Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Cuba se mantiene como prioridad de la Sherritt

Las inversiones en la Isla incluyen una empresa mixta en Moa, en la oriental provincia de Holguín

Cuba sigue siendo una de las prioridades para el desarrollo presente y futuro de la Sherritt International Corporation, la cual en casi un cuarto de siglo operando activamente en la nación antillana ha cosechado significativos éxitos comerciales, según afirmó en conferencia de prensa el presidente y director ejecutivo de la compañía canadiense, David Pathe

Al describir la relación mutuamente ventajosa entre la Sherritt y la Isla, en estos años de negocios en el sector minero y energético, el directivo auguró un futuro aún muy favorable para su empresa en la Mayor de las Antillas, y criticó la persistencia del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, tras considerarlo una política caduca e ineficaz.

Las inversiones de la Sherritt en la Isla incluyen una empresa mixta en Moa, en la oriental provincia de Holguín, que consiste en un negocio minero de riesgo compartido cuya producción alcanzó las 33 700 toneladas de níquel y 3 700 toneladas de cobalto en  2015.

El otro con la Unión Cuba-Petróleo (Cupet), que genera 15 000 barriles de crudo por día, representa aproximadamente un tercio de todo el petróleo producido en el país.

También opera plantas de producción de energía con una participación de un tercio en Energas, S.A., un negocio de riesgo compartido donde Cupet y la Unión Eléctrica (UNE) mantienen equitativamente los otros dos tercios. Esa tripartita, especializada en la producción de electricidad con gas acompañante, tiene una capacidad de 506 megavatios (un 15% de la energía disponible en la red cubana).

 “Cuba es una ubicación genial para hacer negocios y estamos orgullosos de contribuir a sectores de energía y minería estables y autosostenibles en el país”, dijo el Gerente General de Sherritt, quien subrayó: “Seguiremos trabajando con nuestros socios aquí para fortalecer los proyectos de níquel y cobalto y buscar oportunidades para aumentar la producción de energía en la Isla”.

Encomió las cuantiosas reservas niquelíferas de la nación caribeña y aseguró que se mantendrán como su socio inversionista, de lo cual son una prueba los nuevos proyectos que asumen como la puesta en marcha en julio de 2016 de la planta de ácido sulfúrico, importante obra inducida en la industria del níquel en Moa.

El también licenciado en Derecho y en Economía señaló que con la nueva instalación, que forma parte del amplio programa  inversionista en esa rama, se prevé abaratar costos y no tener que acudir a terceros, ya que el ácido sulfúrico es una materia prima vital en el proceso de extracción del níquel más cobalto en la fábrica Pedro Soto Alba, con la cual comparten negocio.

Se trata del conocido proceso de lixiviación, consistente en extraer la parte soluble de una mezcla mediante la acción de un disolvente líquido. Además del aporte económico de esa nueva inversión,  anticipan en su enfoque el mejoramiento de varios procesos -un proyecto llamado Excelencia de Operaciones- para brindar un beneficio significativo a su perfil de costos, principalmente en las plantas de Moa, Fort Saskatchewan (Alberta, Canadá) y Ambatovy (Madagascar).

Destacó el potencial de minerales lateríticos en ese municipio minero-metalúrgico, el cual se ubica entre los cuatro mayores del mundo, por lo que auguró un futuro muy prolongado todavía en esa esfera en la nación caribeña.

Se refirió Pathe a las posibilidades de la tecnología de perforación direccional horizontal, empleada por la empresa,  la cual permite excavar desde tierra y buscar en el mar pegado al lecho de este. “Cientos de pozos -dijo- se han perforado mediante esa técnica en Cuba conjuntamente con Cupet”.

Explicó Pathe que la Sherritt destinará financiamiento para trabajar en el Bloque 10, uno de los 45 en que se divide la Franja Norte petrolera del país (200 kilómetros desde  La Habana hacia el Este), y continuará así en la exploración y perforación en esa zona, además de enfocarse al también promisorio Bloque 8-A, ahora en la fase de obtención de datos sísmicos.

En ese camino, esperan mantener las conversaciones con Cupet acerca de nuevas oportunidades de inversión para extender su presencia comercial en la Isla antillana, donde, precisó el directivo, la compañía cuenta con sus negocios más importantes, pues, a pesar del impacto de la constante reducción de los precios de las materias primas, la Sherritt logra resultados satisfactorios que la posicionan bien para el futuro.

Expresó mayor optimismo de cara al 2017 en cuanto a la volatilidad del precio de esos productos, y a las cotizaciones con respecto a las existentes a principios del año anterior, aunque todavía existe mucha incertidumbre a escala global. “Solo nos queda ver lo que enfrentarán los mercados globales y adaptarnos en consecuencia”, aseveró el directivo.

Sherritt International Corporation, que opera activamente en el sector de la minería y la energía, cuenta con una nómina de aproximadamente 2 500 cubanos, incluidas las empresas bajo contrato de riesgo compartido con socios de la Isla.

En ese sentido, evaluó la elevada calificación del personal cubano (técnicos, ingenieros, geólogos), al que catalogó de primera clase a nivel mundial, y señaló a los recursos humanos como una garantía más para invertir en este archipiélago.

“También nos dedicamos a implementar un plan ambiental, de salud y sostenibilidad a través de toda la empresa para mejorar nuestra cultura de seguridad.”, afirmó Pathe al subrayar que en 2017 cumple la Sherrit 90 años de fundada.

“Como el mayor inversionista extranjero directo en Cuba, Sherritt ha trabajado de forma responsable y arduamente para establecer vínculos favorables con la nación insular a partir de crear una prosperidad sostenible para la compañía, sus socios cubanos y, de manera general, para el pueblo, que es el principal beneficiario de estos proyectos en desarrollo”, apuntó.

Indicó que están orgullosos de sus proyectos aquí, lo cual se debe, en gran parte, a la relación laboral colaborativa que tienen con sus partners en la Isla. “Es una alegría saber que nuestro aporte energético contribuye a la electricidad y el combustible necesarios para apoyar las actividades económicas diarias y las prioridades de crecimiento de Cuba. Nuestro negocio de níquel y cobalto figura entre las operaciones productivas en ese rubro a nivel mundial”.

Prioridades para 2017

La compañía canadiense Sherrit International Corporation señala entre sus prioridades estratégicas en este año mantener el liderazgo operativo mundial en la producción de níquel terminado a partir de lateritas, optimizar las oportunidades en el sector energético cubano, preservar la liquidez, fortalecer el balance general y mejorar la eficacia de la organización.

Según el director ejecutivo de la empresa, con esos propósitos prevén fomentar una cultura de mejora continua,  reducir las brechas de capacidad, perfeccionar los sistemas de gestión de recursos humanos y eliminar labores que no impliquen valor añadido; además de mejorar la participación de los trabajadores y aumentar el enfoque en la diversidad y la inclusión. 

Aumentar la producción y la previsibilidad, reducir costos directos netos de efectivo, lograr un rendimiento líder en materia de medio ambiente, salud, seguridad y sostenibilidad, entre otras acciones, confirman el interés de continuar contribuyendo con sus inversiones en Cuba, su principal socio, a fortalecer aún más los nexos estratégicos en función de renovar la matriz energética nacional.

Y reiteró Pathe: “Para nosotros Cuba es un país excelente en el que fundar y mantener negocios beneficiosos por igual para ambas partes, por eso es prioridad de la compañía  garantizar que esta relación perdure”.