Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Wall Street abre con subidas moderadas después de la victoria de Trump

La apertura el Dow Jones apostaba por las subidas moderadas tras desplomarse sus futuros casi 800 puntos

Wall Street vive un arranque de jornada volátil tras la victoria del candidato republicano Donald Trump en Estados Unidos, y media hora después de la apertura el Dow Jones apostaba por las subidas moderadas tras desplomarse sus futuros casi 800 puntos.

El Dow Jones, que osciló entre los avances y retrocesos en los primeros minutos de contrataciones, sumaba ahora 40,23 puntos hasta 18 372,94 puntos, después de que sus futuros cayeran de madrugada más de un 4 % tras confirmarse el triunfo de Trump.

Por su parte, el selectivo S&P 500 progresaba a esta hora un 0,13 % (2,84 puntos) hasta los 2 142,40 unidades, mientras que el índice compuesto del mercado Nasdaq sumaba un 0,06 % (2,89 puntos) hasta 5.196,38 enteros.

Los operadores en Wall Street lograban mantener el tipo después de una tensa noche electoral en la que sus principales referencias llegaron a desplomarse mientras se fueron conociendo los resultados de los comicios que terminaron con la victoria de Trump.

Poco antes de la medianoche (05:00 GMT), los valores futuros del Dow Jones llegaron a perder más de 760 puntos o un 4,17 %, mientras que también cayeron con fuerza los futuros del S&P 500 (-5,01 %) y los del índice Nasdaq (-5,08 %).

El sector sanitario tiraba del carro en Wall Street, con una fuerte subida del 2,66 %, junto al materias primas (1,43 %), el industrial (0,54 %) y el financiero (0,44 %), mientras que bajaban el de empresas de servicios públicos (-2,27 %), el tecnológico
(-1,16 %) o el energía (-0,19 %).

La farmacéutica Pfizer (8,20 %) encabezaba las ganancias en el Dow Jones junto a Caterpillar (7,52 %), Merck (4,79 %), JPMorgan (4,01 %), Goldman Sachs (3,14 %), Johnson & Johnson (2,43 %), American Express (1,48 %), Boeing (1,02 %) o Walmart (0,92 %).

Al otro lado de la tabla lideraba las pérdidas la aseguradora Travelers (-2,36 %) por delante de Procter & Gamble (-2,21 %), Coca-Cola (-1,75 %), Verizon (-1,51 %), Apple (-1,45 %), Exxon Mobil (-1,39 %), Disney (-1,29 %) o 3M (-1,13 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas bajaba un 0,42 % y cotizaba en Nueva York a 44,80 dólares, mientras que el oro exhibía su condición de valor refugio en momentos de incertidumbre y subía un 1,55 % hasta 1.294,3 dólares.

Por su parte, la rentabilidad de la deuda pública a diez años progresaba a esta hora al 1,972 % mientras que en el mercado de divisas el dólar ganaba terreno frente al euro, que se cambiaba a 1,09 dólares.

Mientras los mercados europeos se estremecieron y surgió una nota de duda en cuanto al futuro económico de muchas partes de este Planeta.

Incluso, algunos datos comenzaron a desmoronarse desde los minutos en que ya se vislumbraba esa preferencia el miércoles en la noche.

Precios, declaraciones de economistas y otros pormenores, transformaron de la noche al día a las bolsas en un torbellino sustentado en la duda acerca del futuro cercano.

En un inicio, y casi sin mencionar el tema, la Comisión Europea (CE) previó que la economía de la Unión Europea (UE) crecerá 1,8 % en 2016 y 1,6 % en 2017, mientras que en la Eurozona lo hará 1,7 % y 1,5 %, respectivamente, por debajo de las tasas registradas en 2015.

El oro, tradicional refugio de inversores, subió casi cinco por ciento tras la victoria de Trump.

La onza de oro avanzó 4,9 %  hasta situarse en 1 337 dólares, el ascenso más fuerte desde el pasado 27 de septiembre.

Este incremento del oro recuerda el alza registrada el 24 de junio, un día después de la victoria en referendo del Brexit: salida británica de la UE.

En cuanto a los mercados, registraron descensos por la incertidumbre que el triunfo de Trump supone para la economía global. La libra esterlina subió 0,27 % frente al dólar hasta situarse en 1,241 dólares.

Estos sucesos económicos y financieros movieron el panorama, pese a que el candidato electo llamó de inmediato a los estadounidenses a unirse y prometió que será el mandatario de todos sus compatriotas.

En esa cuerda, grandes empresas japonesas con inversiones en México, como Toyota o Nissan, se desplomaron de inmediato en la bolsa, antes de saberse tal noticia de manera oficial, por el temor al impacto que tal acontecimiento tenga en la economía azteca.

Otras manufactureras como Sony o la farmacéutica Takeda perdieron 5,08 % y 2,24 % respectivamente de cuota en el mercado.

También afectó el fortalecimiento del yen (divisa considerada refugio en tiempos de incertidumbre) frente al dólar, ya que una moneda nipona fuerte hace perder competitividad y recorta beneficios a la hora de repatriarla.

De esa misma suerte, el Ministerio japonés de Finanzas, el Banco de Japón y la Agencia de Servicios Financieros del país asiático, convocaron una reunión de emergencia.

El premio Nobel de Economía Paul Krugman se mostró horrorizado por el suceso, y recordó su frase reciente de que su país (Estados Unidos) podría convertirse en un estado fracasado.

Los precios del petróleo cayeron, el Brent perdió 51 centavos de dólar respecto al cierre previo del martes, de 46,05 dólares por barril. En tanto, el West Texas Intermediate (WTI) también bajó 56 centavos y cotizó a 42,22 unidades.

La directora de una firma de compraventa de divisas de Londres, Kathleen Brooks, señaló que los mercados están en modo de pánico debido al resultado de elección en Estados Unidos.

Mientras, el analista de Mirae Asset Daewoo (Séul), Son Jae-hyun, se sumó al coro al decir que la victoria de Trump es vista como un shock, que llevó a los inversores a refugiarse en activos seguros.

En cuanto al precio del petróleo se estabilizó luego de un ligero declive ante la sorpresiva victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

El Brent cotizó a 46,01 dólares por barril, mientras el WTI de Texas registró a 44,86 dólares por tonel.

Analistas del tema consideran que el triunfo electoral de Trump es otro de los desafíos que deberán afrontar los exportadores de crudo, lo cual puede derivar en un crecimiento más débil en una frágil economía mundial.

El Instituto Americano del Petróleo (API) reportó que las reservas estadounidenses aumentaron en 4,4 millones de barriles la semana anterior, cuestión que influye en la sobreoferta ya existente en el mercado.

La canasta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo cotizó el martes a 42,22 dólares, lo que representó un alza centavos de 24 centavos de dólar con respecto al cierre del lunes, informó el cártel. (Fuentes: EFE y PL)