Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Venezuela en el MERCOSUR, otra derrota yanqui

El presidente vnezolano, Hugo Chávez Frías, aseguró que "solo faltaba Venezuela, como engranaje de lo que Bolívar llamaba el eje de la esfera, para fortalecer el eje del Caribe a la Patagonia"

La inclusión de Venezuela en el Mercado Común del Sur (MERCOSUR)  constituye, desde el punto de vista geopolítico, la mayor derrota diplomática estadounidense desde el descalabro del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), opinó el politólogo argentino Atilio Borón.

Por su parte, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, aseguró que "solo faltaba Venezuela, como engranaje de lo que Bolívar llamaba el eje de la esfera, para fortalecer el eje del Caribe a la Patagonia", sintetizando con ello la relevancia de incluirse plenamente en ese organismo económico regional.

Luego de seis años de espera, se oficializó el ingreso de Caracas, que no se había concretado antes debido a la obstinada negativa del Parlamento paraguayo. El pasado 29 de junio, en Argentina, la presidenta anfitriona, Cristina Fernández, y sus pares de Brasil, Dilma Rousseff, y de Uruguay, José Mujica, acordaron suspender a Paraguay del MERCOSUR por el golpe de Estado parlamentario al mandatario Fernando Lugo, que violó las normas democráticas establecidas por el grupo regional. En esa histórica jornada, se aprobó el ingreso de Venezuela y se marcó para el 31 de julio la cita de oficialización del acuerdo.

Entre tanto, la ocasión devino oportuna para que Atilio Borón también recordara lo expresado hace pocos días por el ex alto representante del ese organismo, Samuel Pinheiro Guimaraes: “A partir de ahora será mucho más difícil y costoso orquestar un golpe de Estado contra un Chávez protegido institucionalmente por la normativa mercosurina".

En un extenso comentario difundido hoy en el diario Página 12, Borón, Director del Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales advirtió que también resultará ahora mucho más complicado para Estados Unidos tratar de apropiarse de la riqueza petrolífera venezolana.

Destacó que la filiación de la República Bolivariana al MERCOSUR torna más atractivo para el resto de los países suramericanos integrarse cuanto antes a un rico espacio económico que se extiende sin discontinuidades desde Tierra del Fuego hasta el Mar Caribe, a la vez que en lo adelante será mucho más difícil rearmar el esquema de "libre comercio" desechado con la derrota del ALCA.

El reconocido politólogo enfatizó que el ingreso de Venezuela al mecanismo suramericano de integración lo refuerza tanto cuantitativa como cualitativamente, al agregar a un nuevo socio con un Producto Interno Bruto (PIB) estimado en 397 000 millones de dólares. “Agrandado de este modo –dijo- se convierte en la quinta economía del mundo, solo superado por Estados Unidos, China, India y Japón, y claramente por encima de la locomotora europea, Alemania”.

Cualitativamente, la admisión venezolana al bloque significa integrar a un país que, según el último anuario de la OPEP, dispone de las mayores reservas certificadas de petróleo del mundo, a la vez que desde el punto de vista de la complementación económica de sus partes, el MERCOSUR deviene espacio económico mucho más armónico y equilibrado que la Unión Europea, “cuya fragilidad energética constituye su insanable talón de Aquiles”, acota Borón.

De acuerdo con estadísticas oficiales, a partir de ahora el bloque económico contará con una población de 257 millones de habitantes, y su PIB ascenderá a 83,2 % del total regional. Sobre el tema la presidenta Cristina Fernández enfatizó que ahora "se cierra la ecuación porque es la energía, los alimentos, los minerales".

En su calidad de presidenta protémpore del bloque, Dilma Rousseff calificó de histórico el ingreso de Caracas y destacó que ello posibilitará que el MERCOSUR se convierta en "la quinta potencia económica mundial. La entrada de Venezuela amplía nuestras capacidades internas, refuerza nuestros recursos", destacó, mientras que José Mujica opinó que "no existe una nación más complementaria con América Latina que Venezuela".

La incorporación de la Patria Bolivariana al bloque creado en 1991 está en consonancia con los esfuerzos en pos de una mayor unión de los pueblos al sur del Río Bravo. A juicio del mandatario bolivariano, este mercado es "una integración entre hermanos, esto no es el ALCA, la imposición imperial que arrasa, el capitalismo que destroza sociedades. Esta es una gran oportunidad". (S.E)