Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Expone Cabrisas desempeño de la economía nacional

El Producto Interno Bruto cubano se estima haya crecido 1,1 % al cierre del primer semestre del año, signado por una desfavorable situación con la disponibilidad de divisas y combustibles, informó Ricardo Cabrisas, vicepresidente del Consejo de Ministros

El Producto Interno Bruto cubano se estima haya crecido 1,1 % al cierre del primer semestre del año, signado por una desfavorable situación con la disponibilidad de divisas y combustibles, informó Ricardo Cabrisas, vicepresidente del Consejo de Ministros.


A diputados e invitados al noveno periodo ordinario de sesiones del Parlamento en su VIII Legislatura, que se efectúo en el Palacio de Convenciones de La Habana, el también titular de Economía y Planificación (MEP) expuso el desempeño estimado de la economía nacional durante los seis primeros meses del actual calendario.


Cabrisas comentó que el cumplimiento de un grupo de medidas encaminadas a respetar al máximo las prioridades aprobadas en el plan, permitió atenuar en esta etapa el impacto desfavorable a la economía, agravada por la inestabilidad en el suministro de combustibles e insuficiente disponibilidad de divisas.


Destacó los efectos negativos del complejo entorno internacional, además de la vigencia del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba.


El titular del MEP vaticinó que falta un semestre de intensa labor, no exento de tensiones, y precisó que “el conjunto de problemas acumulados  no podrá resolverse en toda su magnitud en el corto plazo”, cuya solución depende de trabajar con más integralidad, disciplina, organización y rigor.   


De acuerdo con Cabrisas, en los resultados del periodo influyeron positivamente las actividades del turismo, construcción, transporte, comunicaciones y la agricultura no cañera, mientras que las principales producciones agrícolas reportan cumplimientos favorables, excepto la leche y la carne vacuna.


Entre otros elementos, explicó que el transporte registró afectaciones en las cargas, sobre todo en el sistema ferroviario, y que la producción de petróleo se cumple al cierre de mayo.  


Dijo que los ingresos externos se incumplieron en 417 millones de dólares, en tanto se estima para el año incumplimientos en las importaciones totales superiores a los 1 500 millones de dólares, por dificultades en la utilización de créditos, limitación en la asignación de liquidez, deudas por cartas de créditos vencidas y no pagadas, y deficiencias en el proceso de contratación.   


Expuso que en la referida etapa se realizaron pagos de deudas por 2 306 millones de dólares, manteniendo como prioridad los reordenamientos de deudas de periodos anteriores, los créditos gubernamentales, el pago a suministradores de productos clave, entre otros destinos.


En cuanto a la balanza comercial, aseveró que se calcula con un saldo positivo de 1 980 millones de dólares, y precisó que el pronóstico para el año impone realizar un esfuerzo superior en cumplir con las exportaciones y sus ingresos para evitar mayores desproporciones por estas razones.

Al referirse al plan anual de inversiones, argumentó que se proyecta cumplir al 85 %, superior al logrado en 2016 en 21 %, destacándose las acciones asociadas a programas estratégicos.  


Sobre la inversión extranjera, reveló que se aprobaron reinversiones en dos negocios en ejecución y 11 nuevos, cinco en la Zona Especial de Desarrollo Mariel y seis fuera de ella, para un monto superior a los 1 346 millones de dólares.


Añadió que actualmente se actualiza la cartera de oportunidades con capital foráneo, que se presentará en el contexto de la venidera Feria Internacional de La Habana, y que contendrá más de 450 proyectos en diversos sectores de la economía.


El Ministro subrayó la necesidad de continuar trabajando por el rescate y mayor participación de la industria nacional en la economía, además de aprovechar al máximo sus capacidades disponibles, y avanzar en los procesos de encadenamientos de producción.

Aseguró presupuesto estatal servicios básicos

El Presupuesto del Estado cubano logró en 2016 garantizar las demandas financieras para los servicios sociales, pese a la compleja coyuntura económica del país, cuyo Producto Interno Bruto decreció  0,9 %, destacó Lina Pedraza, titular de Finanzas y Precios.


Informó que el déficit fiscal ascendió a 6 126 millones de pesos, inferior al aprobado en 97 millones de pesos y representó el 6,8 % del PIB estimado a precios corrientes.


La titular del MFP destacó que los ingresos brutos netos ascendieron a 52 855 millones de pesos y los gastos totales a 59 623 millones de pesos.  


De acuerdo con el informe, se ejecutaron en el financiamiento de los servicios sociales básicos de la población y las restantes funciones del Gobierno, 37  73 millones de pesos, destinándose el 50 % a los sectores de Educación, Salud Pública y Asistencia Social.


En el sector de la Salud Pública y Asistencia Social, la Ministra puntualizó que se ejecutaron 10 572 millones de pesos, el 28 % del total de los gastos corrientes de la actividad presupuestada, con el 98 % de cumplimiento.


Ante los diputados, Pedraza subrayó que en el 2016 tuvo lugar el cuarto proceso de implementación de la Ley 113 Del Sistema Tributario, en el que se consolida la aplicación de los tributos como principal fuente de ingresos al Presupuesto del Estado.


La recaudación de esos ingresos superó las cifras planificadas y alcanza una participación del 74 % de los ingresos totales.


El sector empresarial cubano concentra el 89 % de tales ingresos, en tanto los aportes asociados a las formas de gestión no estatal ascendieron a cuatro mil millones de pesos aproximadamente, superior a lo proyectado en 829 millones de pesos.    

Aprobada Ley de las Aguas Terrestres

La Ley aprobada ordena la gestión integrada y sostenible de las aguas terrestres en Cuba, en función del interés general de la sociedad, la salud, el medio ambiente y la economía.

Asimismo establece claramente cuáles son las medidas a tomar para su protección, sobre la base de su planificación y preservación en armonía con el desarrollo económico y social sostenible y la protección del medio ambiente.

Inés María Chapman, Presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos  informó que como resultado de las más de 200 propuestas hechas por los diferentes actores de la sociedad, el documento inicial fue modificado en un 37, 7 %.

Durante su intervención, Inés María enfatizó que las aguas terrestres son un recurso natural renovable y limitado. “Para Cuba las lluvias constituyen la principal fuente de este preciado líquido y su frecuencia está disminuyendo; por tal motivo, resulta necesario gestionar de manera integrada el uso de este recurso tan importante para la vida”, precisó la Chapman.