Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

La energía eólica y el espíritu de Aumatex

La costa norte, e incluso regiones de municipios alejados del mar como Majibacoa y Las Tunas, en el centro, exhiben potencialidades para la instalación de molinos de viento, según demostró un estudio del Centro Meteorológico Provincial en 2008

En la mitología de la cultura precolombina de Cuba, Aumatex era el Cacique o dueño de los Vientos de quien se cuenta que, entre otros poderes, tenía el de restablecer el orden después del paso de los demonios del huracán y propiciar la prosperidad de los humanos mediante el control del aire, la tierra y el agua.

En el litoral Norte de la oriental provincia de Las Tunas, específicamente en los municipios de Puerto Padre y Jesús Menéndez, existen múltiples evidencias de aquella cultura y sus cultos.

En esa zona, luego del embate del ciclón Ike en 2008, la herencia del cemí aborigen vuelve a ser tangible en la relación entre sus actuales habitantes y el viento. Al devastador impacto del evento hidrometeorológico ha seguido una etapa de recuperación, en la cual las corrientes de aire han ayudado a la rehabilitación de la agricultura, la ganadería y varios servicios básicos.

Desde hace siglos las brisas de la región costera del norte de Las Tunas dan la fuerza para extraer agua del subsuelo y regar cultivos. Tanto así es, que la ciudad de Puerto Padre se conoce como la Villa de los Molinos.

Estudios desarrollados por el Centro Provincial de Meteorología y otras instituciones nacionales confirmaron la existencia allí de corrientes ventosas sostenidas de 6,8 metros por segundo a más de 50 metros de altura, entre las intensidades más altas del país, según refirieron los expertos.

De esta forma, ciencia y tradición alientan el desarrollo de la energía eólica en esa porción del nororiente de la Isla, donde se construye el mayor parque de aerogeneradores del país, que se prevé aporte alrededor de 50 gigawatt/hora al año, lo cual permitirá reducir emisiones de gases contaminantes y ahorrar por concepto de importación.

Por la posición geográfica y las características del terreno, Las Tunas posee las mayores potencialidades en la fuerza de los vientos para el desarrollo de fuentes renovables de energía. En la actualidad existen más de 1 170 molinos de viento, lo cuales representan más de 50 % del total de electricidad limpia generada en el territorio.

La costa norte, e incluso regiones de municipios alejados del mar como Majibacoa y Las Tunas, en el centro, exhiben potencialidades para la instalación de molinos de viento, según demostró un estudio del Centro Meteorológico Provincial en 2008.

El especialista de esa institución, Camilo Mas García, explicó que en el territorio predominan los vientos alisios del Este, y que el litoral Norte tiene una mayor influencia por la cercanía a las aguas profundas y frías del Canal Viejo de Bahamas. 

Mas García agregó que estas condiciones son favorecidas por el predominio de la llanura en la topografía tunera y la existencia de una vegetación relativamente baja, que brinda pocos obstáculos a las brisas.

Estas condiciones y el hecho de que Las Tunas tenga el índice de precipitaciones más bajo del país, propiciaron que expertos de la Empresa Eléctrica Provincial sugirieran en un estudio la necesidad de instalar más de 5 000 molinos de viento para la actividad agropecuaria, e incluso para el abasto de agua a asentamientos humanos.

Rolando Sales, especialista de esa entidad, precisó que en la provincia se desarrolla un proyecto para recuperar estos equipos, sobre todo en fincas cuyos productores exhiban resultados positivos.

Como parte de este programa, en 2013 se instalaron más de 50 y deben llegar a 200 en el próximo año, la mayoría de esos fabricados con tecnología cubana.

"El impacto de fenómenos naturales extremos, la escasez de recursos y el abandono, propiciaron la pérdida de muchos equipos, pero en la actualidad hay un enfoque más sostenible de la actividad ganadera y agrícola, por lo que existe un retorno a una tecnología que nunca se debió abandonar", aseguró Sales.

La influencia del cambio climático, el encarecimiento de los combustibles y la necesidad de incrementar los rendimientos productivos sin perjudicar el medio ambiente, determinan una mayor influencia de las fuentes renovables de energía en la generación eléctrica de Las Tunas.

La fuerza de Aumatex, el Cacique de los Vientos, será necesaria no solo para mover las aspas de molinos y aerogeneradores, sino también para movilizar la voluntad de los individuos. (AIN)