Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Próxima a concluir campaña tabacalera en Pinar del Río

Se auguran resultados superiores a la anterior contienda tanto por la eficiencia como por la experiencia de los cosecheros

PINAR DEL RIO.- La campaña tabacalera en esta provincia está en la etapa final de recolección, y hasta la fecha acumula alrededor de 31 000 000 de cujes, cifra que ascenderá en los próximos días al proseguir la cosecha, fundamentalmente, en el macizo tabacalero conformado por los municipios de San Juan y Martínez, San Luis, Pinar del Río y Consolación del Sur. Especialistas del sector aseguraron a Opciones que será una contienda superior a la precedente, en la cual se sobrecumplirán los quintales contratados, más de 410 000, por el positivo comportamiento de los indicadores de eficiencia. Ello será posible, en lo fundamental, por la experiencia de los pinareños en tales menesteres, las favorables condiciones climáticas (las lluvias reportadas, que resultaron muy beneficiosas para el desarrollo de la solanácea), las siembras escalonadas y tempranas realizadas por los productores, la poca aparición de plagas y enfermedades a partir de un estricto control fitosanitario en las 1 628 caballerías sembradas, y los toques oportunos al cultivo. El experimentado cosechero Alejandro Robaina considera que el secreto de la contienda está en la preparación de las tierras, sin ese cuidado nada es posible, y en tener unas buenas posturas. En estos momentos se acomete el acopio y beneficio de toda esa producción, dispersa en más de 11 000 casas de curación. Se trabaja en la selección del tabaco tapado y rubio, y en breve debe comenzar la del burley, aunque se espera por mejores condiciones de humedad para emprender la zafadura. Los vueltabajeros están inmersos también en los preparativos de la próxima campaña, para la cual se localizaron las áreas de semilleros y se benefician los suelos, con la incorporación de relleno, biotierra, abonos verdes y otros enmendantes en aras de la calidad. Pinar del Río aporta a la industria del torcido del país más del 50 % de la capa y el 100 % del tabaco negro.