Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Ingresan más de un millón de CUC por quinto año

Los trabajadores de la tienda Romeo y Julieta acaban de recibir el título de Colectivo millonario, reconocimiento de la Empresa Comercial Caracol

Los trabajadores de la tienda Romeo y Julieta, especializada en ventas de habanos, café y rones de famosas marcas cubanas acaban de recibir el título de Colectivo millonario, reconocimiento que otorga la Empresa Comercial Caracol a entidades de esta cadena nacional que sobrepasen sus ingresos en más de millón de pesos cubanos convertibles (CUC) como resultado de su positiva gestión durante el año recién concluido.

Tras lograr esa alta cifra en septiembre y cumplir el plan anual en noviembre, los cuatro profesionales que laboran actualmente en este centro cerraron diciembre con más de 1 500 000 CUC recaudados, mediante la eficiente gestión comercial que ha distinguido durante años a este colectivo integrado por personal altamente calificado, presto a complacer a clientes y a todo el que busca en este establecimiento un producto de excelencia como el habano.

Ubicada en la céntrica esquina de Belascoaín y Peñalver, en La Habana, la tienda Romeo y Julieta -preferida entre quienes visitan la capital-, comercializa marcas de la Corporación Habanos S.A. con sus respectivas vitolas; también café cubano, los productos de CubaRon y es líder en ventas de los añejos de Havana Club.

El establecimiento se ha distinguido, además por el cumplimiento de los principales indicadores de eficiencia económica: ejecución del plan de ingresos, costos, gastos, utilidad por peso, entre otros, con ascendentes entradas anuales de más de un millón de CUC, que mantienen desde el año 2011, resultados económicos que la ubican entre las unidades de este tipo más sobresalientes de la capital cubana. Por tales dividendos, ha sido reconocida por el Ministerio del Turismo como una de las tiendas más destacadas del sector,

Entre sus principales clientes destacan personas procedentes de España, Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Italia, Alemania, México, Brasil, Emiratos Árabes y otros muchos turistas que a diario vienen en grupos (sobre todo desde el famoso balneario de Varadero y otros puntos del país), quienes al salir de la tienda llevan consigo algunas de las ofertas exclusivas para disfrute personal u obsequiar a un amigo al regresar a su país.

Tabaco, ron y café, trío de excelencia

Inaugurada en 2001 en la prestigiosa fábrica del mismo nombre, la tienda dispone de un confortable salón de ventas -con paredes enchapadas en cedro y caoba que proporcionan un ambiente acogedor-, donde se exponen y ofertan las mejores marcas de habanos y una selección de excelentes rones y cafés.

En la decoración sobresalen tapices de piel alegóricos al clásico drama Romeo y Julieta, de Shakespeare, anillas de tabaco y otros motivos recreados por sobresalientes artista cubanos de la  plástica. Como toque distintivo, destacan estantes confeccionados con maderas preciosas del país.

Su directora, Elisabeth Argüelles Samón, explicó que esta Casa del Habano -abierta de lunes a sábados, de nueve de la mañana a cinco de la tarde y los domingos hasta el mediodía-, posee además otra sala más pequeña reservada para clientes VIP y un Working Humidor preparado con los requerimientos técnicos para la mejor conservación de los habanos. En su bar los clientes pueden degustar café y otros reconocidos productos de la Isla.

Junto a Argüelles Samón integran el colectivo los dependientes María Cristina Quiroga (Sissy, como la conocen clientes y amigos), fundadora de la tienda; Leticia Beatriz Riesgo y Jorge Cambeiro Díaz, cantinero.

Vender es arte

Precisamente para Sissy “vender es también arte, porque aquí ofrecemos el tabaco como un exponente de las mejores tradiciones e historia de Cuba, que nace de las manos de verdaderos artistas, nuestros tabaqueros, e incluidos quienes cosechan las aromáticas hojas.

“Y cuando uno vende esa genuina obra de tanta cubanía, sabe que no solo entrega algo exquisito, de místico encanto, de gran demanda y fama mundial, sino también la imagen de un país, de un pueblo, del más hermoso sueño de quienes a diario nos interrelacionamos con personas de todas partes del planeta que vienen a aprender y conocer de nuestras raíces más genuinas; todo eso nos anima”.

De igual forma Leticia Beatriz Riesgo y Jorge Cambeiro Díaz coinciden en destacar la importancia de informarse  exhaustivamente acerca del tabaco, el café y los rones de la Isla, “porque visitan la tienda personas muy conocedoras de estos rubros cubanos, pero también vienen otros interesados en saber  las cualidades de cada producto, y debemos complacerlos, ayudarlos a realizar una buena selección en sus compras”.

Un nombre de fama

Los fundadores de esta reconocida tienda de Belascoaín y Peñalver quisieron que su establecimiento tuviera un nombre de fama, Romeo y Julieta, también una marca de tabaco cubano desde 1875, por la obra literaria homónima del escritor inglés William Shakespeare. La vitola  alcanzó renombre internacional en los primeros años del siglo XX.

El político británico Winston Churchill fue uno de sus más devotos fumadores. Desde su visita a La Habana en 1946, su nombre no solo fue utilizado en anillas de habanos, sino que dio nominación a la más conocida de las vitolas de la fábrica, que tiene un cepo de 47 y una longitud de 178 milímetros: el Churchill de Romeo y Julieta.

Su equilibrada y aromática ligada, con hojas seleccionadas de la región de Vueltabajo, hacen de estos torcidos clásicos de sabor medio, que hoy cuenta con gran prestigio en el mundo y ofrece una de las más amplias gamas de vitolas de las marcas de habanos, elaboradas totalmente a mano, con tripa larga.

Caracol

La Empresa Comercial Caracol, perteneciente al Organismo Superior de Dirección Empresarial (Osde CubaSol), opera un  grupo prominente de unidades especializadas en la venta de tabaco, ron y café, (entre estas Casas y Tiendas del Habano), algunas muy emblemáticas como Romeo y Julieta, que tienen alto impacto en la satisfacción de los clientes por la excelencia de sus servicios.

El establecimiento muestra el certificado Héroes del Moncada, otorgado por el Sindicato Nacional de Hotelería y Turismo, y la bandera de Vanguardia Nacional, condición que esperan revalidar este año.

No es casual entonces que el favorable resultado económico alcanzado por esta entidad “se debe principalmente a nuestra gestión de calidad”, recalcó la directora Elisabeth Argüelles Samón, al resaltar el incremento de visitas de estadounidenses que llegan a la Isla, quienes desean llevar de regreso a su país regalos tan excelentes como tabacos, café y rones cubanos que mostrarán u obsequiarán a familiares y amigos.