Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Conexión frutas: más producción y calidad sin elevar los precios

Las frutas tropicales devienen complemento de los paisajes, dispensan olores alrededor nuestro y recrean el paladar y el olfato en tanto aportan eficaces nutrientes al organismo

“La mayor ganancia se encuentra en saber producir más y con mayor calidad y no aumentando los precios”, aseguró José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido, al clausurar el VI Encuentro del Movimiento de Cooperativas del Estado realizado el pasado 2 de abril en el Centro Integral de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) en la provincia de Artemisa.

El también Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros transmitió el saludo del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, a los integrantes de las 206 entidades nucleadas en el Movimiento de Cooperativas de Frutales en Cuba por sus resultados en 2015, alentándolos a trabajar con rigor y seriedad para avanzar más y entregar mayor cantidad de frutas frescas destinadas al consumo de la población, el turismo y la exportación.

Entre los aspectos abordados se informó que en 2015 el plan nacional de siembra de frutales alcanzó 98 % (4 232 hectáreas), el cual se vio afectado por la sequía y la no llegada a tiempo de los sistemas de riego previstos en los planes de desarrollo. Sin embargo, ese año el Movimiento produjo 98 750 toneladas de frutas, equivalentes al cumplimiento de 113 % del plan y cerca de 17 % del volumen total obtenido en el país.

En el foro artemiseño fueron debatidos temas puntuales que conspiran contra el buen desempeño de esta actividad, en momentos donde las frutas gozan de magníficos precios en los mercados internacionales, y donde también la población cubana desea adquirirlas a precios más asequibles.

En este aspecto no podemos olvidar que el ser humano consume frutas desde tiempos inmemoriales, y constituyen un complemento básico en una dieta balanceada.  

El evento puso de manifiesto los problemas subjetivos que afectan el buen desempeño de la actividad, como por ejemplo que en ocasiones a los municipios no llegan los acuerdos adoptados a nivel de organismo, o la falta de programas de capacitación para ser competitivos en el riguroso campo de las exportaciones frutícolas.

Otra de las preocupaciones más recurrentes fue el escaso conocimiento en las cooperativas para una buena aplicación de los bioproductos, o sea biofertiliantes, bioplaguicidas y bioestimulantes, aspecto en que los delegados coincidieron en que debe ser una prioridad para obtener frutas sanas e inocuas.  

Buena parte del debate hizo énfasis en las ventajas del policultivo, donde los cooperativistas estuvieron de acuerdo en intercalar con plantas de café sus sembrados frutales, aunque quedó como asignatura pendiente llegar a un acuerdo con la empresa de seguros pues su actual protocolo no reconoce esta provechosa tecnología y, por tanto, asegura por separado los cultivos, razón que encarece las pólizas y prolonga los trámites para la obtención de créditos bancarios.   

Machado Ventura exhortó a los integrantes del movimiento de frutales a emplear los avances de la ciencia y la técnica, el uso eficiente de la lombricultura, semillas certificadas, compost  y los biofertilizantes naturales, con vistas a elevar la calidad de los productos que se pudieran comercializar en el mercado internacional, y paralelamente culminar con las 50 mini industrias previstas.

El VI Encuentro del Movimiento de Cooperativas del Estado invitó a todos sus asociados a seleccionar una cantidad superior de productos exportables, y asegurar las entregas de frutas para el creciente número de turistas que espera recibir la Isla durante el actual año.

Leyendas, mitos, realidades

De acuerdo con el pasaje bíblico, la primera mujer de la creación, Eva, invitó a su pareja Adán a comer la manzana culpable del “pecado original”, fruto que a través de los siglos, la humanidad viene degustando con sumo placer y sin asomo de culpa. De la gigante India trasciende el mito de los mangos que le fueron ofrecidos a Buda a su paso por un huerto, mientras que los Orishas transportados hacia el Nuevo Mundo junto con los esclavos africanos, no pueden prescindir de las frutas más frescas en sus altares.    

Incluso el precursor del encuentro entre dos culturas, don Cristóbal Colón, se encargó de poblar las nuevas tierras con plantas frutales: en la isla de Guadalupe encontró la piña y la trasladó a la Juana de entonces, al igual que hizo con diversas variedades frutales aparecen hoy entre las más codiciadas del mundo por su excepcional sabor, fragancia, elevado contenido nutritivo y empleo de algunas en industrias dedicadas a la alimentación, cosmetología y farmacología.

Pero hay más: la primera obra escrita de la Literatura Cubana, el poema épico Espejo de Paciencia, de Silvestre de Balboa, deviene catauro donde aparecen casi todas las frutas conocidas en la Cuba de entonces.

Más de cinco siglos después, los cubanos sentimos una predilección especial por la piña, la guayaba, el mamey, el mango en todas sus variedades, el plátano manzano, el tamarindo, el mamoncillo, la chirimoya, el coco y la ciruela.

Otros tipos de frutas son oriundo del Asia tropical y subtropical: los cítricos, con un alto contenido en vitamina C y ácido cítrico, el cual les proporciona ese sabor ácido tan característico.

El género Citrus contiene tres especies y numerosos híbridos cultivados, y entre las frutas más ampliamente comercializadas sobresalen la naranja, el limón, la lima, el pomelo o toronja y la mandarina, con diversas variedades características de la región donde se cultiven. El ácido cítrico es muy empleado en medicina, sobre todo porque favorece la digestión.

Ahora bien, históricamente tanto por su clima como por sus tierras, Cuba cuenta con deliciosas frutas tropicales, suerte de acuarela que ofrece nuestra naturaleza con el apoyo de su peculiar clima.

Esta combinación les impregna de un olor distintivo y el sabor inconfundible que invita a degustarlas en cualquier momento del día. Está comprobado, asimismo, que su riqueza en vitaminas supera a la de otras latitudes a la vez que maduran en diferentes épocas del año, con lo que siempre puede haber frutas tropicales autóctonas disponibles.

Finalmente, el VI Encuentro del Movimiento de Cooperativas del Estado orientó incentivar la aplicación de las buenas prácticas para consolidar este año el desarrollo frutícula, combinándolo con el tratamiento de los subproductos sólidos como alimento animal y abonos orgánicos.

Hacer realidad que la población cubana disfrute este alimento sano, nutritivo y delicioso, dependerá entonces de mayores esfuerzos por parte de las entidades rectoras del sector agrícola, y la constante preocupación de diseñar estrategias que redunden sustancialmente en beneficio de los hombres y mujeres enfrascados en este Movimiento.