Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Nuevos esfuerzos por impulsar la producción de frutales en Cuba

En busca de imprimirle nuevos bríos a la producción de frutales en el país, el Grupo Empresarial Frutícola del Ministerio de la Agricultura, implementa disímiles acciones que forman parte de la estrategia nacional para abastecer diferentes destinos y cubrir, paulatinamente, la demanda de esos productos en la Isla

"Actualmente, Cuba cuenta con alrededor de 90 000 hectáreas de frutales, de ellas 9 000 están sembradas de piña, cultivo que es uno de los que más deben potenciarse por su demanda y rentabilidad (una tonelada de esa fruta se cotiza aproximadamente a 500 dólares en el mercado internacional), expresó Luis Alberto Torres, director técnico-productivo del Grupo Empresarial Frutícola, según informa el diario Granma.

Torres dijo que este año se deben producir cerca de 12 000 toneladas de dicho genérico en el territorio nacional, a la vez que también se fomentan cultivos como la guayaba y el mango; de este último se espera que aporte unas 5 000 toneladas de pulpa y otras 2 000 de concentrados.

En cuanto al programa citrícola —el punto más vulnerable dentro de la producción de frutales en la nación, debido a las afectaciones de la plaga Huanglongbing (HLB), más conocida como "dragón amarillo"—, el funcionario aclaró que ese trabaja en función de su revitalización estratégica en las empresas especializadas de diferentes provincias, utilizando como una de las alternativas la creación de viveros en zonas aisladas a las plantaciones perjudicadas por la HLB.

En total, el área de cítricos en activo comprende 26 000 hectáreas, de las cuales 90 % posee más de 30 años de explotación. De ahí que acelerar el ritmo de siembra sea definitorio. "Y a ello se une la necesidad de crear una infraestructura de viveros que garanticen la producción de más de dos millones de posturas anuales, con las que se lograría la plantación, como promedio, de 3 000 hectáreas cada año", agregó.

Las fincas integrales frutales —que suman más de 200 en toda la Isla y, de estas, 47 corresponden a la Empresa de Cítricos Ceiba, del artemiseño municipio de Caimito— mucho podrían ayudar en esa estrategia de desarrollo frutícola, a partir de las ventajas que ofrece el método de policultivo en el que se basan, con la consiguiente aplicación de la técnica de intercalamiento.

"De aprovecharse al máximo sus potencialidades, ayudaría a conseguir que las 42 000 toneladas de frutas planificadas para el actual año no se quedaran solo en papeles y expectativas", concluyó Luis Alberto Torres.