Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

La fiesta del vino

Entre el 4 y el 6 próximos empresarios, comerciantes y profesionales vinculados al mundo vitivinícola se dan cita en los salones del emblemático centro turístico cubano para mostrar lo que hacen en esa especialidad

El Hotel Nacional de Cuba vuelve, dentro de pocos días, a convertirse en el escenario de la Fiesta del Vino, en esta ocasión la XVII edición del importante evento comercial.

Entre el 4 y el 6 próximos empresarios, comerciantes y profesionales vinculados al mundo vitivinícola se dan cita en los salones del emblemático centro turístico cubano para mostrar lo que hacen en esa especialidad.

Según información ofrecida por el ingeniero Víctor G. Rosquete Pérez, especialista comercial del Hotel, está prevista la  participación de bodegas, empresas comercializadoras y casas productoras de diferentes países, las cuales proyectan fomentar la presencia de sus cavas en el mercado de la Isla.

Se espera que participen entidades como CSA Freixenet, Bodegas Joan Sardá S.A., Duprasa, EuroCuba, Bodegas J. García Carrión S.A., Bodegas Finca La Estacada, Ditalia, ComAliment S.L., Guran S.A., Ibero Trust de Mercados S.A. ITM, Cantine  Jocci Zuddas, Bodegas Perca, Miguel Torres y Galicaribe srl, entre otras que han mostrado su interés en asistir a esta cita.

Durante tres jornadas los asistentes podrán  intercambiar experiencias sobre la cultura vitivinícola en el mundo, y la venta y comercialización de estas bebidas en instalaciones estatales y no estatal, hotelera y extrahotelero, según puntualizó el especialista.

Además, significó, expertos del sector y aficionados realizarán una cata a ciegas en las modalidades de vinos a recomendar por su calidad y de preferencia para los consumidores, así como establecerán maridajes entre habanos y vinos o espirituosos de diferentes procedencias.

La cata a ciegas será evaluada por un Comité de Expertos Sommeliers, encargado de seleccionar los vinos que serán reconocidas el último día del foro, según las categorías en que se compita en esta edición, especificó Rosquete Pérez.

Como cada año, expresó el ejecutivo comercial, la Fiesta vinícola más importante de la ínsula antillana contará también con el apoyo de la Cámara de Comercio de la República de Cuba (CCRC).

Sede por excelencia

El Hotel nacional de Cuba está considerado uno de los inmuebles hospederos de más relevancia histórica en el país. Inaugurado el 30 de diciembre de 193, y se considera uno de los más clásicos y emblemáticos de La Habana.

Ubicado en un saliente costero de la loma de Taganana, casi al extremo de la caleta de San Lázaro, sitio habitual de desembarco de piratas, se alza este como el más importante de la cadena Gran Caribe.

Su arquitectura ecléctica matizada por el Art Deco o lo neoclásico y neocolonial de sus diseños, la adición del elegante apartamento de la república con entrada directa y la necesaria privacidad además de la acogedora suite presidencial explican la visita de personalidades del arte, la literatura, la política, el comercio la ciencia y los negocios.

Enriquecen su tradición de anfitrión de lujo personalidades de la política y las ciencia, como Winston Churchill, los diques de Winston, el científico Alexander Reming e incontables jefes de estado iberoamericanos y monarcas europeos.

También lo ha visitado celebridades como Steven Spielberg, Robert Redford, Frank Sinatra, Nat King Cole y Rita Hayworth. Fue reconocido como Monumento Nacional e inscrito en el registro Memorias del Mundo. Los cañones que se observan en su jardín, de cara al Malecón habanero, integraron la antigua Batería de Santa Clara, declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. (SE)