Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Una necesidad: aumentar producción de carbón vegetal

En enero pasado se realizó la primera exportación hacia EE.UU.

El ministro de la Agricultura de Cuba, Gustavo Rodríguez Rollero, durante un encuentro con dirigentes de distintas ramas agropecuarias en Holguín, se refirió a la necesidad de aumentar la producción de carbón vegetal en la nación en pos de aprovechar la demanda en el mercado internacional.

Rodríguez Rollero expresó, además, que es preciso explotar de una manera racional las áreas forestales disponibles en el país hacia ese destino.

Tras comentar el progresivo aumento de los fondos financieros registrados en Cuba por las ventas de carbón a distintos países, instó a las direcciones del sector en Holguín a elevar su participación en el programa nacional con ese fin, teniendo en cuenta los bajos aportes de la oriental provincia en ese indicador económico.

Para eso orientó aplicar variantes ágiles en cada una de las entidades agroforestales que posibiliten aprovechar al máximo las potencialidades del marabú, planta dañina a los suelos, pero con las propiedades maderables requeridas para la producción de carbón.

El titular de Agricultura valoró en su visita el estado actual de los programas de producción de alimentos, tema acerca del cual convocó a directivos, especialistas y trabajadores a elevar la gestión productiva y de eficiencia económica.

En los análisis de las diferentes ramas, presentados por Nivaldo Ibarra, delegado provincial del sector, se conoció que integralmente Holguín muestra avances en la producción de alimentos en lo que va de año en comparación con similar etapa de 2016, pero se requiere de resultados superiores, particularmente en los renglones de granos y de la ganadería

Acerca de los preparativos para la venidera campaña de frío en la siembra integral de los distintos cultivos, el ministro señaló que era preciso buscar variantes en cada entidad para un mejor aprovechamiento  de los niveles de agua existentes en las propias empresas.

Este es un asunto de alta prioridad, precisó, pero existen otros que deben solucionarse en el tiempo requerido, como la disponibilidad de las maquinarias, la entrega de las semillas, los fertilizantes, plaguicidas y el alistamiento de las tierras, tanto para las siembras de cultivos varios, como aquellas destinadas a los pastos, al café, el coco y cacao y  a la producción tabacalera.

Las primeras 40 toneladas de carbón vegetal artesanal Roturado de Marabú fueron embarcadas por la Terminal de Contenedores del Mariel con destino al Puerto Everglades, Florida, Estados Unidos.

Esta exportación de 2 526 sacos de ese producto, ubicados en dos contenedores, se efectuó en la motonave K-Storm, de la Compañía Crowley Latin America Services, comunicó ademá la directora general de esa empresa, Isabel O’Reilly Caña.

El importe de la venta, que asciende a 16 800 dólares, fue recibido en nuestra cuenta en el BICSA S.A, anticipado al embarque, precisó O’Reilly Caña.

Agregó que el llenado de los contenedores se realizó en el Asentamiento Jocuma perteneciente al municipio de Aguada, provincia de Cienfuegos, donde se benefició el carbón.

Esta exportación es resultado de un contrato de compraventa internacional firmado en La Habana el 5 de este mes entre Cubaexport y la compañía estadounidense Coabana Trading LLc.

Se trata de la primera exportación de un producto cubano al país norteño en más de medio siglo, destacaron en la rúbrica del documento.

En aquella ocasión, en representación de Coabana Trading LLc, Scott de Gilbert, de Gilbert LLp y director ejecutivo de Reneo Consulting LLc., destacó que la firma del contrato representa un “eslabón en el puente que empalmará los vínculos entre Cuba y Estados Unidos”.

Indicó además sobre la importancia del acuerdo que este “va más allá de ese producto inicial -el carbón vegetal-, pues podrían sumarse más adelante la miel y el café”.

El carbón vegetal de marabú, considerado entre los mejores del mundo por su alto poder calórico y energético, se produce en hornos artesanales de manera natural, usando como materia prima el residual de maderas aserradas y sobrantes leñosos de las áreas de la tala, por lo que no constituye causa de deforestación. (Tomado de Cubadebate)