Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Convención de Comercio: Una cita imprescindible

Fueron destacadas prioridades actuales del sector. Sobresalió el contenido científico. La Feria expositiva mostró novedosas producciones nacionales

A buena hora surge la primera Convención de Comercio Cuba 2017, muy necesaria en estos tiempos de cambios y de cuyos resultados se esperan notable contribución y positivo impacto en el desarrollo de esta rama y de las nuevas formas de gestión, fomentadas a partir de la actualización del modelo económico y social cubano.

Del 15 al 19 de mayo, en el Palacio de Convenciones de La Habana, transcurrió este atinado acercamiento de los profesionales del sector a científicos, investigadores y académicos para estimular  vínculos enriquecedores, a favor del correcto desempeño del comercio, la gastronomía y los servicios.   

Por eso fue bien recibida la invitación cursada el primer día de “aprovechar al máximo esta oportunidad de aprender y actualizarnos”, según palabras de Mary Blanca Ortega Barredo, titular del Ministerio de Comercio Interior (Mincin), quien recomendó interesarse por las presentaciones de múltiples investigaciones, conocimientos y experiencias que ayudarán al desarrollo del país.

Al respecto, señaló que las universidades, los centros de investigaciones y el sistema empresarial de conjunto pueden profundizar y renovar los conocimientos de los directivos y especialistas de esta esfera, la cual definió ahora entre sus prioridades la reestructuración del comercio mayorista y minorista.

Igualmente, confirmó que el Mincin prevé continuar fortaleciendo el sistema de abastecimiento del país, con el incremento de la participación de las producciones nacionales y la gestión de mercados que den respuestas a todos los actores de la economía.

Propiciar el avance del comercio electrónico, así como el incremento y la estabilidad de la oferta de bienes y servicios a la población y de su calidad, también se incluyen entre los principales objetivos del sector, que aspira a satisfacer las demandas, mientras se fortalece la logística con las cadenas de suministros existentes, indicó la Ministra.

Una temática imprescindible como la protección al consumidor y su perfeccionamiento fue destacada en esta ocasión, como un asunto que podrá ajustar medidas para asegurar tales derechos por quienes  producen y comercializan bienes y servicios, refirió Ortega Barredo.

Asimismo, confirmó que dicha esfera mantendrá atención especial en torno al perfeccionamiento de programas priorizados, dirigidos a segmentos de la población con determinadas vulnerabilidades.

La primera vez

Quizá en el futuro el poder de convocatoria de la Convención de Comercio multiplique la asistencia y llame más la atención, lo requiere esta temática polémica dado el deterioro de la calidad de los servicios y los conocidos vaivenes de los abastecimientos y, al mismo tiempo, por ser tan abarcadora con alcance a casi todas las ramas de la economía y la sociedad, llamadas también a aportar alternativas enriquecedoras.

Pero esta primera vez contó con 565 participantes (350 nacionales) y una representación de delegados de una decena de países. En los 35 estands de la Feria se presentaron 165 expositores, con una muestra de las potencialidades existentes en el comercio interno y otras formas no estatales.

Según Odalis Escandell García, viceministra primera del Mincin, mediante la exhibición de nuevos productos y servicios se puede lograr cierto acercamiento a potenciales inversores, proveedores, distribuidores, compradores y clientes.

Destacó la actividad científica de esta primera edición integrada por tres simposios: el de  logística, uno sobre cosmetología y otro con temas como calidad, inocuidad, medio ambiente y protección al consumidor. Igualmente el programa incluyó dos coloquios, el de mercadotecnia, comunicación e imagen y el dedicado a las nuevas formas de gestión.

Muy oportuno fue el taller de gastronomía y arte culinario, con demostraciones de la cocina y la cantina cubanas, además de varias muestras interactivas del evento compartidas con la población habanera. El programa incluyó paneles y mesas redondas como parte de este contexto de variado contenido teórico, académico, científico y práctico.

Subrayó la Viceministra que la posibilidad de compartir experiencias y aprender fue la premisa fundamental de la primera Convención, en la cual el debate y el intercambio constituyeron “la excusa perfecta para mover el pensamiento y buscar propuestas para soluciones viables”.

Trascendidos

Muy significativa resultó la presencia de representantes de las formas de gestión no estatales, que van alcanzando cada vez mayor peso en esta esfera y en la economía nacional. Según trascendió en la cita ya superan las 4 000 unidades del comercio gestionadas por el sector no estatal, las cuales participan en la fase experimental.

Igualmente, se dio a conocer la firma de acuerdos de colaboración que fijan pautas para la  capacitación de los trabajadores de esta rama; también para la búsqueda de alternativas novedosas y el impulso de las investigaciones. En tal sentido, el Ministerio de Comercio Interior firmó un convenio con el Ministerio de Educación Superior, en el cual se involucran la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana y la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría; una práctica que según se dijo podrá extenderse a todo el país dada la capacidad del sistema educativo de nivel superior en el país.   

