Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Por una convivencia armónica entre los combustibles y el medio ambiente

Dentro del trabajo medioambiental de la provincia de Matanzas, el cual la hizo merecedora de la sede del acto nacional por el Día Mundial del Medio Ambiente –que se celebra este martes–, resalta la labor de la Empresa de Perforación y Extracción de Petróleo

La Empresa de Perforación y Extracción de Petróleo Centro (EPEPC), situada en Matanzas, manipula cada año alrededor de dos millones de toneladas de petróleo equivalente con absoluto respeto ecológico y sin menoscabo de la eficiencia económica.

De acuerdo con un texto publicado en el sitio web del diario Granma, precisamente, el empeño sostenido de esta empresa por llevar adelante su actividad económica sin perjudicar el medio ambiente, contribuyó a que recientemente la provincia matancera fuera seleccionada como sede del Día Mundial del Medio Ambiente, a celebrarse este martes.

Además de los loables resultados relativos a la disminución de desechos peligrosos y de productos químicos tóxicos, este reconocimiento estuvo amparado en el cumplimiento del plan de reforestación, el crecimiento de la cobertura boscosa, la conservación de los suelos y el manejo de zonas costeras.

Para la ingeniera geofísica Yodalis Hernández, especialista de dicha entidad, el mayor mérito es que la empresa haya incrementado la producción del preciado hidrocarburo en los últimos años sin lastimar el medio ambiente. El manejo del hidrocarburo se efectúa en perfecta armonía con un escenario apreciado por sus bondades naturales, sostuvo.

Sin embargo, no siempre fue así. El operador Nelson Reyes, con más de 40 años de experiencia, recuerda que en los inicios del manejo del yacimiento no se seguía una política dirigida a la mitigación de los daños medioambientales, y las actividades, tanto de perforación como de extracción, que ocasionaban perjuicio en una región bastante poblada.

Expertos precisan que por aquel entonces las antorchas quemaban aproximadamente un millón 500 000 metros cúbicos de gas con un alto porcentaje de azufre.

Al comprender la incalculable trascendencia del desarrollo sostenible, la empresa comenzó a tomar un grupo de medidas entre las cuales descuella el sistema de recolección cerrada del yacimiento Varadero, lo cual eliminó la contaminación atmosférica en zonas cercanas al balneario y la localidad de Santa Marta.

Fue grato y útil optar por las llamadas cortinas vegetales, destinadas a proteger la apariencia natural en los territorios donde están enclavadas las instalaciones petroleras, así como a aportar al equilibrio ecológico. Muy importante, insiste Yodalis, fue la materialización del oleoducto Cárdenas-Varadero, que entre otros beneficios permitió que el hidrocarburo pudiera transportarse sin los riesgos que antes implicaba hacerlo por barcos o rastras.

Tanto o más determinante fue la entrada en explotación de la planta ENERGAS, que además de eliminar las antorchas donde se quemaba el subproducto gaseoso, aprovechó este para la producción de electricidad en beneficio de la red nacional, así como para la obtención de otras sustancias como nafta, gas licuado y azufre.

Lo cardinal, según otros especialistas como Eduardo Rodríguez, al frente de la Estación de Rebombeo Oeste, es el enfoque preventivo, pues cada inversión ha contado con su licencia ambiental y existe control para prevenir y solucionar los principales problemas a corto, mediano y largo plazos.

Pero el aporte esencial, sin lugar a dudas, es la cultura forjada en estos años, un personal calificado que asume una postura inteligente para asegurar el desarrollo sostenible de la actividad petrolera.

Nelson Reyes, el longevo operador que llegó a la empresa sin los conocimientos elementales para trabajar en el petróleo, reconoce que hoy los obreros no son inexpertos, todos están dotados de buena preparación; en tanto, los técnicos muestran alto nivel profesional.

Es una garantía para el futuro de la EPEPC, y habla a las claras del respeto por la naturaleza que siente este colectivo de trabajadores, un ejemplo de industrias limpias y con vocación de guardianes del medio ambiente.