Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Incrementará Cuba cultivos de cafetos en zonas llanas

Se han identificado unas 2 000 hectáreas en varios territorios y se trabaja en los estudios de factibilidad

El Ministerio de la Agricultura (MINAG) desarrolla estudios para multiplicar la presencia de áreas cafetaleras en las zonas llanas de Cuba con el objetivo de elevar las entregas de ese fruto a la economía  nacional.

Esa iniciativa responde a los propósitos del programa de desarrollo de la actividad previsto hasta el año 2020 para sustituir las importaciones que anualmente el Estado debe realizar.

Elexis Legrá Calderín, director  de Café, Cacao y Coco en el Grupo Empresarial Agroforestal del MINAG, explicó que las locaciones identificadas como aptas para el cultivo contarán con modernos sistemas de riego y tecnologías en correspondencia con las características propias de cada territorio.

Señaló que hasta el momento los técnicos han identificado unas 2 000 hectáreas en las provincias de La Habana, Artemisa, Mayabeque, Matanzas,  Camagüey, Ciego de Ávila, Las Tunas  y el municipio especial Isla de la Juventud.

Precisó que actualmente se trabaja en la realización de los estudios de factibilidad en los casos culminados para ser presentados para su aprobación en el plan de la economía del 2017.

 Otras acciones

Para 2020 Cuba  prevé alcanzar un acopio de 23 160 toneladas de café, necesarias para cubrir la demanda del consumo nacional, incrementar las exportaciones y oxigenar la economía de la Isla.

Con ese objetivo se  reponen las plantas viejas y dañadas  por otras de alta calidad genética, son capacitados los cosecheros  y fortalecidos  los  centros de reproducción de entomófagos y entomopatógenos, con el  fin de reforzar la lucha biológica contra los enemigos del grano, especialmente para  combatir la broca, para lo cual se emplea también  la llamada avispa del Mediterráneo.

Con la asesoría de expertos de diferentes entidades se avanza para que  las especies arbóreas destinadas a proteger los cafetales cubran la superficie requerida, y permitan de esa manera que las plantas reciban la luz que requieren y mantengan la humedad necesaria.

Desde  hace más de un quinquenio se restablecen  las variedades típicas de cada zona, implantan novedosos  sistemas de riego, y se ejecutan acciones de mejoramiento de los suelos, a partir  de los análisis agroquímicos previamente realizados

En la Sierra Maestra, por ejemplo, están en marcha la siembra por esquejes de café robusta, un banco de semilla del tipo arábigo, y el injerto de posturas de ambas denominaciones, para obtener plantas resistentes y productivas. (Fuente: Agencia Cubana de Noticias)