Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

FAO califica labor de Cuba de muy positiva

Así aseguró Theodor Friedrich, representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en la Isla durante el panel Letra con Vida

Más de 800 millones de personas en el mundo pasan hambre diariamente, mientras que la salud de otros 2 000 millones se encuentra amenazada por el déficit de nutrientes. En el otro extremo, 1 500 millones de seres humanos padecen de sobrepeso.

El mensaje está claro, según destaca en su portada digital el diario Granma: el mercado mundial de alimentos no responde a las necesidades de los pobres; y el tener acceso a este mercado no se traduce necesariamente en mejores nutrición y salud. Es por ello que los gobiernos deben erradicar el hambre y la mala nutrición, implementando políticas públicas destinadas a lograr la seguridad alimentaria y la nutrición adecuada de sus ciudadanos.

En medio de este panorama, anda un país como Cuba, que en materia de seguridad alimentaria fue caracterizado de muy positivo por durante el panel Letra con Vida, convocado cada mes por el Centro Cultural Dulce María Loynaz, de la capital, y dedicado esta vez al Día Mundial de la Alimentación, donde el representante de la FAO en Cuba, Theodor Friedrich, calificó de positivo el trabajo desplegado por las autoridades cubanas.

El también doctor en Ciencias Agrícolas se refirió a los logros de Cuba en indicadores tales como la erradicación del hambre, siendo uno de los pocos países en lograrlo; y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Aún así, destacó que la Isla todavía enfrenta retos que recaen, sobre todo, en el tema de la sostenibilidad basada en la alimentación por esfuerzo propio más que en la importación de alimentos.

“Incentivar la producción nacional garantizaría mayores seguridad y soberanía alimentarias al país, que posee suficiente área para alimentar a su población de forma saludable y diversificada, y de manera sostenible”, señaló Friedrich.

Pero la cuestión alimentaria va mucho más allá de lo producido en los campos. Para que finalmente lleguen productos de calidad a los consumidores, resulta importante que funcione correctamente cada eslabón de la cadena de alimentación: almacenamiento, transportación, industrialización y comercialización de los alimentos.

El doctor Friedrich comentó la importancia de alcanzar alimentos de calidad para incidir positivamente en los valores nutricionales, lo cual preserva la salud humana.

Una producción diversificada a nivel local, viene a facilitar entonces el acceso de la población a los alimentos. De ahí que resulten ejemplos positivos el auge de la agricultura urbana y suburbana en el territorio y también otros proyectos de colaboración que están contribuyendo a la sostenibilidad alimentaria a escala local. Muestra de ello es el Programa de Apoyo a la Modernización Agropecuaria de Cuba (PALMA), donde la matriz institucional está muy presente, según señaló en el propio panel la máster en Ciencias Grisel Tejeda González, del Instituto de Investigaciones Fundamentales en Agricultura Tropical.

El funcionario de la FAO subrayó también la necesidad de que exista una mayor capacitación profesional de los productores en los campos, para que conozcan sobre los efectos que producen los insumos que utilizan en sus cosechas y estén en constante interacción con los nuevos saberes agrícolas generados en el país y en el mundo.

El doctor Theodor Friedrich reconoció el potencial académico y tecnológico de nuestro país, y se refirió a que ambos aspectos deben vincularse más con el tema productivo, para lograr así la seguridad y soberanía alimentarias que precisa la Isla.