Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Se fortalece la cooperación entre Cuba y el Programa Mundial Alimentos

Así lo constataron el Director Ejecutivo de esa agencia, David Beasly, y el Representante Permanente del país caribeño ante organismos internacionales con sede en Roma, embajador José Carlos Rodríguez

Las relaciones entre Cuba y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) se refuerzan con acciones concretas de cooperación, como la ayuda de emergencia brindada a la Isla tras el paso del huracán Irma, en septiembre último.

Así lo constataron el Director Ejecutivo de esa agencia de la ONU, David Beasly, y el Representante Permanente de Cuba ante organismos internacionales con sede en Roma, embajador José Carlos Rodríguez, durante la presentación de la Carta Credencial que lo acredita como tal.

El acto sirvió de marco para un fluido diálogo en el cual el diplomático antillano manifestó la valoración positiva de su gobierno sobre los resultados de la visita realizada por Beasly a Cuba, inmediatamente después del paso destructor del fenómeno meteorológico.

Agradeció además la posibilidad de disponer, de manera inmediata, de recursos para la adquisición de alimentos, así como emprender acciones para movilizar otros adicionales.

Durante su estancia en la Isla, donde fue recibido por el primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel y otros funcionarios, Beasly recorrió zonas de La Habana afectadas por el huracán y destacó la preparación del pueblo para enfrentar desastres y la capacidad de respuesta del gobierno para la protección y atención a la población.

El directivo internacional elogió la eficacia y eficiencia del país en la entrega de la asistencia alimentaria proporcionada por la entidad que dirige.

Como resultado de la visita, el Director Ejecutivo del PMA anunció una operación de 5,7 millones de dólares para complementar, durante cuatro meses, las necesidades alimentarias de 664 mil residentes en los territorios más azotados por el huracán.

Las autoridades cubanas distribuyeron arroz y frijoles provenientes de las mil 606 toneladas de alimentos pre posicionados en el país por acuerdo entre el PMA y el gobierno antillano, y se destinó un millón 500 mil dólares del Fondo de Emergencias del PMA para la compra de alimentos adicionales.

Los grupos priorizados para recibir la ayuda fueron alumnos de escuelas primarias, niños menores de cinco años, otras personas mayores de 65, mujeres embarazadas y madres en periodo de lactancia. Incluyó además el fortalecimiento de capacidades logísticas en zonas afectadas, con la entrega de 10 almacenes temporales, mantas para preservar los alimentos y luminarias. Según la información disponible hasta el 30 de diciembre pasado, la operación se encontraba a un 83,6 % de recaudación de fondos, entre los cuales se destacan un millón 559 750 del Fondo Común de las Agencias de Naciones Unidas y 829 384 de la Comisión Europea.

Otros donantes, hasta ese momento, fueron los gobiernos de Suiza, con 400 400 dólares; Italia, 318 471; Canadá, 200 481; Portugal, 58 72; y entidades privadas, 172 640. (Tomado de PL)