Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Celebra Centro Vasco su 50 cumpleaños

Diciembre ha sido un mes de trabajo y jolgorio en el Centro Vasco. El pasado día 22 la instalación celebró sus 50 años de existencia, medio siglo sirviendo al paladar y el gusto de los habaneros, y de personas venidas de todas partes del mundo

Diciembre ha sido un mes de trabajo y jolgorio en el Centro Vasco, esa curiosa edificación que se alza en la calle 4, esquina a tercera, en el Vedado, y que muchos ubican en la categoría de excelente restaurante. Y es que justo el pasado día 22 la instalación celebró sus 50 años de existencia, medio siglo sirviendo al paladar y el gusto de los habaneros, y de personas venidas de todas partes del mundo.

De seguro no pensó su fundador, un comerciante vasco con gran nostalgia de su patria, que este espacio que creó para mostrar a los nacionales las delicias de una cocina legendaria, trascendería en el tiempo y la historia. Pero ahí está el edificio, embellecido por estos días y remodelado en la mayoría de sus áreas, que en los tiempos actuales son muchas más que las incluidas en el diseño original.

“Tenemos un restaurante con capacidad para 84 comensales, centro nocturno, video bar y una cafetería en el exterior que vende comida rápida; y nos seguimos distinguiendo por nuestra oferta de comida típica vasca, basada en pescados, carne de res y algunos caldos que se conocen bien en la Isla, como los garbanzos fritos y la fabada”, puntualiza José Angel Díaz Lara, gerente de la instalación.

Sobre las alternativas para no perder la calidad de esos platos casi únicos en La Habana, y las relaciones que se hacen imprescindibles para mantener 10 ó 12 ofertas fuertes en su carta han debatido largamente los trabajadores del Centro Vasco en estas jornadas de conmemoración.

“También nos dedicamos a profundizar en la historia del centro y se han recopilado muchísimas fotos que recogen sus mejores momentos. Como resultado de esta investigación se decidió cambiar el logotipo que nos identifica, retomando en el nuevo muchos elementos de la imagen y la tipografía originales”, añade el gerente.

Durante la semana anterior en el Centro Vasco se realizaron reuniones de intercambio y cocteles informativos; y la propia noche del aniversario cerró con una gala llena de emotividad, el mejor sello para 50 años de tradición y excelencia.