevarría y Liu Mok, se aplaude una completa indagación de corte histórico sobre ese importante tópico.

No quedó atrás el nuevo premio nacional de Demografía “Juan Pérez de la Riva”, concedido en su primera edición a “Índices demográficos sintéticos a nivel local. Una aproximación a la relación población-desarrollo”, de los autores Dra C Mercedes Pérez, Lic Julio Rodríguez y Lic María Elena Fernández, también de Camagüey.

Al respecto, el vicepresidente de actividades científicas de la ANEC, Francisco Borrás Atienzar, quien se refirió al alto nivel que caracteriza a los trabajos que llegan a la fase de nominación final para estos lauros, enfatizó también en que las estrategias que se impulsen para hacer frente a esos retos que tiene por delante la economía cubana deben estar respaldadas en su mayoría por el conocimiento científico, la valoración más académica, y  por supuesto la innovación.