Derechos del consumidor, el gran reto

Teresa Moreira, jefa del área de Defensa de la Competencia y Protección al Consumidor de la División del Comercio Internacional de Mercancías y Servicios y Productos Básicos de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad), expuso sobre las directrices de la ONU en esta materia, durante una conferencia magistral en La Habana.

Al intervenir en la I Convención de Comercio, recién efectuada en la capital cubana, la funcionaria se refirió a los derechos de los consumidores, las buenas prácticas empresariales y los nuevos desafíos asociados a la economía digital, como elementos claves para un intercambio.

Precisamente es este uno de los temas priorizados en la Mayor de las Antillas para encarar el avance social y económico sostenible en una coyuntura signada por la imperiosa necesidad de transformar y adecuar el comercio y los servicios a las exigencias de la renovación del modelo de desarrollo del país, según indica uno de los propósitos del evento.

En su afán de reforzar la protección a los consumidores el Gobierno cubano ejecuta, además, programas que favorezcan a los sectores más vulnerables, que no solo incluye las dietas médicas para pacientes con enfermedades crónicas, embarazadas y personas encamadas, sino que abarca otras acciones como la venta de productos con precios  subsidiados a quienes devengan bajos ingresos (materiales de la construcción para la reparación de viviendas, sobre todo).

Demostrar, desde la academia, la ciencia y la innovación las oportunidades de desarrollo del comercio interno en función de mejorar la calidad de los servicios y prestaciones a la población, fue uno de los objetivos propuestos y cumplidos durante el cónclave.

Caracol, comercio de cara al turismo

Estela Doile Lorenzo,  directora de mercadotecnia de la Empresa Comercial S.A Caracol, explicó a Opciones las pretensiones de esa entidad al presentar un estand en la feria expositiva asociada a la I Convención de Comercio, efectuada durante la semana última.

“Como parte del comercio minorista del país, asistimos a este encuentro con el propósito de exhibir una pequeña muestra de los productos que se ofertan en nuestra cadena, sobre todo los destinados en particular al turismo internacional, entre estos, las distintas variedades de ron, tabaco, café, confecciones conocidas como Imagen Cuba.

“También comercializamos un grupo de artículos de marcas de excelencia a nivel mundial en perfumería, peletería, cosmética, calzado, entre otros, y en esta convención mostramos los que representan el segmento de mercado fundamental de nuestra entidad, es decir,  los destinados a quienes viajan a la Mayor de las Antillas para vacacionar”, señaló.

En medio de las vitrinas de Caracol, sobresale el bello estuche del ron Premium de más alta categoría en el mercado actualmente,  el Santiago 500, de máxima calidad y que fue producido por la corporación Cubaron con motivo de los cinco siglos de fundada esa ciudad del oriente cubano.

Recordó que en noviembre de este año será la edición 30 del Encuentro de Amigos de Partagás, un evento muy especial en el que pretenden contar con los clientes de siempre e incorporar a otros, para ser cómplices todos de la magia que implica compartir un buen tabaco en la primera Casa del Habano abierta en Cuba y la número uno también en el ranking de ventas de ese producto a nivel nacional.

Esa instalación, ubicada en el centro de la capital cubana, resulta un sitio emblemático para un fumador de clase y tiene la particularidad de que las importantes sumas recaudadas mediante subastas y otras iniciativas son donadas tradicionalmente al sistema de salud pública del país.

Caracol administra cada una de las Casas del Habano donde oferta una amplia y exclusiva gama de productos y servicios especializados y personalizados con marcas mundialmente conocidas como Cohíba, Partagás, Romeo y Julieta y Montecristo. Allí puede encontrar, además del tabaco, artículos típicos cubanos como el ron y el café.

Cuentan con sucursales y tiendas en casi todas las provincias, más de 700 en total, y de estas  cerca de 300 se encuentran en los hoteles del Ministerio de Turismo, pertenecientes a los grupos Cubanacán, Gran Caribe e islazul , así como en los corredores y principales destinos turísticos, Varadero, Trinidad y Viñales, entre otros.

Caracol pone a disposición de sus clientes un amplio surtido de mercancías acompañado de un servicio dedicado y profesional. En sus locales de venta se pueden encontrar productos cubanos e importados genuinos y de reconocida calidad, a partir de una red de tiendas de amplia experiencia comercial y un servicio esmerado en un magnífico y confortable ambiente.

“Para que pueda llevar un souvenir como recuerdo de su visita a la Isla, sus tiendas turísticas le ofrecen un variado catálogo de artículos de imagen Cuba”, insistió la directiva, quien abundó en la participación cada año en un evento de tanta tradición como el Festival del Habano, organizado por la Corporación Habanos S.A, y que resulta la convocatoria  internacional más prestigiosa dedicada a los Puros Premium y donde se dan cita los amantes del mejor tabaco del mundo.