Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Zafra 2017-2018: Cortar las cañas a ras del suelo con máquinas KTP

La orientación fue hacerlo dos centímetros por debajo de la superficie con las modernas combinadas de alto rendimiento que hoy asumen 60 % de la cosecha

La actual zafra 2017-2018 se realiza en condiciones complejas tras largo período de sequía y los daños ocasionados por el azote del huracán Irma a cañaverales, ingenios y otras instalaciones azucareras; no obstante, el sector desarrolla estrategias para que no se pierda ni un trozo de caña en los campos, ni en el camino al central.

Con ese objetivo, explicó Liobel Pérez Hernández, comunicador del Grupo Azucarero Azcuba, se hacen grandes esfuerzos y se establecen pautas, sobre todo en la cosecha, “con el objetivo de aprovechar al máximo las cañas que hoy tenemos”,  afirmó.

Se orientó, dijo, cortarlas a ras del suelo con las combinadas del modelo KTP (las cuales acometen cerca del 38 % de la cosecha). Igual compromiso tienen los macheteros en el derribo manual, fuerza que hoy representa solo entre 2 % y 3 % de la zafra.

Pérez Hernández precisó que incluso se orientó cortar las cañas dos centímetros por debajo de la superficie con las modernas combinadas Case (máquinas cortadoras autopropulsadas), de alto rendimiento, incorporadas en los últimos años a las zafras en Cuba, las cuales ya asumen más de 60 % del corte mecanizado debido a su elevada productividad.

El comunicador de Azcuba, en declaraciones a Opciones,  subrayó que se trabaja muy fuerte en la aplicación de estas medidas y se vela e insiste en su cumplimiento “con el propósito de que no se pierda el azúcar que se concentra sobre todo -y como es conocido-, en el tronco de las cañas”.

Aclaró que las modernas cosechadoras adquiridas por el país son capaces de cortar la gramínea dos centímetros por debajo del suelo con muy alta eficiencia, calado que no perjudica la vida de la planta en los cañaverales si estos fueron sembrados de forma correcta, cumpliendo las normas técnicas establecidas para lograr una mayor productividad agrícola y rendimientos industriales.

La nueva maquinaria posee notables mejoras en las condiciones de trabajo del operador: climatización, confort y un moderno manejo tecnológico del equipo.

A esta zafra, iniciada el 25 de noviembre último,  por el central Boris Luis Santa Coloma, del municipio de Madruga, en de Mayabeque, se incorporó el ingenio Jesús Rabí, de Calimete, en Matanzas y pronto lo hará el mayabequense Comandante Manuel Fajardo, de Quivicán.

Otras fábricas que empezarán la molienda este mes de diciembre, son  30 de Noviembre, de San Cristóbal, en Artemisa; Héctor Molina, de San Nicolás de Bari, en Mayabeque; México, de Colón y  Mario Muños, de los Arabos, ambos en Matanzas; 14 de Julio, de Cienfuegos; Majibacoa, de Las Tunas; Urbano Noris, de Holguín y  Argeo Martínez, de Guantánamo.

Pérez Hernández informó que antes del cierre de diciembre estarán activos 27 unidades azucareras y a partir de enero se incorporará el resto de los 53 centrales que en esta temporada harán zafra en el país.

Refirió que el año pasado trabajaron 54 ingenios, pero esta vez no entrará en actividad el central Brasil, de Esmeralda, en Camagüey,  por las afectaciones sufridas en su industria y cañaverales durante el azote del huracán Irma, meteoro que ocasionó también daños a plantaciones del norte de Villa Clara, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila y al territorio camagüeyano.

Comentó el especialista que además se mantiene como estrategia continuar en ascenso el tiro directo de las cañas cosechadas desde el campo al basculador de los ingenios con el fin de garantizar gramíneas más frescas en la molida, vital para lograr altos rendimientos industriales. En ese camino se apoyarán con la moderna tecnología integrada (más de 60 %) a los cortes mecanizados.

Villa Clara se prepara

En Villa Clara nueve centrales integran la nómina, encargados de producir el azúcar planificado para esta zafra y los primeros que entrarán en acción son Carlos Baliño de Santo Domingo, Quintín Banderas de Coralillo y Panchito Gómez Toro de Quemado de Güines.

Según Andrés Durán Fundora, director de la empresa provincial, se trabaja intensamente en todos los ingenios, talleres y transporte para iniciar puntualmente el calendario azucarero, destaca el sitio web del Grupo Azcuba.

El directivo villaclareño precisó que están planificados cerca de 120 días de zafra y se prevé 70 % en el plan de aprovechamiento de la norma potencial, con el compromiso de alcanzar rendimientos por encima de 10 en la extracción de la sacarosa.

La provincia contará con el respaldo de 195 combinadas, 33 de las cuales son de las modernas Case, más de 350 camiones con sus respectivos remolques, además del transporte ferroviario, medios que tendrían a su cargo el traslado de la caña, mieles y azúcar.

El directivo aseguró que pese a los bajos rendimientos por hectáreas en las plantaciones, los agroazucareros de Villa Clara están en disposición de fabricar no menos de 170 000 toneladas métricas del crudo.