Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Presentan el Plan de Desarrollo Económico para el 2018

El mismo fue expuesto a los diputados de la Comisión Agroalimentaria por el viceministro de Economía y Planificación, Roberto Pérez Pérez

El Plan de Desarrollo Económico del país para el 2018, que estará encaminado a respaldar los niveles productivos, las inversiones asociadas a las exportaciones de bienes y servicios, los programas de desarrollo e infraestructuras y las demandas del turismo, fue presentado a los diputados de la Comisión Agroalimentaria por el viceministro de Economía y Planificación, Roberto Pérez Pérez.

Uno de los temas que más preocupa a las personas del sector agroalimentario, el de los envases y embalajes, prevé para el 2018 una producción de 50 millones de envases de hojalatas con destino a la industria alimentaria y agrícola, que representa 25 millones de unidades más que el estimado en el 2017.

A pesar de ello, aún no se satisface la demanda y el crecimiento que se necesita, razón por la cual los delegados sugirieron crear alternativas, en función de garantizar el procesamiento de la producción de frutales y vegetales.

Rebajar los niveles de importación, evitar pagos sin respaldo productivo y lograr una adecuada relación entre el sector estatal y el no estatal, son algunas de las acciones imprescindibles de cara al año que comienza.

Durante esta jornada Lourdes Rodríguez, directora general de atención institucional del Ministerio de Finanzas y Precios expuso la Ejecución estimada del Presupuesto del Estado en el 2017 y la proyección para el próximo año.

Parte de los costos en este periodo están relacionados, según explicó Lourdes Rodríguez, con las afectaciones provocadas por el huracán Irma ante la evacuación de la población, la recuperación de los daños, así como la bonificación de los precios de los materiales de la construcción y los bienes de consumo para los damnificados.

Aun cuando se plantea que el presupuesto dio respuesta a las demandas presentadas, los ingresos evidencian reservas en la planificación e indisciplina en el pago de tributos, manifestó. De igual manera persiste la falta de control y rigor en el uso de los recursos presupuestarios y se reduce el déficit corriente y fiscal como consecuencia de la deuda pública.

Sobre este tema se analizó la importancia de lograr ingresos razonables en función de una eficiencia en el sector empresarial, hacer corresponder el desarrollo de formas de gestión no estatal con los niveles de aporte al presupuesto y continuar implementando gradualmente la Ley Tributaria. (Tomado de granma.cu)