Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Gran Caribe opera hoteles insignias de Cuba

Para el grupo hotelero Gran Caribe, el año 2012 resultó el mejor en ocupación e ingreso desde 2008 a la fecha, deviniendo reto lo alcanzado entonces para la actual temporada

"Entre los principales logros de Gran Caribe en estos años sobresale que muchas de sus instalaciones son productos insignias de la hotelería cubana, adecuando sus servicios a las nuevas exigencias de los mercados y a las nuevas tendencias de la hotelería", reconoce Diana Beatriz Olivera Rodríguez, vicepresidenta de Mercadotecnia del grupo hotelero Gran Caribe, en entrevista al semanario OPCIONES, y argumenta:

"Hablamos de instalaciones repletas de historia, tradición y arquitectura. Por solo mencionar años donde se reúnen las anteriores cualidades, están el hotel Inglaterra, que ya tiene 137 años de fundado, el Plaza, con 104 años, el Hotel Nacional de Cuba con más de 80 años, el Victoria igual y que, por cierto, fue inaugurado con el nombre de hotel Vedado. En estas instalaciones se reúnen,  reitero, cultura, tradición y estilos arquitectónicos.

"Pero también podemos mencionar -prosigue la directiva- al hotel Kawama de Varadero, y otros operados por nuestra cadena que por estas fechas cumplen sus respectivos aniversarios 50 y 60 de fundados, como el Capri, que debe reabrir sus puertas a finales de este año y concluir todo el proceso inversionista antes del invierno 2013-2014".

Siguiendo las fechas fundacionales, el 1ro de agosto de 2014 el grupo hotelero Gran Caribe cumple sus primeros 20 de irrumpir en la industria turística cubana, pero desde ahora desarrollan varios proyectos a modo de salutación de tan significativo onomástico, como por ejemplo el lanzamiento de 45 cabañas de madera cinco estrellas en Cayo Largo, anexo al Hotel Playa Blanca, y relanzar el producto Villa Iguana con 124 cuartos en cabañas de madera cuatro estrellas y 70 en módulos habitacionales recuperados.

Finalizando 2013 se entregarán 90 habitaciones totalmente renovadas del Hotel Riviera, mientras que los hoteles Daiquirí de Cayo Guillermo y Puntarenas, Playa de Oro y Kawama, en Varadero, recibirán la próxima temporada invernal con todas sus remodelaciones ejecutadas. También por esos días está prevista la presentación de la nueva línea de Hoteles Clásicos, Club Premium, Hola Club y Hoteles E.

Paralelamente, a finales de año comenzará una nueva inversión en la ciudad balnearia de Varadero consistente en un hotel cinco estrellas de 924 habitaciones, y en la actualidad se encuentra en construcción otro "cinco estrellas" de 566 habitaciones en Cayo Coco, instalaciones ambas que deben comenzar a operar en 2016.

Estándares bien definidos

"Hoy Gran Caribe posee 42 instalaciones hoteleras con 12 025 habitaciones y las mismas se insertan en ciudades de variada arquitectura como son La Habana y Cienfuegos; también se encuentran en playas naturales y cayos vírgenes, para quienes son amantes de las aguas cálidas y la naturaleza", responde Diana Beatriz Olivera Rodríguez a nuestra pregunta y agrega:

"Estas instalaciones pueden alojar clientes de diferentes segmentos y poder adquisitivo ya que van desde tres hasta cinco estrellas, y son hoteles especializados en parejas, familia y estudiantes, mientras que otros son elegidos por sus condiciones para el turismo especializado, además de la modalidad de clubes.

"Para la temporada turística 2012-2013 presentamos una nueva línea de productos con estándares bien definidos y en conjunto con cadenas administradoras de amplio prestigio internacional y reconocimiento, como los Meliá, Iberostar, Barceló, ACCOR, Be Live, Roc Hoteles y Belle Vue. Asimismo, entre los productos de interés para la inversión extranjera se incorporaron para el invierno 2013-2014, la Occidental Hoteles -que administrará Villa Cojímar, en Cayo Guillermo, Jardines del Rey-, y el Capri con su relanzamiento de nuevo producto luego de más de 10 años fuera de servicio y que será administrado por NH".

En relación con el siempre emblemático Cayo Largo del Sur, nuestra interlocutora revela: "Gran Caribe opera toda la industria hotelera del Cayo. Administrados por la cadena Meliá figuran Sol Cayo Largo y Sol Pelícano, y otros dos propios, Playa Blanca y el complejo Isla del Sur. Como producto novedoso este último presentará el venidero invierno el formato de clubes con el mercado italiano, suerte de abanderado en este tipo de operaciones".

Aclara Diana Beatriz que en el complejo Isla del Sur funcionaban dos clubes comercializados por turoperadores italianos, al que ahora se incorpora Alpitour para sumar tres clubes italianos. Otro turoperador que ya operaba en Cayo Largo, Eden Viaggi, ahora extenderá sus operaciones al hotel Arenas Doradas de Varadero.

"Aprovechando la fortaleza que tenemos con los clubes italianos -considera la directiva-, la estrategia es seguir creciendo y ser elegidos como cadena hotelera para estos turoperadores que trabajan más en este tipo de segmento, de manera que escojan nuestras instalaciones para desarrollar sus productos."

Crecer en calidad y confort

Hoy los principales emisores de turismo dirigido a las instalaciones de Gran Caribe son Canadá, Argentina, Alemania, Reino Unido, Rusia e Italia, y sobre la base de crecer en calidad y confort se trabaja en recuperar el posicionamiento de nuevos mercados, así como desplegar una estrategia de penetración en el mercado de Brasil aprovechando el vuelo directo semanal de Cubana de Aviación.

"Con el objetivo de incrementar la ocupación en nuestras instalaciones -refiere la Vicepresidenta de Mercadotecnia del grupo hotelero Gran Caribe-, también hemos desarrollado alianzas estratégicas con Travelsens y su nuevo vuelo a la Isla, la creación de nuestra página Web para las ventas on line, incentivar las ventas para el mercado interno, y aumentar nuestra presencia en los principales mercados del grupo con acciones de comunicación con la participación directa de nuestros hoteles.

"Al cabo de 20 años de presencia en la industria hotelera cubana, la salud de Gran Caribe es buena", asegura Diana Beatriz Olivera Rodríguez, y concluye: "Nos mantenemos siendo un grupo hotelero que se enorgullece de poseer los hoteles insignias y emblemáticos de Cuba, pero sobre todo que, paralelo con la historia y la tradición, se han ido adecuando los servicios a los tiempos modernos en demanda de nuevos mercados y de las nuevas tendencias de los servicios hoteleros".